Categoría: Trabajo

Ficciones corporativas.

La imagen puede contener: 4 personas
El Tío Charly, me pidió una foto y no pude decirle que no.
No importan las fotos, sino los aprendizajes que te dejan, la humildad es un bien escaso entre tanto poder y riqueza, si puedes inspirar, empatizar, compartir una misión (y visión), ser un líder legítimo, lograr que confíen en tí, y como un plus, que te tengan cariño, eso no se logra maquillando la realidad.
Lo demás, es soberbia y vanidad.
La organización la hacen todos, desde arriba hasta abajo, y cada uno merece respeto de y para la institución. Un líder no necesita que le repitan que todo está bien, necesita ver la realidad (aunque esa realidad no le guste).
El compromiso, donde es clave, en colaborar con la institución para cambiar la realidad, no para maquillarla.

 

Anuncios

#asínopuedotrabajar

Advertencia: Sí, todavía no tengo hijos, escribo desde esta posición, así que advertidos están. (Y hay mucha más gente que no los tiene).
Papás y mamás!!! de verdad, denle prioridad a saber si sus hijos tienen déficit de atención, trátenlos! luego ellos crecen y viven sin saberlo. Eso no es lo peor, entran a trabajar y quieren que les guardemos el secreto.
 
No, no los consientan, no sean sus amigos, no los sobre protejan, solo tienen que educarlos, al menos como los educaron a ustedes (si no salieron tan mal), es en serio.
El Mundo está mal, pero se pondrá peor, y lo que menos necesitamos son personas que no ayuden a los demás a mejorarlo. Sé que nadie nace sabiendo como ser padre o madre, pero de verdad confíen en su sentido común, estoy seguro que los guiará, busquen dejarle al mundo mejores personas que las que hoy tenemos, porque de verdad, sin ellas, estamos acabados.
Inculquen curiosidad, pasión, colaboración, observación, déjenlos que se enfrenten a la realidad (no es un cliché, pero déjenlos que se caigan, para que puedan levantarse).
Hagan lo posible, para que esos niñ@s de hoy, sean personas que se hagan las mejores preguntas respecto a su realidad, no que estén esperando a que todo suceda (en el mejor de los casos, cuando saben que quieren que suceda).
Qué impotencia y frustración es no poder contar con personas que no han desarrollado las aptitudes y que no les interesa hacerlo.
Siempre he estado abierto a enseñar todo lo que sé, y colaborar a encontrar lo que no sé. Pero ya no puedo más con dos compañeros.
Papás, mamás. Si este post hiere susceptibilidades, me disculpo, pero solo les pido una cosa, hagan un pequeño ejercicio de reflexión, no somos eternos, y como dije antes, tratemos de dejarle mejores personas a este mundo, por lo que les dure.
Sería bueno leer sus comentarios, tanto si son positivos, como negativos. Pero creo que es necesario el debate.
Pd. Lo del TDA, obviamente no lo digo en serio, he visto casos en que eso no es un impedimento para que las personas sean sobresalientes…
día de PH.
bytes.

Blót XXXI – til árs ok friðar

“Felicidades por una vuelta más al sol”

-Héctor F.V.

Y es que, es cierto, estamos tan acostumbrados a ver nuestras vidas en una escala de medición tan básica como el tiempo tan lento en el sobrevivimos nuestra existencia (aunque sí, el tiempo sea relativo), que pocas veces nos ponemos a pensar en lo complejo precisamente de existir. Ahora sí que, “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio…”

Como cada año, hacemos un recuento de la existencia, aunque no necesariamente es estático ni excluyente de todos los anteriores, al contrario, la perspectiva del tiempo transcurrido hace que veamos los eventos y los cambios de manera distinta, porque al final, ninguno de nosotros sobrevive a él.

Lo más rescatable de este año, es el esfuerzo por intentar cerrar los 101 en 1001, (del que ya solo me quedan dos años, y no veo avances claros jaja), se ha vuelto un poco complicado, este año han cambiado varias cosas; Completé la maestría y en un par de semanas por fin recibiré el documento oficial para cerrar ese ciclo, con ánimos para iniciar otro, que honestamente me trae la cabeza hecha un caos porque aún no decido cuál es la dirección del nuevo proyecto académico, estoy entre estudiar una maestría “fácil” (aunque ninguna lo es, solo creo que son más o menos interesantes), tratar de buscar dar clases en la UNAM, o estudiar una maestría en el extranjero.

Por otro lado, el proyecto de la vida en solitario no fue del todo satisfactorio, aunque dejó muchos aprendizajes, desde los más básicos, hasta los más complejos, el principal es que a pesar de que tengo un gran talento para resolver mis problemas (creo, sí, con humildad de rigor), aspectos como la calidad y costo de vida en el DF, son bastante peores de lo que imaginé. También la clara necesidad de cerrar algunos temas con la familia que no quiero dejarlos abiertos, no porque no pueda, sino porque en el futuro estoy seguro que regresarían a hacerme polvo. Y por supuesto, los aprendizajes sobre planeación estratégica de que objetivos tiene uno en la vida, en parte, eso fue lo mejor. Aprender que lo que te hacen creer que es lo que quieres no es lo que quieres, simplemente no tiene precio. Y como está de moda en metodologías ágiles, mejor fallar fuerte y rápido que no hacerlo.

Ligado al punto anterior, está el darle una revisada al ejercicio de prospectiva que hice para una clase en la maestría, creo que sigue teniendo un peso importante y no caduca, solo es cuestión de actualizarlo, hacer planes para tener sólidas las bases del futuro, y contemplar los cambios que pueden suceder, obviamente, no compras ni aseguras el futuro, pero al menos tienes más claridad de lo que puedes o no puedes hacer bajo ciertos escenarios, en donde está tu punto de quiebre, y que sí o sí no puedes dejar al azar (y no, no estoy hablando como un “Don Kike”, sino que así es esto de ir creciendo, –creo-). Parte de lo que recuerdo del ejercicio, es que decía que cuando a uno le preguntan, en donde se ve en 10 años, se ve con atributos psicológicos y no con físicos, es decir, te ves exitoso, con una familia, o con un negocio, pero no te ves, más viejo, menos fuerte, más achacoso, aunque eso sí esté asegurado en mayor o menor medida.

En lo laboral, ha sido un año agridulce, a pesar de que estoy de acuerdo en que uno debe estar abierto a aprender, también creo que la mayoría de las veces, las organizaciones no lo hacen, obviamente eso las lleva a pagar altos costos para tratar de mantenerse en la cresta de la ola, aun queda mucho por ver, hace 5 años estaba seguro de que muchas cosas se podían cambiar, y era ingenuo obviamente, si pudiera mandarle un mensaje por Same Time al Kike de ese entonces, le diría, “Ni te desgastes, eso no sucederá”. Reenfocar esfuerzos, mmm, puede ser, en algunos casos, no darse por vencido no importa la resistencia que encuentres, amiga o enemiga. Pero sobre todo, dos cosas: 1.- Los resultados son o no son, y 2.- Solo es un trabajo, y en últimas fechas, tener esto bien claro me ha sido de gran ayuda. Al final, eres más inteligente que la empresa para la que trabajas.

En las relaciones, fue un año de entradas y salidas, es cierto que el tiempo también ayuda a no ciclarte con relaciones que no te dejan nada, ahora, creo que he cambiado un poco mi enfoque, antes pensaba que las cosas eran más de blancos y negros, hoy, a pesar de que en el fondo sigue siendo ese, creo que he desarrollado una aproximación más “indiferente” a eso, porque entiendes que la realidad no es gobernada por tus deseos, y que no puedes obligar a nadie, a irse, o a quedarse. Así pues, te vas concibiendo libre, libre de ser y estar con quien se te de la gana, en el momento que se te de la gana. Sin compromisos. Porque nadie está obligado a lo imposible.

Ya veremos que nos depara el nuevo año, pero ante la incertidumbre, lo mejor que puedo hacer es prepararme para cosas que aún no he pensando que me va a tocar resolver, en todos los ámbitos. Sí, obviamente da miedo (y mucho), pero no vamos a salir vivos de esta, así que a vencer ese miedo y disfrutar la vida.

Gracias por coincidir, conmigo, aunque parezca trivial, no lo es.

Motivación, tiempo y oportunidad de practicar.

 

til árs ok friðar

a.k.a. “Por un buen año, y paz”

Blót, me encantó el término vikingo Lengua fuera

El día de la toalla, y por qué todo parece encajar en este rompecabezas.

Hay momentos en mi vida que los que solo puedo detenerme a observar como las serendipias se reúnen y bailan juntas al compás de la misma melodía universal de la felicidad

El 25 de Mayo, es el día de la toalla. En honor a Douglas Adams, autor de la saga “La guía del viajero intergaláctico”, una obra por demás deliciosa por el uso que hace de elementos como críticas a la sociedad, humor negro e irónico y un poco de ciencia ficción, es decir, una obra que para todos los que nos consideramos geeks, es sustancialmente rica. En 2005 se lanzó la película The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, una verdadera joya. Es una película para saborear, y para descubrir muchos de los mensajes que tiene escondidos, como “Deep Mind” (Es precisamente, de esta obra, que la IA de Google recibe su nombre, sí, esa que hoy en día puede replicarse a sí misma), o la respuesta al origen de la vida, el universo y todo lo demás, 42.

A Adams, le preguntaron varias veces el significado que tenía ese número, queriendo buscarle tres pies al gato, hasta que dijo que en realidad no significaba nada, no era una clave a otras dimensiones ni nada, solo fue el que eligió, aunque pudo ser cualquier otro número.

Cuando pude ver la película realmente la disfruté, Martin en particular, es similar para mi, a “sonrisas” de Toy Story 3, o “Scamper” de Igor, me encantan esos personajes depresivos que al mismo tiempo, son involuntariamente muy divertidos, a los que les pasa de todo pero que en el fondo, su rol es hacerla de pegamento entre los demás protagonistas, sacarte esa sonrisa en el momento menos esperado, y obvio, ganarse el privilegio de ser rememorados por esa combinación de factores.

Los que me conocen, estarán de acuerdo en que hago mucha referencia al número 42 en mis conversaciones cotidianas, pues bien, el origen de esa manía es precisamente la obra de Adams.

———————————-

Watson & Towel Day @ IBM

Este es el primer año que “celebramos” el día de la toalla en la empresa, y esto que voy a decir es solo mi opinión, de ninguna manera representa la posición de IBM.

Bueno, como sabrán, llevamos algunos años con el desarrollo de Watson, (¿recuerdan Deep Blue? ¿la computadora que le ganó al Gary Kasparov en Ajedrez?, pues Watson es su revolución, con mucho de Machine Learning, analítica y nube, o sea, todas las tecnologías que forman el portafolio de la empresa, y mucho más).

En fin, Watson, ha estado evolucionando, en parte para madurarlo y que pueda comercializarse más eficientemente que solo una línea de investigación en Computación e Inteligencia Artificial, y para ello, se han presentado varias oportunidades, como la vez que Watson participó en Jeopardy y le ganó a los campeones, ¿se les hace familiar? Kasparov!!!! cof, cof, cof. Así pues, mientras que hace un par de años era solo un prototipo para ver “hacia a dónde podíamos llegar” hoy cada vez, se le puede ver integrado en soluciones bastante cotidianas, que van desde investigar y analizar tratamientos contra el cáncer, como asistente médico, como motor de reconocimiento de imágenes, como asistente para identificar rasgos de la personalidad (Watson, Personality Insights), entre muchas más chucherías en las que está metido (y más en las que se está metiendo).

Bueno, pues para mi, este año celebramos el día de la toalla, sí, un poco para recordar a Douglas Adams y su obra tan exquisita, aunque también, aprovechamos para hablar más de Watson, haciendo un símil (muy sutil) a “Deep Mind” (lástima que Google se nos adelantó con el nombre), que en la obra de Adams, es el computador más potente que existe en el universo, cuyo objetivo único es responder a los misterios del origen de la vida, el universo y todo lo demás, tardando millones de años para llegar a la conclusión (validada arduamente) de que la respuesta es sin lugar a dudas, 42.

———————————

Sinapsis y serendipias.

A veces, puedo patear mucho el pesebre, lo sé, y en ocasiones me siento mal por hacerlo aunque mis razones no sean para atacar a Big Blue, sino para expresar mi deseo de que sea mejor cada día, pero en días como el de hoy, y cuando su ADN geek, se mezcla con el mío, producen unas sensaciones casi sublimes, como cuando salió la película “Hidden Figures”, mezclando Big Blue y la carrera espacial. En fin, gran parte de mi psique está enlazada con Watson, (de momento solo figurativamente hablando, quizá un día, sea más literal, no sabemos), pero más que con Watson, con lo bueno y lo malo que durante más de 100 años, Big Blue ha impactado en la humanidad, y a pesar de que yo no tenga el gran talento que muchos ibemistas sí tienen y han tenido (Computación Cuántica, Watson, Nanotecnología, Chips, IA, cientos de miles de patentes), a veces, y solo a veces, realmente me siento parte de ese núcleo de innovación. Y eso señoras y señores, es una sensación indescriptible.

Por lo que dure.

DAr2Ep7XgAAxQM4

 

“una toalla es el objeto de mayor utilidad que puede poseer un viajero interestelar. En parte, tiene un gran valor práctico: uno puede envolverse en ella para calentarse mientras viaja por las lunas frías de jaglan Beta; se puede tumbar uno en ella en las refulgentes playas de arena marmórea de Santraginus V, mientras aspira los vapores del mar embriagador; se puede uno tapar con ella mientras duerme bajo las estrellas que arrojan un brillo tan purpúreo sobre el desierto de Kakrafun; se puede usar como vela en una balsa diminuta para navegar por el profundo y lento río Moth; mojada, se puede emplear en la lucha cuerpo a cuerpo[…]”.

Douglas Adams.

Las empresas son personas, y no, no es trivial

Hace unos años, mientras mi camino en la red exploraba los CMS como php-nuke, mientras planeaba desarrollar mi propio portal de contenidos para vender publicidad (como muchos en esa época), entre tanto navegar, di con un video que a mi gusto es de los mejores de la historia solo rivalizando con “sunscreen”, es este.

El guión es brutal, mágico, inspirador.

Años después, cuando me hicieron mi entrevista para el outsourcing, y me dijeron que la posición era para estar en Blg Blue, una sobredosis de serotonina y oxitocina me inundaron completamente, honestamente, no era una opción para mi viniendo de los primeros esfuerzos con ciudad Slim II, sin embargo la oportunidad era genial, trabajar en una de las grandes compañías tecnológicas con más historia en el mundo.

Tantos aprendizajes, tantos cambios.

Alguna vez Javier me preguntó en una junta, ¿cuál había sido mi mayor reto en la empresa, y cómo es que lo había solucionado?, a lo que solo pude responder, que mi mejor reto y satisfacción había sido integrar un gran equipo de trabajo con Ame y Dani, y era la verdad. Creo que la integración al nivel en el que tus compañeros ya no tienen que decir mucho para comunicarse eficientemente, es un estado casi supremo, y que en realidad está a un paso de convertirse en una gran amistad.

Lo que va de la semana, ha sido un poco difícil, Ame ya no está más, se fue a buscar más retos y no deja de haber sentimientos encontrados, tristeza y euforia, tristeza porque ya no iremos a comer los tres juntos y divagar sobre todo o nada, pero euforia por saber que a donde quiera que vaya, encontrará éxitos.

Lamento mucho que Big Blue no haya podido transmitirle a Ame  a través de su organización, lo que me transmite el video de IBM Linux. En días difíciles regreso a visualizar este video…

Éxitos!

Reto IBM Fitbit Octubre 2016

Siguiendo con los posts pendientes, es el turno del post acerca del reto IBM Fitbit

En agosto, recibimos una pulsera Fitbit Flex (1a generación) por parte de la compañía, con el fin de participar durante todo octubre en el reto, que básicamente consistía en hacer la mayor cantidad de pasos al día durante todo el mes, participando las localidades de Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

La verdad es que al principio todo fue bien, de hecho me gustó el reto y para la mitad del mes aproveché para sumarlo a Ingress de tal manera que me iba a caminar a Chapultepec un día a la semana, así, cumplía ir sumando AP y KMs para la medalla de Trekker 1000Km, y mis pasos para el día del reto. Dos pájaros de un solo tiro. Personalmente, creo que todo se descompuso la última semana y media del reto, por tanto trabajo y actividades de la maestría dejé de hacer los pasos, además de que coincidió la última semana en que pedí vacaciones y estuve en casa de mis papás sin sumar pasos.

Tristemente no llegamos a cumplir el reto principal de las 101 en 1001 que era precisamente terminar dentro del top 50 de los participantes, quedé en el lugar 76, por lo que sirva este post también para documentar el fracaso en ese objetivo, es decir, sí terminé pero no se cumplió con el objetivo. Aún así, creo que será divertido seguir yendo a caminar y sumar pasos, aunque el reto haya finalizado. Aunque honestamente, la organización de ese reto creo que tiene un problema, puesto que al menos para la Ciudad de México, los primeros lugares tienen una sombra sobre su clasificación, debido a que sobrepasan por mucho la media de una persona que trabaja una jornada completa, llegando a registrar 48,000 pasos al día durante una semana, y llegando a promedios durante todo el mes de 39,000 pasos diarios, lo cual hasta para personas con gran condición física es algo difícil de registrar, si no se dedican full time al deporte profesional. Ni hablar, siempre nos quedará la duda, tristemente.

El premio para los primeros lugares de cada localidad consiste en un Apple Watch de primera generación, al parecer, y hasta donde yo tenía conocimiento, para Monterrey mi compañero Ángel Gabriel logró llevarse el premio, aunque con el cierre de Octubre ni hemos tenido tiempo de verificarlo. De ser así, sirva este post también para hacerle un reconocimiento y felicitarlo por el mérito.

Lo que me deja este reto, (además de un nuevo Fitbit Flex, de a grapa) es que este tipo de retos, son un buen incentivo, no tan solo para entrarle al ejercicio y a mejoramiento de la salud, sino en general, mejoran la convivencia (cuando son transparentes y bien coordinados), además de que ayudan a “ponerte la camiseta” del equipo en el que participas.

Pienso que el modelo aún tiene mucho que dar, la gamificación dentro de las empresas podría redituar en múltiples beneficios organizacionales, y quizá, podría ser un tema bastante interesante si a eso le sumamos las posibilidades que tiene Big Blue en cuanto a poder de procesamiento, analítica y Watson, incluso estoy convencido de que podría ser una buena línea de innovación para poder vender servicios empresariales de Desarrollo Organizacional basado en gamificación. Quizá eso pueda ser un buen tema de tesis o trabajo recepcional para alguien… cof cof, cof cof.

Me encanta IBM cuando en un detalle, me permite ver el futuro, aunque solo sea de momento, una roca.

image

Recuérdalo siempre.

Tu empleo no te define.