Anoche soñé contigo…

Estábamos sentados en un parque, y de repente llegan un chico y una chica…

-Hola ¿estáis enamorados o algo asi?

-No, me lo tiene prohibido.

“Nuestros amantes”, una de esas pelis iberoamericanas que están hechas cual artesanía, la fotografía, el score, las actuaciones, los planos frescos y amplios… Que me hicieron recordar obras como “El lado oscuro del corazón” o “Tango”, puras dosis de drogas neuronales, ya saben, endorfinas, serotonina, y esos cócteles que nos dejan hechos unos auténticos idiotas disfrutando del viaje.

https://youtu.be/_ZEv_WayKb4

Anuncios

De osciladores que provocan que se enchine la piel…

Siempre me ha gustado el sonido de los sintetizadores en la música, creo en verdad que potencializan los sentidos y liberan la imaginación. Y que decir de cuando están integradas en obras audiovisuales como score.

Ya se estrenó la segunda temporada de Stranger Things, y además de lo adictivo de la historia, lo que disfruto ampliamente es lo bien logrado de su atmósfera, destacando la calidad de las melodías que son el complemento perfecto de las visuales.

Acá un poco de polvos mágicos hechos ondas acústicas. Como para emprender el viaje.

https://open.spotify.com/embed/album/2l0rdHb97fQidl9dsOxE6B

Blót XXXI – til árs ok friðar

“Felicidades por una vuelta más al sol”

-Héctor F.V.

Y es que, es cierto, estamos tan acostumbrados a ver nuestras vidas en una escala de medición tan básica como el tiempo tan lento en el sobrevivimos nuestra existencia (aunque sí, el tiempo sea relativo), que pocas veces nos ponemos a pensar en lo complejo precisamente de existir. Ahora sí que, “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio…”

Como cada año, hacemos un recuento de la existencia, aunque no necesariamente es estático ni excluyente de todos los anteriores, al contrario, la perspectiva del tiempo transcurrido hace que veamos los eventos y los cambios de manera distinta, porque al final, ninguno de nosotros sobrevive a él.

Lo más rescatable de este año, es el esfuerzo por intentar cerrar los 101 en 1001, (del que ya solo me quedan dos años, y no veo avances claros jaja), se ha vuelto un poco complicado, este año han cambiado varias cosas; Completé la maestría y en un par de semanas por fin recibiré el documento oficial para cerrar ese ciclo, con ánimos para iniciar otro, que honestamente me trae la cabeza hecha un caos porque aún no decido cuál es la dirección del nuevo proyecto académico, estoy entre estudiar una maestría “fácil” (aunque ninguna lo es, solo creo que son más o menos interesantes), tratar de buscar dar clases en la UNAM, o estudiar una maestría en el extranjero.

Por otro lado, el proyecto de la vida en solitario no fue del todo satisfactorio, aunque dejó muchos aprendizajes, desde los más básicos, hasta los más complejos, el principal es que a pesar de que tengo un gran talento para resolver mis problemas (creo, sí, con humildad de rigor), aspectos como la calidad y costo de vida en el DF, son bastante peores de lo que imaginé. También la clara necesidad de cerrar algunos temas con la familia que no quiero dejarlos abiertos, no porque no pueda, sino porque en el futuro estoy seguro que regresarían a hacerme polvo. Y por supuesto, los aprendizajes sobre planeación estratégica de que objetivos tiene uno en la vida, en parte, eso fue lo mejor. Aprender que lo que te hacen creer que es lo que quieres no es lo que quieres, simplemente no tiene precio. Y como está de moda en metodologías ágiles, mejor fallar fuerte y rápido que no hacerlo.

Ligado al punto anterior, está el darle una revisada al ejercicio de prospectiva que hice para una clase en la maestría, creo que sigue teniendo un peso importante y no caduca, solo es cuestión de actualizarlo, hacer planes para tener sólidas las bases del futuro, y contemplar los cambios que pueden suceder, obviamente, no compras ni aseguras el futuro, pero al menos tienes más claridad de lo que puedes o no puedes hacer bajo ciertos escenarios, en donde está tu punto de quiebre, y que sí o sí no puedes dejar al azar (y no, no estoy hablando como un “Don Kike”, sino que así es esto de ir creciendo, –creo-). Parte de lo que recuerdo del ejercicio, es que decía que cuando a uno le preguntan, en donde se ve en 10 años, se ve con atributos psicológicos y no con físicos, es decir, te ves exitoso, con una familia, o con un negocio, pero no te ves, más viejo, menos fuerte, más achacoso, aunque eso sí esté asegurado en mayor o menor medida.

En lo laboral, ha sido un año agridulce, a pesar de que estoy de acuerdo en que uno debe estar abierto a aprender, también creo que la mayoría de las veces, las organizaciones no lo hacen, obviamente eso las lleva a pagar altos costos para tratar de mantenerse en la cresta de la ola, aun queda mucho por ver, hace 5 años estaba seguro de que muchas cosas se podían cambiar, y era ingenuo obviamente, si pudiera mandarle un mensaje por Same Time al Kike de ese entonces, le diría, “Ni te desgastes, eso no sucederá”. Reenfocar esfuerzos, mmm, puede ser, en algunos casos, no darse por vencido no importa la resistencia que encuentres, amiga o enemiga. Pero sobre todo, dos cosas: 1.- Los resultados son o no son, y 2.- Solo es un trabajo, y en últimas fechas, tener esto bien claro me ha sido de gran ayuda. Al final, eres más inteligente que la empresa para la que trabajas.

En las relaciones, fue un año de entradas y salidas, es cierto que el tiempo también ayuda a no ciclarte con relaciones que no te dejan nada, ahora, creo que he cambiado un poco mi enfoque, antes pensaba que las cosas eran más de blancos y negros, hoy, a pesar de que en el fondo sigue siendo ese, creo que he desarrollado una aproximación más “indiferente” a eso, porque entiendes que la realidad no es gobernada por tus deseos, y que no puedes obligar a nadie, a irse, o a quedarse. Así pues, te vas concibiendo libre, libre de ser y estar con quien se te de la gana, en el momento que se te de la gana. Sin compromisos. Porque nadie está obligado a lo imposible.

Ya veremos que nos depara el nuevo año, pero ante la incertidumbre, lo mejor que puedo hacer es prepararme para cosas que aún no he pensando que me va a tocar resolver, en todos los ámbitos. Sí, obviamente da miedo (y mucho), pero no vamos a salir vivos de esta, así que a vencer ese miedo y disfrutar la vida.

Gracias por coincidir, conmigo, aunque parezca trivial, no lo es.

Motivación, tiempo y oportunidad de practicar.

 

til árs ok friðar

a.k.a. “Por un buen año, y paz”

Blót, me encantó el término vikingo Lengua fuera

La pasión y buena vibra son el combustible de este motor…

Podría decir que no solo la buena vibra, también la mala, pero pocas veces nos damos cuenta cuando las cosas van bien.

Sin ser tan esotérico, es bien sabido que creo en eso de la vibra, la energía positiva y el hacer el bien (aunque no siempre uno está de buenas para practicar con el ejemplo, bueno, dejaríamos de ser humanos si no).

También, está documentado en este blog, que en mi caso, tengo la teoría de que esta buena ondita es estacional o por temporadas, como una onda que sube y baja, y desde que encontré a Wintergatan en youtube, creo que la música me hace sentir un poco más de lo normal, no es que sea un grinch, pero pocas melodías me erizan la piel o reconozco un sentido universal, así que cuando las encuentro, simplemente no puedo dejarlas ir, es como cuando conoces a alguien, la primera impresión es (generalmente) la que se queda grabada en tu memoria.

Sophie, es una de esas intérpretes que podría denominar eclécticas, porque ha hecho lo que se le ha dado la gana, (así como Jamiroquai), no es que sea fan fan, pero de vez en vez, artistas como ellos, me sorprenden porque en realidad les sale muy, muy bien lo que se proponen, no es que estén en foco todos los meses o todos los años, no, al contrario, me parece que podrían tener un protagonismo mucho mayor si se lo propusieran, aunque eso puedo intuir, no es lo que están buscando precisamente (como sucede con la gente apasionada de lo que hace).

Admiren a Sophie, en Puerto Vallarta.

Se antoja estar ahí, con ese soundtrack exquisito.

21.3.17.12.47. Bienvenido Misael!

Si bien es cierto que con el tiempo te vuelves un poco más complicado para establecer relaciones de amistad duraderas (y creo que aún más si se trata de mi, desgraciadamente) también es cierto que aprendes a valorar más las que tienes, las que sobreviven y persisten al tiránico pasar del tiempo. Pero sobre todo, quienes elegimos ser y estar a pesar de nuestra imperfecta condición de ser humano.

Dicho lo anterior, me alegra mucho escribir que después de una larga espera, por fin, “el sobrino” como ya me lo ha encargado Fer, ha visto la luz de este gran mundo, y a pesar de que creo que soy como “Harry” de About Time (grinch y misántropo de tiempo parcial), creo que ha llegado en un día por demás cargado de simbolismos, como que es el equinoccio de primavera (aunque creo que fue ayer en realidad), pero bueno, saben a lo que me refiero.

Bienvenido seas Misael, a este mundo en que a pesar de que algunos nos quejamos amargamente (a veces) de su imperfección, la realidad es que es (todavía) un lugar lleno de milagros en el universo. Bienvenido al único planeta que puede albergar vida, perdónanos por adelantado de lo que hemos hecho con él, pero la buena noticia es que tu puedes hacer mucho para dejar tu propia huella, y sobre todo, inspirar a otros para hacer cosas enormes. Estoy seguro que tu mamá, mi querida Fer, sabrá hacer de ti un hombre diligente, con un gran futuro por delante. Fer, sabes que tu felicidad es compartida por quienes te queremos, mi deseo es que puedas encontrar día tras día la forma de catalizar todas las experiencias (buenas y no tan buenas :S) en puritita felicidad y sobre todo, mucho aprendizaje.

Seguramente no todo será miel sobre hojuelas, pero cuando parezca que la paciencia se termina o que las condiciones son adversas, recuerda que tienes el talento, la habilidad y el ingenio de salir victoriosa (con humildad de rigor).

Dicho lo propio, ahora sí, pasamos a lo mejor, a lo que en situaciones como estas dice mucho más que todas las palabras. La música :D

Estas rolas, son para ti. Misael!

Larga vida, ser de luz.

 

Ama.

 

Nuevos horizontes…

¿Han tenido esa sensación de que no encajan? ¿que algo se les ha perdido en el camino? ¿que no tuvieron la oportunidad de cerrar cierto ciclo? seguro que sí.

Quiero ser muy cauto con este post, y a la vez, quiero atreverme a romper con MI esquema actual, que es un tanto de zona de confort.

Trabajar en Big Blue ha sido una experiencia interesante, muchas veces buena, otras pocas no tanto, pero al final, ha sido un camino lleno de pasión.

Quiero ser cauto en no establecer metas demasiado altas como para no cumplirlas, pero es que, en los últimos meses de la maestría he sentido que hay algo que necesito completar, como esa pieza del rompecabezas que no puedes encontrar, y con lo intolerante que puedo llegar a ser, no puedo dejarlo así, al menos debo intentar llenarlo, porque todo parece estar más integrado a medida que avanzo en este camino.

He decidido buscar estudiar una nueva licenciatura. Ya sabemos que la vida siempre resulta ser irónica, y ésta vez puede ser la oportunidad para poder recorrer una ramificación de mi línea de tiempo, esa, en la que era aceptado en la UNAM para cursar la ingeniería en sistemas, y que en el 2004 estuvo a 11 aciertos de volverse realidad. No prometo que será el próximo año, aún tengo que ordenar cosas en mi vida y planear a largo plazo, pero quizá en dos años más.

Después de todo, si bien es cierto que el destino importa, también lo es el viaje que hagas para llegar a él. Y, si todo sale bien, podría consolidar varios objetivos compatibles.

Quiero ser cauto, pero pienso que éste es uno de esos momentos que, sin pensarlo, han cambiado el rumbo de lo que soy ahora.

IMG_4831-1

Solo tenemos una vida, hagamos que valga la pena.

Ni bonitos, ni tristes.

¿Realmente se han dado una vuelta por todo el archivo personal que han depositado en sus redes sociales? bueno, no digo que en todas porque es demasiado, pero al menos ¿han hecho el ejercicio de una sola?

Hoy dediqué un rato a depurar fotografías de google plus y facebook, lo hice porque hoy, ambas me “recordaron” (como ya lo han venido haciendo en los últimos meses) un “momento feliz” con Elizabeth, y lo cierto es que no quiero que lo vuelvan a hacer y creo que la mejor forma, es que no haya registros que puedan usar para el siguiente “recuerdo”.

Quizá a algunos les parezca exagerado, pero como ya he dicho decenas de veces, trato de buscar siempre que la forma en la que me relaciono con los demás sea lo más simple posible, y desde años atrás he tenido una regla que hasta el momento nadie ha podido romper, (aunque much@s lo han intentado) y consiste en que la gente recibe lo mejor de mi, mientras decida permanecer conectada a mi vida, pero si por algún motivo deciden ya no estarlo (voluntariamente, no por causas ajenas, obvio), entonces realizo una especie de protocolo de depuración, que me permita hacer espacio para nuevas personas  y que de cierta manera no me ate al pasado, puesto que ya hemos visto que los cáncer somos muy propensos a vivir en él.

Así pues, cada que se rompe una conexión con alguna persona por su voluntad (y después de esfuerzos por evitar que no llegue a su fin), empiezo a destruir cualquier evidencia que pueda encontrar sobre su paso en mi vida.

Ahora bien, no creo que sea exagerado, muchos dicen “quédate con los recuerdos felices, mientras duró” y sí, bueno, técnicamente nuestro cerebro tiende a recordar esos momentos felices en automático, incluso mucho más que los recuerdos infelices, pero ¿qué le voy a hacer? no puedo hackear mi cerebro a voluntad, o depurarle los recuerdos, (creo que si pudiera, lo haría), lo que sí puedo hacer es disminuir todos los elementos que puedo controlar, que me lleven a desatar esos recuerdos “felices”, porque si uno se quedara a partes iguales con todos los recuerdos, sería bueno, pero con el tiempo y la nostalgia, uno va olvidando e idealizando “los viejos buenos tiempos”, aunque en el momento en que todo terminó, en realidad no eran “buenos tiempos” (si no, no habría terminado). Entonces, dejar solo los buenos recuerdos, es una forma de torturarse e idealizar un estado positivo de una relación que también tuvo su lado negativo, y antes de quedarme con eso, prefiero eliminar todo para ver si de forma natural ayudo a que ese equilibrio de olvidos se de.

Ya sé, a veces puedo ser un friki.

Después de todo, apelo a que nuestra memoria es falible, y eso me lo comprobó Elizabeth. Sin memorias no hay remordimientos.

Ah sí, eliminar cosas, no significa que elimine aprendizajes.

Ruta Rivera-Siqueiros-Orozco-Barragán

Vamos dándole forma a las 101 en 1001 porque si no se van a quedar en el limbo.

En este post, iré preparando los lugares que conformarán la que he denominado la ruta Rivera-Siqueiros-Orozco-Barragán.

Personajes que de alguna manera han dado forma a una parte importante de la identidad nacional a través de sus obras, esa es mi manera de reconocerlos y homenajearlos, visitando y documentando su legado a mi estilo.

Diego Rivera

  1. Cárcamo de Dolores, 2da Sección del Bosque de Chapultepec.
  2. Capilla Riveriana, Universidad Autónoma de Chapingo
  3. Museo Anahuacalli
  4. Museo Mural Diego Rivera
  5. Palacio Nacional
  6. Museo Casa Estudio Diego Rivera – Frida Kahlo
  7. Monumento a Diego Rivera, Plaza de San Jacinto, San Ángel
  8. Estadio Olímpico Universitario, UNAM
  9. Teatro de los insurgentes
  10. Rotonda de las Personas Ilustres
  11. Colegio de San Ildefonso
  12. Museo Dolores Olmedo
  13. Murales de la Secretaría de Educación Pública

David Alfaro Siqueiros

  1. Poliforum Cultural Siqueiros
  2. Galería de Arte Público Siqueiros
  3. La Tallera, Cuernavaca
  4. Casa de Cultura, San Miguel de Allende GTO.
  5. Palacio de Lecumberri.

Continuará la actualización…

Jeg har avsluttet norskkurs

Tranqui, tranqui, no, éste no va a ser un post en Noruego, al menos no por ahora.

Resulta que por fin terminó el curso de Noruego para principiantes, digo que por fin, porque la verdad no resultó como me lo esperaba, pero ojo, solo en términos de mi desempeño que haciendo honor a la verdad no fue el que esperaba, un tanto porque fue mi primer acercamiento al idioma prácticamente sin conocer una sola palabra de él, y por otros factores que sinceramente no pensé que de desarrollaran tan sopresivamente irregulares, la maestría y el trabajo.

Dicho esto, la verdad es que me divertí mucho y quiero pensar que aprendí muchísimo más de lo que esperaba, insisto, no por el curso en sí, que dicho sea de paso, fue estupendamente bien llevado de la mano de Trollunga (Ane & Synne) y que finalmente se convirtió en una muy grata experiencia que espero repetir para el siguiente curso en Enero, a reserva de que tengo que ponerme al corriente y dedicarle muchísimo más tiempo para no terminar con esa sensación de andar medio perdido.

La verdad es que me siento feliz pese al drama autoflagelador por no haberle echado tantas ganas como debí, y me siento particularmente feliz porque esta es una de las 101 cosas en 1001 días de mi lista y que por fin veo concluida, se siente genial poder ir completando tus metas ya sean simples o complicadas, al final, siempre hemos sabido que planear y tener una visión de quien y qué quieres ser y hacer en el futuro a pesar de lo complicado resulta ser deliciosamente reconfortante.

Pd. Aprendí que un “Te Amo” en Noruega, se dice “Jeg elkser deg” (Yo te amo), pero que las veces en que un Norueg@ dice esa frase son muy, pero muy contadas en su vida, es decir, al parecer solo lo reservan para padres/hij@s/espos@s.

Pd2. El Jueves, día en que realizamos una pequeña convivencia para dar por terminado el curso, me sorprendió bastante que al despedirme de Ane, me abrazara, la verdad es que sí desde el principio se les ve a mis dos estimadas Norueguitas, que eso de la efusividad no se les da mucho y francamente a veces sentía que tenía que controlar para no ser tan efusivo que a ellas les pudiera parecer algo raro. En fin, como sabemos eso de tratar con personas a veces no se me da mucho, y mientras ella me daba un gran abrazo de despedida yo no pude hacer lo mismo por dos cosas, la primera es porque ambas manos las tenía ocupadas (y porque cuando tengo las manos ocupadas, regularmente soy muuuuuy torpe), y la segunda es que dada la posición en que estaba (se interponía una mesa algo ancha) tenía miedo de perder el equilibrio e irme sobre ella (sí, porque también soy torpe a pesar de no tener las manos ocupadas), imaginen la escena y entenderán la escena de oso total.

(En la foto, Synne, Kike, Ane)

20161027_202636

Ha det bra!

“El mundo no desaparece cuando cierras los ojos”

O sí.

Después de todo, el mundo lo representamos a través de los estímulos que perciben nuestros sentidos, y dado que cuando dormimos casi todos ellos se “apagan” cierta parte del mundo también. Eso es lo que me gusta creer.

Y no puedo evitar meterte en mis pensamientos antes de dormir, para ver si te salvo de desaparecer con el mundo.