Sigue tu instinto…

En una época en donde estamos volcados a comprobar hipótesis y encontrar correlaciones y tendencias, en donde a diario nos desvivimos por contabilizar todo, desde los pasos que damos hasta las calorías que comemos y quemamos, a veces se nos olvida que en última instancia lo que le da vida a todo eso, somos nosotros, los humanos.

Y es que, ya he escrito anteriormente sobre que la observación es para mi uno de los pocos placeres que realmente puedo disfrutar. No siempre es fácil, no siempre genera resultados, pero nos permite estar en constante retroalimentación con nuestro entorno, que en principio, es la vía más fácil para sobrevivir, adaptarnos es la característica que nos mantiene (o al menos a nuestros antepasados de forma más explícita) con vida.

Conversar con la gente que quieres, a pesar de que hayan pasado meses de no verse, siempre te deja con un buen sabor de boca, porque eso es lo que importa, el diálogo que nos enriquece, del cual aprendemos, que nos invita a cambiar la forma en que pensamos, o que, nos ayuda a validar nuestras propias opiniones.

Lo único de lo que creo que podemos estar seguros, es que no hay recetas para vivir, cada uno va por ahí tratando de ponerle su propia sazón. Sea que encontremos una opinión que nos contradiga, u otra que nos reafirme, siempre estaremos ante el mismo escenario: Tomar una decisión. Y nadie nace sabiendo tomarlas.

Hemos convertido nuestro camino en una búsqueda de certezas, lamentablemente en este mundo imperfecto, no las hemos encontrado, ya ven a los físicos, tratando de encontrar la teoría unificadora, quizá la haya, o quizá no, y mientras tratamos de encontrarle un significado a nuestra existencia (por fe o ciencia), hagamos lo mejor que podamos con lo que tengamos.

Sigue tu instinto, ama a quien quieras, ama lo que quieras, pero sobre todo aprende a amarte a ti y no tendrás que preocuparte por encontrar la felicidad, ¿a poco no? (no, no es basura barata de superación personal, es saber que hacer con lo que eres, que necesitas, que deseas, que no, entonces será más fácil encontrar lo que andas buscando)

Cuenten, cómo les va…

Anuncios

Mr. Robot

Hoy terminé de ver la segunda temporada de la serie “Mr. Robot”. Y honestamente, no sé por qué pasó tanto tiempo sin que la viera desde su lanzamiento hace un par de años.

Esta serie se ha ganado un lugar muy especial entre mis favoritas, y tiene decenas de razones para haberlo logrado.

De entrada, el argumento aunque “básico” (hackers y hackeos como tema principal) es desarrollado de forma magistral, con atención a los detalles. Estamos acostumbrados a las historias de hackers al estilo matrix, en donde no sabemos que es lo que realmente están haciendo para “hackear” sistemas, es decir, siempre aparecen con sus celulares, sus decenas de computadoras y pantallas con letras verdes (en muchas he visto que solo son instrucciones de linux, sin nada relevante más que ser una terminal, y eso es cuando deciden invertirle en la atención a los detalles, porque en las más sosas, solamente vemos animaciones o cosas bastante irreales en la práctica). En este caso no es así, podemos realmente seguir (sin entrar en demasiado detalle) una lógica limpia sobre lo que Elliot hace (y deshace) y para geeks como su servidor, simplemente es delicioso.

Con una línea controversial como siempre, no solo se gana un lugar en mis preferencias, sino que también se perfila para convertirse en un clásico de la cultura hacker y/o cyberpunk. Además de que los personajes se van desarrollando integralmente, de tal forma que cada capítulo se disfruta enormemente, además de mantenerte en el suspenso de la serie. El score va muy ad-hoc con la temática underground por lo que la experiencia es memorable.

Mr. Robot es mi recomendación de 2018 (sí, la recomendación no aplica para quienes ya la vieron hace meses  ¬¬).  No es requisito tener conocimientos geeks, pero para los que ya tenemos algunos, se disfrutan mucho más las referencias a lo largo de toda la historia.

Desgraciadamente, aún no está disponible la tercera temporada en Amazon Prime para México, por lo que si alguien sabe en donde más se puede encontrar, sería genial que me lo dejaran saber, en el peor de los casos, supongo que habrá que esperar un par de meses más para que la liberen. Y otros tantos más, para la 4ta temporada.

Gracias por el puente don Benito!

Gracias por el puente don Benito. La historia fue benévola con usted (o al menos la que nos contamos oficialmente) porque tuvo el privilegio de escribirla.

Nos falta mucho para ser el México que en su muy ególatra mente quería que fuéramos, y eso está bien, odiaría saber que hemos cumplido sus deseos.

Quien lo hubiera imaginado, que en pleno 2018 hay quienes lo nombran a usted como justificación para llegar al poder “hemos de gobernar como Juárez” dicen.

Perdón, pero eso de ser como otros, o al menos, voluntariamente y con consciencia de causa, no es lo mío, me repatea el hígado creer que hay recetas secretas para ser ______________ -inserte lo que usted quiera ser-.

Vivir mata y todos lo sabemos, algunos queremos cambiar o destruir el mundo, otros quieren dominarlo para sus fines y bueno… hay quienes solo quieren tener un día feriado para desconectarse de los dos primeros.

Gracias por el puente don Benito, ojalá esté recibiendo todo lo que se merece allá en el cielo, o en el infierno.

Quedamos tablas…

¿Les ha pasado que sienten que hay días en que apenitas la libran? es decir, como llegar a las 11:59 pm con una sensación de estar “tablas” ni ganaste, ni perdiste, solo “sobreviviste a tu día”, bueno, pues últimamente mis días han sido así, y no, no es que me sepulte entre pilas y pilas de trabajo, solo es que no puedo quitarme esa sensación, de llegar así, tablas al final del día.

Solo espero que esta sensación solo sea por la temporada y pronto comience a sentir que le gané al día. Ja, claro, ya viene el horario de verano.


Esta semana cerré una relación y fue bueno, me sentí aliviado por comenzar a defender lo que quiero, lo que necesito, ser fiel a mi mismo bajo cualquier situación.

Gracias por todo.


12.- Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso. (Foto: Paramount Pictures/ Perú.com)

Bueno, el sábado seré dichoso desde las 2:00. Porque es eso, una dicha, regresar a los lugares en los que uno fue feliz, y más, si es con las personas que compartieron esa felicidad.

Amen!!! y hagan lo que quieran #yolo

Se nos acabó la magia…

Hace unos meses comencé a sentirme emocionado por reencontrar a alguien que conocí en la facultad, y lo chistoso de esto es que ya fue hace más de un año. También es chistoso porque esta vez esa emoción se mantuvo por más tiempo, cosa rara para alguien como yo que está acostumbrado a dosis más concentradas y efímeras de felicidad.

A pesar de que me divertí mucho en este tiempo, creo que ha llegado el momento de pasar a otra dimensión, las cosas no existen con poder hablar de ellas, se tienen que construir, y como en toda relación humana, debe ser un esfuerzo mutuo y sincero.

Desgraciadamente, sin voluntad esa magia no puede sobrevivir.

Ser hedonista tiene su precio, cuando te toca volver a ese estado en el que por más que quieras, por más que intentes no puedes recuperar el efecto que te causaba leer sus palabras, escuchar su voz, encontrarte en sus ojos. Sobre todo cuando sabes que fue real, que no te lo imaginaste, y solo te queda volver a la normalidad aceptando que se nos acabó la magia.

 

A cada una de ustedes…

Impotencia, cada vez que ella me dice que odia el transporte público, que de un tiempo acá ya no lo usa para evitar ponen en riesgo su integridad. Impotencia de no poder decirle que únicamente es paranoia, que no le sucederá nada. Impotencia de que, haga lo que haga y cueste lo que cueste, la sensación de sentirse insegura haciendo su vida diaria no desaparece de su mente. Porque no necesita existir un ‘peligro inminente’ de perder la vida, las lesiones ya están ahí en su mente. ¿A caso no es la peor forma de joderle la vida a alguien?

La deprimente verdad es que seguiré en deuda con ella, solo porque me tocó vivir en una sociedad a la que no le importa el prójimo, a pesar de tener una religión, una educación, un trabajo, una familia. Estoy cerca de creer, que esa deuda jamás la podré saldar.

Solo puedo imaginar el horror del que son o han sido presas y no tengo palabras para decir cuanto lo siento.

No importa lo mucho que pueda hacer, lo mucho que me pueda costar.

https://www.facebook.com/elseniortester/posts/1330776903734673

Merlí…

Ya ha pasado algo de tiempo desde que vi la primera temporada de “Merlí”, una de las series que más he disfrutado. Los que me conocen saben que el tema de la docencia, y en particular, la docencia disruptiva, siempre ha llamado mi atención y me ha apasionado enormemente. Así que no fue difícil que me enganchara casi de inmediado.

Hace un par de semanas, agregaron las temporadas 2 y 3, empecé a verlas hasta terminar el día de hoy. Siendo la temporada 3 la última, creo que fue manejada bastante bien, acorde a las expectativas que creó desde el inicio, bueno, quizá un poco más apretados los dos episodios finales, pero bien en general.

Si no han visto esta serie catalana, es momento de que la prueben, y seguramente también se engancharán, producida por Netflix, es una buena apuesta por contenidos un poco más inteligentes, que nos hagan reflexionar un poco más (no se puede demasiado, finalmente, es una producción audiovisual con fines comerciales), pero se agradece el intento por refrescar lo que ya existe, y que a veces, deja mucho que desear.

Larga vida a Merlí, que al menos a mi, me hizo recordar a Segoviano y sus clases de Filosofía y Ética, con sus virtudes y defectos. Desgraciadamente con el paso del tiempo, será más difícil encontrar personas que nos inspiren de esa manera, afortunados quienes tuvimos la suerte de tenerlas en nuestras vidas, aunque sea por unos cuantos meses.

Ama, y haz lo que quieras.