Categoría: Sólo en México

Ficciones corporativas.

La imagen puede contener: 4 personas
El Tío Charly, me pidió una foto y no pude decirle que no.
No importan las fotos, sino los aprendizajes que te dejan, la humildad es un bien escaso entre tanto poder y riqueza, si puedes inspirar, empatizar, compartir una misión (y visión), ser un líder legítimo, lograr que confíen en tí, y como un plus, que te tengan cariño, eso no se logra maquillando la realidad.
Lo demás, es soberbia y vanidad.
La organización la hacen todos, desde arriba hasta abajo, y cada uno merece respeto de y para la institución. Un líder no necesita que le repitan que todo está bien, necesita ver la realidad (aunque esa realidad no le guste).
El compromiso, donde es clave, en colaborar con la institución para cambiar la realidad, no para maquillarla.

 

Anuncios

#asínopuedotrabajar

Advertencia: Sí, todavía no tengo hijos, escribo desde esta posición, así que advertidos están. (Y hay mucha más gente que no los tiene).
Papás y mamás!!! de verdad, denle prioridad a saber si sus hijos tienen déficit de atención, trátenlos! luego ellos crecen y viven sin saberlo. Eso no es lo peor, entran a trabajar y quieren que les guardemos el secreto.
 
No, no los consientan, no sean sus amigos, no los sobre protejan, solo tienen que educarlos, al menos como los educaron a ustedes (si no salieron tan mal), es en serio.
El Mundo está mal, pero se pondrá peor, y lo que menos necesitamos son personas que no ayuden a los demás a mejorarlo. Sé que nadie nace sabiendo como ser padre o madre, pero de verdad confíen en su sentido común, estoy seguro que los guiará, busquen dejarle al mundo mejores personas que las que hoy tenemos, porque de verdad, sin ellas, estamos acabados.
Inculquen curiosidad, pasión, colaboración, observación, déjenlos que se enfrenten a la realidad (no es un cliché, pero déjenlos que se caigan, para que puedan levantarse).
Hagan lo posible, para que esos niñ@s de hoy, sean personas que se hagan las mejores preguntas respecto a su realidad, no que estén esperando a que todo suceda (en el mejor de los casos, cuando saben que quieren que suceda).
Qué impotencia y frustración es no poder contar con personas que no han desarrollado las aptitudes y que no les interesa hacerlo.
Siempre he estado abierto a enseñar todo lo que sé, y colaborar a encontrar lo que no sé. Pero ya no puedo más con dos compañeros.
Papás, mamás. Si este post hiere susceptibilidades, me disculpo, pero solo les pido una cosa, hagan un pequeño ejercicio de reflexión, no somos eternos, y como dije antes, tratemos de dejarle mejores personas a este mundo, por lo que les dure.
Sería bueno leer sus comentarios, tanto si son positivos, como negativos. Pero creo que es necesario el debate.
Pd. Lo del TDA, obviamente no lo digo en serio, he visto casos en que eso no es un impedimento para que las personas sean sobresalientes…
día de PH.
bytes.

[101 en 1001] Conocer las lagunas de Zempoala

Pues no fueron todas, pero sí una de ellas, están dentro del mismo parque nacional así que cuenta como todas.

Día genial, en compañía de los amigos más recientes que he hecho, y lo digo así, porque no soy mucho de hacer amigos jeje.

A pesar de ser originario del estado de Morelos (de la H.H. Cuautla, sí señor!), no había visitado este parque nacional, que precisamente se encuentra ubicado al poniente del estado.

El día estuvo a gusto, aunque sinceramente no era como me lo imaginaba, (de esas veces que evitas leer/buscar acerca del lugar, porque tienes ciertas expectativas que quieres confirmar) y pues, simplemente no se cumplieron, yo esperaba que fueran unas lagunas un poco más “vistosas”, pero por lo que pude ver de la primera, y luego buscar de las otras, no lograron el efecto “wow” que esperaba, sin embargo, eso no quitó que me divirtiera mucho volando un papalote, en un paseo en lancha, y una tarde de juegos de mesa.

Solo puedo agradecerles el compartirme de su tiempo para pasar un día genial, por ser, y estar.

LG-H990

Pd. a la próxima, llevo un carrete de hilo más largo, ese papalote debía subir más alto.

[101 en 1001] Recorrido por Chiapas (I)

Después de dos semanas de vacaciones, aquí el post para tachar este ítem de la lista de los 101 en 1001.

Chiapas!!!

Expectativa:

Quería conocer Chiapas, porque había leído algunas cosas de ciertos lugares de interés, y también porque ya había visto muchas fotos y quería conocer los lugares personalmente, aunque a decir verdad, no era mucha emoción la de ir hasta allá, sobre todo porque a mi parecer solo tenía en mente unos cuantos lugares que quizá no justificarían el viaje.

Realidad:

Dado que se presentó la oportunidad de que este viaje fue parte de un combo al sureste mexicano y debido a las condiciones y los itinerarios tan apretados que resultaron, tuve que recortar los sitios a cubrir, el viaje fue familiar por lo que tampoco se prestó tanto a la aventura, desgraciadamente a pesar de que no hubo ningún incidente, creo que no resultó ser como esperaba.

Sitios visitados.

Todo el viaje lo hicimos en auto, por lo que intentaré hacer los comentarios pertinentes, seguramente la experiencia resultará diferente en un viaje dedicado con opciones más “cerradas” de viaje.

Llegamos desde Chetumal QRO, por la carretera federal 186 a Escárcega, una carretera de rectas bastante cansadas y aburridas que atraviesa la reserva de la biósfera de Calakmul. Pasando Escárcega, continuamos hacia Villahermosa, para tomar la desviación a Palenque. La idea original era visitar la zonas arqueológicas, sin embargo por la dificultad que representaba para la movilidad de mi madre, aunado a los tiempos reducidos, decidimos omitir todas las visitas a zonas arqueológicas, con excepción de Tulum.

image

La llegada a Palenque no representa ningún problema, la carretera está en buenas condiciones y el tiempo no es excesivo.

La cosa cambió radicalmente cuando nos dirigimos de Palenque a Ocosingo (por la carretera 199, ruta a través de la sierra) en donde se encuentran 3 de los puntos de interés que queríamos visitar:

Lamentablemente la carretera hacia Ocosingo está en pésimas condiciones, al parecer la están reparando, pero en lo personal me pareció que esa reparación es negligente e intencional para aumentar el tiempo de recorrido, aunado a lo que sería mi peor pesadilla, cientos de topes a lo largo de toda la carretera hasta llegar a San Cristóbal, sin señalamientos y colocados en lugares que sirven para que los habitantes de las comunidades asentadas a lo largo de la carretera, te obstruyan el paso para literal extorsionarte (por muy amable que sea la forma en que lo hacen), de hecho, ya después me comentaron, que corrimos con suerte, pues muchas veces no son tan amables al pedirte tu “cooperación” y los incidentes terminan en robo, por lo que eso fortaleció mi percepción del por qué de las condiciones en que se encuentra la carretera, y eso que no soy un paranoico.

De los tres lugares que esperábamos visitar, solo pudimos visitar dos, la cascada de Misol-ha, a la que debes ingresar después de pagar dos “casetas” en donde tienes que pagar 10 y 20 pesos por persona. La cascada es bastante impresionante, aunque como llevábamos prisa por llegar a San Cristóbal, la verdad es que no estuvimos mucho tiempo, todavía debíamos pasar a las cascadas de Agua Azul.

Agua Azul tuvimos que dejarlo ir.

La llegada a las cascadas de Agua Azul, por la misma carretera, fue un poco tardada por lo que ya decía, las condiciones del camino, los topes y el tráfico pesado en un camino en que se dificulta el rebase por las curvas sinuosas.

Sin embargo, es un lugar que vale la pena visitar, es de fácil acceso hasta las cascadas y hay un andador hasta la parte alta de ellas, así como zonas para meterte a dar un chapuzón, a diferencia de Misol-ha en donde prácticamente es un punto de interés individual, en las cascadas algo que me llamó la atención es la cantidad de familias que lo visitan, eso dice mucho del ambiente. Hay muchos puestos de artesanías y comida, a precios de cualquier destino turístico, aunque no me quiero imaginar como se pone en semana santa.

Aproveché para hacer mis primeras tomas de larga exposición durante el día (que era algo que ya había planeado particularmente para esta escala en el camino), cargué el 18-50 mm con el filtro ND de 3.0 y empecé a disparar, se prestó mucho la temporada puesto que no había muchas personas, sinceramente habría sido imposible sacar alguna toma interesante en temporada alta.

Aquí algunos resultados:

Mi favorita:

IMG_2571-1

IMG_2570-1

IMG_2568-1

IMG_2567-1

IMG_2565-1

IMG_2562-1

IMG_2580-1

La pasión y buena vibra son el combustible de este motor…

Podría decir que no solo la buena vibra, también la mala, pero pocas veces nos damos cuenta cuando las cosas van bien.

Sin ser tan esotérico, es bien sabido que creo en eso de la vibra, la energía positiva y el hacer el bien (aunque no siempre uno está de buenas para practicar con el ejemplo, bueno, dejaríamos de ser humanos si no).

También, está documentado en este blog, que en mi caso, tengo la teoría de que esta buena ondita es estacional o por temporadas, como una onda que sube y baja, y desde que encontré a Wintergatan en youtube, creo que la música me hace sentir un poco más de lo normal, no es que sea un grinch, pero pocas melodías me erizan la piel o reconozco un sentido universal, así que cuando las encuentro, simplemente no puedo dejarlas ir, es como cuando conoces a alguien, la primera impresión es (generalmente) la que se queda grabada en tu memoria.

Sophie, es una de esas intérpretes que podría denominar eclécticas, porque ha hecho lo que se le ha dado la gana, (así como Jamiroquai), no es que sea fan fan, pero de vez en vez, artistas como ellos, me sorprenden porque en realidad les sale muy, muy bien lo que se proponen, no es que estén en foco todos los meses o todos los años, no, al contrario, me parece que podrían tener un protagonismo mucho mayor si se lo propusieran, aunque eso puedo intuir, no es lo que están buscando precisamente (como sucede con la gente apasionada de lo que hace).

Admiren a Sophie, en Puerto Vallarta.

Se antoja estar ahí, con ese soundtrack exquisito.

Visitar Monterrey! ☑️

Hace poco más de un mes me decidí a ir a Monterrey.

En honor a la verdad, me había resistido porque mi poco contacto con esa ciudad (indirectamente, al menos en papel, noticias y demás cosas que llegaban a mi de rebote) no me había inspirado lo suficiente como para decidir visitarla, luego pues, se juntaron un par de situaciones que me hicieron aprovechar la oportunidad de ir en plan de medio turista y en menor parte por temas laborales, además de que ahí vamos tratando de completar el reto de los 101 en 1001. Nota al margen, también me decidí a ir a MTY para visitar a Mar, (conocer a Daniel, a Liam y a Ian, aunque a ellos los vi en mi último día de estancia y por menos tiempo del que me hubiera gustado, pese a eso, me la pasé genial y pudimos compartir unos muy ricos tacos de barbacoa).

Día uno:

Salida del aeropuerto de la Ciudad de México, Terminal 1. Honestamente, mi primer vuelo (sí, a muchos les parecerá algo sin chiste y cotidiano, o que quizá no merezca tanta sorpresa, pero seguro que no olvidan la experiencia de caer con estilo, en una pieza de ingeniería moderna). Me decidí por volaris por sugerencia y por comparativo de costo beneficio, aunque al final no saliera del todo como estaba planeado. 1 hora y 10 minutos de vuelo después, estaba aterrizando en el aeropuerto Mariano Escobedo de Mty, en donde Ana ya se encontraba esperándome para acompañarme a IBM Mty. Por fin iba a conocer al equipo del norte (físicamente), aunque solo pude coincidir con Jorge, Ángel y Ana, aunque más tarde conocí a Juan Pablo, un verdadero gusto después de tanto tiempo de haber trabajado tan de cerca a pesar de la distancia. Me invitaron a “El Torito”, en donde disfrutamos de Arrachera y unos frijoles “charros” (creo que tenían otro nombre, pero así les conocemos por acá), muy rico todo, y excelente compañía, después Ana me hizo el favor de llevarme a donde me iba a hospedar (Reservé una habitación a través de Airbnb, sí, también fue la primera vez que utilicé la plataforma, y de eso escribiré otro post dedicado completamente a reseñar mi experiencia).

Día dos:

Después de que el uber me “perdiera” para llegar a la oficina (que está en una zona bastante agradable, con excepción del ruido infernal del tren que pasa unas cuatro veces al día, a las 3 de la mañana por ejemplo ¬¬), pues por fin llegué para conocer a Gabriel, que era el único que me hacía falta, día movido de trabajo, para rematar con un pequeño paseo por parte de la Macro Plaza, con una de mis guías, Ana. Después nos dirigimos a “El Rey del Cabrito” para hacer la visita y prueba obligada precisamente del cabrito, me gustó aunque no me volví fan, me recordó a la barbacoa de chivo que hacen en Jonacatepec, aunque esta un poco más deshidratada y con más grasita. Terminó el día.

Día tres:

Por la mañana, Bere mi otra anfitriona, me llevó a las Grutas de García, (García es uno de los municipios que integran la zona metropolitana de Monterrey, junto con Guadalupe, Apodaca, San Nicolás, San Pedro, Santa Catarina, Escobedo, Santiago, Cadereyta, Juárez y Salinas, –sí, al igual que la ZMVM son muchos!!!-). Se encuentran en una montaña a la que puedes subir de dos formas, la primera es la más fácil y panorámica, y es a través del teleférico que por 60 pesitos te lleva de la zona del estacionamiento y explanada, hasta la entrada a las grutas. La segunda opción y menos recomendable para quien no tenga buena condición física es subir a través de una vereda de aproximadamente 1.5 kilómetros, bastante inclinada para mi gusto, en cuyo caso solo debes pagar 30 pesitos que ya incluyen el ingreso a las grutas). En realidad, para quienes hemos visitado más de un par de grutas, la mecánica es la misma, un recorrido a pie por el interior de las cuevas para apreciar las formaciones de estalagmitas y estalactitas, que junto a un sistema de iluminación artificial (en este caso, bastante mayor al de otras que he visitado) son interpretadas por el imaginario colectivo para formar imágenes mentales de objetos, animales o cualquier otra forma familiar. Me gustó: la iluminación, excelente sobre todo si quieres fotografiar las formaciones minerales, en verdad se agradece una buena iluminación para reducir el ruido y mejorar la calidad de las imágenes. También me gustó la infraestructura física, sobresaliente en términos de mantenimiento con accesos y senderos bastante seguros e iluminados, en cuanto al nivel de dificultad para quienes no tenemos tanta condición física, creo que es bastante bueno. No me gustó: como dije, al final es la misma mecánica que la del resto de las grutas, el guía va señalando formaciones y haciendo comentarios que aluden a la imaginación para complementar el recorrido. Otro punto a considerar como en cualquier otra visita a este tipo de cuevas, es que la humedad al interior resulta ser bastante por lo que puede resentirse después de unos 25 minutos, por lo que si pueden llevar agua y un “abanico” será más placentero el recorrido.

20161217_093425_HDR-EFFECTS

Después de finalizar la estancia en las Grutas de García, nos dirigimos al centro de Monterrey, para almorzar en un lugar que me encantó, “El Lindero”, restaurante cuya especialidad es preparar comida típica de la Huasteca, Bere ordenó unas empipianadas mientras yo opté por una migada de cecina (que no me terminé porque era enorme) eso sí, el agua de horchata es riquísima. El Lindero, está ubicado en Degollado Sur 770, Obispado, 64000 Monterrey, N.L. muy recomendable!!!

Terminando de almorzar, nos dirigimos al asta bandera monumental del Obispado (en donde se encuentra el Museo Regional de Nuevo León). En la cima, donde se encuentra el asta bandera, se encuentra un mirador desde el que se puede apreciar casi la totalidad de la ciudad y su zona metropolitana, con una vista particularmente buena de las montañas que la rodean, Chipinque, Topo Chico, El Cerro de la Silla y el Cerro de las Mitras. En un día soleado y con viento, es inmejorable.

20161217_142838_HDR

20161217_142120_HDR

De momento, hasta aquí le dejo.

Ruta Rivera-Siqueiros-Orozco-Barragán

Vamos dándole forma a las 101 en 1001 porque si no se van a quedar en el limbo.

En este post, iré preparando los lugares que conformarán la que he denominado la ruta Rivera-Siqueiros-Orozco-Barragán.

Personajes que de alguna manera han dado forma a una parte importante de la identidad nacional a través de sus obras, esa es mi manera de reconocerlos y homenajearlos, visitando y documentando su legado a mi estilo.

Diego Rivera

  1. Cárcamo de Dolores, 2da Sección del Bosque de Chapultepec.
  2. Capilla Riveriana, Universidad Autónoma de Chapingo
  3. Museo Anahuacalli
  4. Museo Mural Diego Rivera
  5. Palacio Nacional
  6. Museo Casa Estudio Diego Rivera – Frida Kahlo
  7. Monumento a Diego Rivera, Plaza de San Jacinto, San Ángel
  8. Estadio Olímpico Universitario, UNAM
  9. Teatro de los insurgentes
  10. Rotonda de las Personas Ilustres
  11. Colegio de San Ildefonso
  12. Museo Dolores Olmedo
  13. Murales de la Secretaría de Educación Pública

David Alfaro Siqueiros

  1. Poliforum Cultural Siqueiros
  2. Galería de Arte Público Siqueiros
  3. La Tallera, Cuernavaca
  4. Casa de Cultura, San Miguel de Allende GTO.
  5. Palacio de Lecumberri.

Continuará la actualización…