Las cosas que no serán…

En los tiempos que corren, nos hemos acostumbrado a desahogarnos de que las cosas no son como queremos, este post es prueba de ello. Hoy hay más variables sin duda, más riesgos, incertidumbres y miedos.

Es por eso, que deberíamos luchar por tener más certezas, por dar saltos de fe, solo porque es bonito sentir que hacer algo vale la pena, sensación contraria a dejarnos llevar por la decidía y la displiscencia.

Gracias por todo, y perdón por las cosas que no serán.

Que encontremos lo que andamos buscando.

Pd. Se nos muere el 2017, FYI =P

Anuncios

Evoquemos la felicidad…

Hace ya algunos meses, me encontré con este video de un(os) sueco(s). Y honestamente, me cargó la pila increíblemente.

Días después encontré este otro video, y se me salieron algunas lágrimas.

Y es que, en la ya larga trayectoria en la red desde sus inicios, nunca había encontrado un esfuerzo colaborativo como este, en donde fuera tan palpable la forma en que “la buena ondita” se contagia. Desde que vi este clip, me declaré fan de Wintergatan, y después de ver todo su material, bueno, no pude más, a ellos les debo grandes dosis de felicidad, y una admiración como pocas veces la he tenido por alguien. Y miren, que considero que es muy difícil que alguien desarrolle en mi esa admiración.

Cada nota de sus melodías siempre me ha puesto tremendamente feliz, cientos de reproducciones que ya se acumulan en el scrobbler de last.fm, y se antojan para muchas más.

Si después de ver estos dos videos, puedes tan solo sentir un poco de lo que a mi me transmitieron, estarás de acuerdo en que son increíbles.

¿Me acompañas a ser felices?.

Confío en que sea parte del soundtrack de momentos inolvidables.

Pd. Sobra decir que es una muestra de como el trabajo colaborativo no tiene límites si se hace con pasión y “se siente en cada paso”.

Anoche soñé contigo…

Estábamos sentados en un parque, y de repente llegan un chico y una chica…

-Hola ¿estáis enamorados o algo asi?

-No, me lo tiene prohibido.

“Nuestros amantes”, una de esas pelis iberoamericanas que están hechas cual artesanía, la fotografía, el score, las actuaciones, los planos frescos y amplios… Que me hicieron recordar obras como “El lado oscuro del corazón” o “Tango”, puras dosis de drogas neuronales, ya saben, endorfinas, serotonina, y esos cócteles que nos dejan hechos unos auténticos idiotas disfrutando del viaje.

https://youtu.be/_ZEv_WayKb4

Nivel 15 en Ingress ☑️

Llegamos al nivel 15, de la mano de la medalla platino ‘sage’ conmemorativa del aniversario 5 de Ingress.

Ya solo falta el último trecho de 16 millones de AP. A echarle ganas para terminar con el objetivo 101 en 1001 alcanzado.

Buen ingress!

Gira, gira!

20170902_145135_Burst01-ANIMATION.gif

Así…

Vine a sacudir el polvo…

Ya, ya vine a escribir en el blogcito, a sacudir el polvo pues!!!!!

Han pasado muchas cosas obviamente, pero no todas dejarán registro en estos posts.

De entrada la PC que ya me ha acompañado por cerca de 7 años, falló, esta vez dejé que windows 10 lo resolviera, (porque con el tiempo uno va perdiendo las ganas de empezar de cero una vez más), pero como todos sabemos, tratándose de windows, no podía salir bien, así que valió caca. Ahora tengo que empezar de cero a fuerza, ya saben, eso de respaldar, formatear, instalar, recuperar… pfff. El karma siempre nos alcanza.


En lo laboral, el cambio se ha hecho presente, poniendo a prueba algunas habilidades e inherentemente llega la obligación de desarrollar otras más, obligación no por que sea un mandato, sino porque son esas cosas en la vida que uno tiene que hacer para poder seguir en la busqueda de la pregunta que da como resultado 42. Afortunadamente, el horizonte esta vez parece ser más divertido e innovador, dos ingredientes que son parte de mi propia fórmula de la felicidad.


No todo ha ido tan bien, el curso de Noruego (V.2) bailó las calmadas, un poco por los cambios laborales, otro poco por… la rutina supongo, nunca he sido particularmente estructurado, pero esa falta de “rectitud” (o lo que eso pueda significar), siempre termina por ser compensada por el impulso que genera la pasión por hacer las cosas (impulso que suele ser sobresaliente, lo malo, es que no se presenta tan seguido como quisiera).


Seguimos tratando de cumplir con la lista de las 101 en 1001, aunque vamos lejos todavía, y el tiempo se agota. Vamoa calmarnos, y a volver a echarle ganitas, obvi, ya entrados en 2018. Je


“No soy bueno para hacer café, soy mejor contando historias” es un diálogo que acabo de escuchar en algún video, ¿WTF? como si hacer café fuera una ciencia (excluyendo las exquisiteces gourmet).

De las ‘dinámicas sociales’…

Para nadie es un secreto que no soy la persona más hábil cuando se trata de las interacciones sociales, puedo tener mil virtudes pero estoy seguro que esa no es una de ellas.

Un buen día, mientras estás articulando una buena historia del por qué ya no tienes a X o Y persona en tu vida, tu mejor amiga te interrumpe y haciendo gala de ese sarcasmo que tanto disfrutan ambos; te receta una epifanía:

Bueno, tu porque vives en Marte, pero para el 99.9% de las personas que vivimos en la tierra, hubiera sido fácil darse cuenta de que ella tenía un interés de controlarte y se adjudicaba todo lo que hacías por ella, como si fuera a causa de sus manipulaciones. Y no porque lo hacías por cuenta propia, es que no te conoce, era obvio que no supiera. Así es la gente. Así eres tú.

Obviamente eso detonó una (aún más larga) charla, sobre ‘la dinámica social’ en la que la gente asume las justificaciones más simples. (que encaja perfectamente en la vieja máxima de, “para dos explicaciones posibles de un fenómeno, la gente elegirá la más simple). He ahí mi punto, el sesgo de asumir lo más simple y fácil no siempre es lo correcto o lo verdadero.

I.e. Si Ana Fernández, es buena en matemáticas podría explicarse por estás dos razones:

1. Ana nació con un don para las matemáticas, además de que sus padres tienen una formación universitaria en ese campo.

2. Ana, ha estado estudiando desde que tiene memoria, particularmente con gran ahínco esa rama del conocimiento humano, a traves de los años ese camino la ha llevado a desarrollar una cosmovisión de que las matematicas gobiernan la realidad.

Obviamente un porcentaje alto de las personas elegirían la primera opción, porque es la más simple creer que Ana no tuvo que hacer nada, porque heredó las habilidades y conocimientos de sus padres. Restándole inherentemente cualquier mérito propio que ella haya o no haya podido conseguir.

¿Y saben qué? Odié eso, es decir no lo que ella me dijo acerca de la ‘dinámica social’, sino de que somos bien pinches simples. Obviamos todo como especie, damos por hecho miles de cosas a cada instante, el día, la noche, la vida, las personas y su actuar. Tanto homo sapiens para que al final, de forma unilateral y perezosa elijamos no pensar, sino solo “creer”.

Osh.

En fin, es algo que no hay que arreglar ni nada por el estilo, porque es la naturaleza humana, pero eso no quita que de vez en cuando te afecte el que la gente elija apagar su cerebro.

Por cierto, también descubrimos que podríamos ser unos Eleanors, Chidis, o incluso un Jason, pero jamás, jamás, seríamos una Tahani.

http://m.imdb.com/title/tt4955642/?ref_=m_tt_ov_inf

Sean felices, de la forma en que mejor les plazca. A veces la vida no es un juego de suma cero, piensen en eso.

Pd. Ya saben que es uno de mis lugares favoritos, pero no había visitado la sucursal de Insurgentes. Está muy agradable y es una garantía de que pasarán un rato genial. Ah sí, Gracias a Dani Milla que me recomendó la picaña, y fue genial.