#asínopuedotrabajar

Advertencia: Sí, todavía no tengo hijos, escribo desde esta posición, así que advertidos están. (Y hay mucha más gente que no los tiene).
Papás y mamás!!! de verdad, denle prioridad a saber si sus hijos tienen déficit de atención, trátenlos! luego ellos crecen y viven sin saberlo. Eso no es lo peor, entran a trabajar y quieren que les guardemos el secreto.
 
No, no los consientan, no sean sus amigos, no los sobre protejan, solo tienen que educarlos, al menos como los educaron a ustedes (si no salieron tan mal), es en serio.
El Mundo está mal, pero se pondrá peor, y lo que menos necesitamos son personas que no ayuden a los demás a mejorarlo. Sé que nadie nace sabiendo como ser padre o madre, pero de verdad confíen en su sentido común, estoy seguro que los guiará, busquen dejarle al mundo mejores personas que las que hoy tenemos, porque de verdad, sin ellas, estamos acabados.
Inculquen curiosidad, pasión, colaboración, observación, déjenlos que se enfrenten a la realidad (no es un cliché, pero déjenlos que se caigan, para que puedan levantarse).
Hagan lo posible, para que esos niñ@s de hoy, sean personas que se hagan las mejores preguntas respecto a su realidad, no que estén esperando a que todo suceda (en el mejor de los casos, cuando saben que quieren que suceda).
Qué impotencia y frustración es no poder contar con personas que no han desarrollado las aptitudes y que no les interesa hacerlo.
Siempre he estado abierto a enseñar todo lo que sé, y colaborar a encontrar lo que no sé. Pero ya no puedo más con dos compañeros.
Papás, mamás. Si este post hiere susceptibilidades, me disculpo, pero solo les pido una cosa, hagan un pequeño ejercicio de reflexión, no somos eternos, y como dije antes, tratemos de dejarle mejores personas a este mundo, por lo que les dure.
Sería bueno leer sus comentarios, tanto si son positivos, como negativos. Pero creo que es necesario el debate.
Pd. Lo del TDA, obviamente no lo digo en serio, he visto casos en que eso no es un impedimento para que las personas sean sobresalientes…
día de PH.
bytes.
Anuncios

Reto IBM Fitbit Octubre 2016

Siguiendo con los posts pendientes, es el turno del post acerca del reto IBM Fitbit

En agosto, recibimos una pulsera Fitbit Flex (1a generación) por parte de la compañía, con el fin de participar durante todo octubre en el reto, que básicamente consistía en hacer la mayor cantidad de pasos al día durante todo el mes, participando las localidades de Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

La verdad es que al principio todo fue bien, de hecho me gustó el reto y para la mitad del mes aproveché para sumarlo a Ingress de tal manera que me iba a caminar a Chapultepec un día a la semana, así, cumplía ir sumando AP y KMs para la medalla de Trekker 1000Km, y mis pasos para el día del reto. Dos pájaros de un solo tiro. Personalmente, creo que todo se descompuso la última semana y media del reto, por tanto trabajo y actividades de la maestría dejé de hacer los pasos, además de que coincidió la última semana en que pedí vacaciones y estuve en casa de mis papás sin sumar pasos.

Tristemente no llegamos a cumplir el reto principal de las 101 en 1001 que era precisamente terminar dentro del top 50 de los participantes, quedé en el lugar 76, por lo que sirva este post también para documentar el fracaso en ese objetivo, es decir, sí terminé pero no se cumplió con el objetivo. Aún así, creo que será divertido seguir yendo a caminar y sumar pasos, aunque el reto haya finalizado. Aunque honestamente, la organización de ese reto creo que tiene un problema, puesto que al menos para la Ciudad de México, los primeros lugares tienen una sombra sobre su clasificación, debido a que sobrepasan por mucho la media de una persona que trabaja una jornada completa, llegando a registrar 48,000 pasos al día durante una semana, y llegando a promedios durante todo el mes de 39,000 pasos diarios, lo cual hasta para personas con gran condición física es algo difícil de registrar, si no se dedican full time al deporte profesional. Ni hablar, siempre nos quedará la duda, tristemente.

El premio para los primeros lugares de cada localidad consiste en un Apple Watch de primera generación, al parecer, y hasta donde yo tenía conocimiento, para Monterrey mi compañero Ángel Gabriel logró llevarse el premio, aunque con el cierre de Octubre ni hemos tenido tiempo de verificarlo. De ser así, sirva este post también para hacerle un reconocimiento y felicitarlo por el mérito.

Lo que me deja este reto, (además de un nuevo Fitbit Flex, de a grapa) es que este tipo de retos, son un buen incentivo, no tan solo para entrarle al ejercicio y a mejoramiento de la salud, sino en general, mejoran la convivencia (cuando son transparentes y bien coordinados), además de que ayudan a “ponerte la camiseta” del equipo en el que participas.

Pienso que el modelo aún tiene mucho que dar, la gamificación dentro de las empresas podría redituar en múltiples beneficios organizacionales, y quizá, podría ser un tema bastante interesante si a eso le sumamos las posibilidades que tiene Big Blue en cuanto a poder de procesamiento, analítica y Watson, incluso estoy convencido de que podría ser una buena línea de innovación para poder vender servicios empresariales de Desarrollo Organizacional basado en gamificación. Quizá eso pueda ser un buen tema de tesis o trabajo recepcional para alguien… cof cof, cof cof.

Me encanta IBM cuando en un detalle, me permite ver el futuro, aunque solo sea de momento, una roca.

image

De apoyo y de a huevo…

En las últimas semanas, me he reconocido más alerta, y, aunque bien podría definir algunas situaciones como peligrosas, lo cierto es que en el fondo, no me preocupan, sino que me ocupan.

Los que me conocen, saben que de vez en vez, tiendo a adoptar un estado letárgico en donde todo permanece tranquilo, ideas, actitudes, emociones, razones, sentires, en fin, como que se me va el chiste pues, y personas como yo, que necesitamos mantener ocupadas nuestras mentes no solemos controlar muy bien la incertidumbre, (salvo en los casos en que asumamos una seguridad –real o simulada-, en donde entonces sí, nos divierte ser políticamente incorrectos).

Lo siento, así soy, eso es “mi chiste” y ojo, no es para nada soberbia o pedantería,  es que intento ser claro con las personas “en eso sí soy irreductible” (como diría Oliverio Girondo), ¿para que perder el tiempo en simulaciones si podemos evitarlo con ser honestos definiendo y comunicando las expectativas que tenemos?

Hoy, mientras veía una muy mala (¿secuela?) de “El día de la independencia” por un momento m mente voló hacia el pasado, para revivir un fragmento de una clase con el maestro Gerardo Domínguez (de los primeros libre pensadores que tuve la fortuna de tener en mi camino, el otro fue Raúl Irigoyen (Química/Física) y Roberto –mta, en este momento no recuerdo su apellido (inglés)-, todos ellos, buenos lifehackers).

En ese fragmento (y gracias a su habilidad y creatividad para crear historias), nos hablaba de una pollería nueva en el mercado de la colonia (obviamente con el tiempo aprendes a que todo es ficción, pero que el mensaje es real), esta pollería acababa de inaugurarse con todo lo que se acostumbraba hacer, ya saben, poner un par de bocinas, algunos globos, buenos precios, y lo principal, la mercancía de primera para ir haciéndose de clientela.

En cierto momento del día y para seguir incentivando el consumo y difusión del negocio, se empezaron a formar dos filas, como se forman las filas normalmente, el tercero formado ya no sabe a ciencia cierta para qué está ahí.

Por un lado, estaba una fila bien definida (de esas que son típicas de las escuelas, los lunes a la hora de los honores, cuando el maestro pasa con autoridad desbordante a vigilar que todos estén alineados al milímetro), por lo que se podía ver desde atrás todas las personas permanecían alineadas y en silencio esperando su turno. Eso sí, no sin dejar pasar la oportunidad de echarle bronca a quien se intentara meter en la fila saltándose “el destino manifiesto” de ir un lugar por delante de los otros, los méritos, o sea haber llegado primero, y ser “el que sigue” en la línea. Lo más probable es que ninguna de las personas en esa fila sabía exactamente para que estaba ahí, y obviamente era impensable romper el esquema para cuestionarse si estaban en la fila correcta. ¿Les ha pasado?

Por otro lado, existía otra fila, no tan bien definida como la primera, en donde al parecer, todos los miembros se conocían de una forma muy peculiar, y casualmente, cada nueva persona que se sumaba, conocía a alguien en la fila, no importando mucho el lugar, incluso se les veía salirse por un momento de la fila para saludarse muy amablemente sin que pareciera representarles ningún peligro de que alguien más les “agandallara” el lugar. En esta fila, sin embargo, el tiempo de avance era menor que en la primera, después de todo, ¿Quién puede disfrutar estar más tiempo esperando de pie en una fila? ¿Acaso estaban locos? nadie normal podría hacer eso sin chistar.

A medida que pasaba la mañana, ambas filas fueron haciéndose menos densas,  hasta que se alcanzó a ver el principio, se podía ver el mostrador de la pollería. Si logró atraer a tanta gente, debe ser por algo.

Como no tenía ninguna expectativa, ni información al respecto, se acercó como pudo al mostrador y se quedó sorprendida, todas las personas que llegaban al frente de ambas filas, terminaban con un producto distinto, pero extrañamente, todas salían felices, lo que no podía creer, y más aún, cuando era obvia la diferencia, dos productos tan distintos, no podrían generar la satisfacción ciega y más si cada persona podía ver lo que recibía el de la otra fila. No, algo estaba mal.

Por un lado, cada persona en la fila que avanzaba lentamente salía feliz con un pollo entero de esos que parecen salidos de un comercial. Del otro lado, cada uno de los que llegaban al mostrador, recibía un huevo, al que por 10 pesos más le incluían un kit para que pudiera cuidarlo y tener la posibilidad de verlo convertirse en un polluelo.

La señora, muy inquietada, esperó a que el dueño tuviera un espacio libre para poder preguntarle sobre qué es lo que estaba sucediendo, verdaderamente no entendía la situación, no parecía haber nadie descontento. Al fin, el dueño se hizo un espacio y atendió a la señora.

-Sí, dígame, ¿en qué la puedo ayudar?

-Francamente, podría ayudarme a tratar de entender por qué hay dos filas, y todos parecen irse satisfechos.

-Con gusto le explico. Las personas que están formadas en la fila que avanza más rápido, no vienen a comprar lo que vendemos, y tampoco les interesa saber realmente qué es lo que están comprando y eso siempre tiene un precio, que en este caso es de 10 pesos. La probabilidad de que vuelvan mañana para comprar pollo es casi nula.

-Por otro lado, las personas que están formadas en la fila que avanza más lentamente, se llevan de regalo un pollo completo. La razón de que avance más lentamente es que, limpiar un pollo es una tarea que lleva un poco de tiempo y solo quienes vienen con la intención de comprar lo que vendemos entienden y saben esperar con paciencia un producto de calidad, con una probabilidad muy alta de que vengan mañana a comprar pollo.

-¿Pero a caso usted no pierde dinero con la mercancía que regala?

-Sí, eso es lo que podría parecerle a usted, pero solo es su percepción, no el hecho.

-Sigo sin entender, al final, creo que usted va a terminar perdiendo dinero por regalar su producto, y no va a durar mucho tiempo antes de que tenga que cerrar su negocio.

-Es un riesgo evidentemente que eso pueda suceder, sin embargo, cualquier inversión es poca, para darme cuenta de quienes pueden convertirse en clientes y quienes no, quienes vienen “de Apoyo” y quienes vienen “de a huevo”.

Pum! desde entonces se me quedó grabada esa clase, sobre todo porque es muy poco frecuente que te encuentres con hacks tan significativos y útiles  cuando vas en la secundaria, que te vienen a la mente 18 años después mientras ves una mala película gringa en el cine.

Todo mundo sabe que las probabilidades de que nazca un polluelo de un huevo no fertilizado son, pues… lo saben ¿no?.

imprégnate de todo el conocimiento que puedas, abre tu mundo a los demás, y utilízalos para seguir adelante…

Ningún hombre es una isla…

Sí, seguro que recuerdan por lo menos una película en donde el principio es así, una semblanza del protagonista que era todo menos feliz, y todo, menos sociable. Ya saben, el típico ermitaño que no habla con nadie y así…

Quizá a veces exageran, digo, son películas. No, la verdad es que en la vida diaria, quizá pocas veces nos encontramos a alguien así de cerrado, que no interactúa con nadie más, que trata de evitar “ser parte” de un grupo social (cualquiera que sea).

Hoy tuve una charla que me hizo reflexionar un poco, la verdad es que aquí en IBM, hay cosas padres y otras no tanto, pero de las que sí, puedo decir que es el trabajo en equipo.

El trabajo en equipo es esa técnica/ciencia/arte de la cual no hay certeza, pero que siempre nos rodea (o al menos eso se cree, al igual que la materia oscura xD), en donde se entiende que la suma de todos los esfuerzos de un grupo (o equipo para ser más exactos), es mayor al esfuerzo independiente de cada uno de sus elementos. La sinergia es, en teoría, el valor agregado de esta modalidad de trabajo, se reduce la entropía (no se elimina, nunca lo hará).

Pero desgraciadamente es como una ciencia oscura, nadie sabe ni como, ni cuando, ni bajo qué circunstancias se da, hay muchos que dicen conocer la receta secreta (a veces, charlatanes, otras veces, iluminados), lo cierto es que no la hay, por la simple y sencilla razón de que somos seres humanos, y eso en sí es toda una complejidad a la hora de interactuar los unos con los otros.

La palabra del día fue “ownership”, ya me había sonado hace un par de meses, cuando nuestra pequeña área pasaba por un pequeño bache, pero hasta ahora (hoy para ser exactos) entendí su significado, y no el significado de libro, o de “teoría”, sino de la práctica, en el día a día.

Y es que, a veces nos cuesta/molesta/irrita el tener que hacer que las cosas pasen, precisamente porque es más cómodo dejar que lleguen a uno que irlas a buscar, la verdad es que no es algo fácil, siquiera el darse una idea de lo que significa “tomar el ownersship” de las cosas, implica por supuesto un esfuerzo mayor, pero también satisfacciones mayores, obviamente tampoco es para todos, habrán personas que nunca lo harán, (recuerdo mis clases de liderazgo de la facultad, los diversos tipos de líderes, la matriz de liderazgo, Ouchi y compañía, la teoría X, Y, Z, WOW).

Cuando uno toma el compromiso para que algo suceda, es muy raro, porque de verdad no puedes dejarlo “ser/estar” inmóvil, hay algo dentro de ti que te mueve a generar el cambio, es como esa duda que te lleva a resolverla, por más que tu pereza y desinterés te detengan para hacerlo, al final, el hambre de saber, de experimentar, siempre, siempre, siempre gana (para bien o para mal).

Reflexionar sobre esto, si ya de por sí es un gran “dolor de cabeza” laboral, imaginen lo que implica en la vida personal, madres!!!, es una visión muy distinta de la acostumbrada, el saber que si inicias algo, lo tienes que terminar, que siempre existirá el riesgo de que nadie más te lo reconozca, ni te de un “trato especial” por hacer lo que no tenías que hacer (al menos en un principio), desanima a cualquiera, pero repito, en esencia, los cambios no los implementa cualquiera, y en esta vida, creo que es mejor ir especializándonos en implementar esos cambios, antes de que nos cambien a nosotros.

Zaz, creo que me debrayé mucho, sólo espero que me haya podido dar a entender un poco, sigo meditándolo, y quizá tenga esto en la mente unos días más. Todos merecen una oportunidad, pero debemos ser conscientes de que muy pocos, la aprovecharán. ¿O me equivoco?

Descansen Conciencias.

La pura buena vibra, de aquí para allá.

Pd. Por si pasa el vivillo que se pregunta si yo lo hago, le diré que, a partir de hoy, será de las primeras cosas que tenga que reflexionar a diario. Hay verdades que te carcomen y comienzan a cambiarte, quieras, o no quieras. Difícil, pero gratificante.

Pd2. Sí, el título hace referencia a utilizar a los demás, obvio, no es de la primera forma que vino a tu mente. Aprender de los demás, pero aprender verdaderamente (sin choros políticamente correctos) es una suerte como de súper poder.

>¿la crisis puede ser una oportunidad de mejorar tu empleo?

>

¿cómo aprovechar el momento?

Es necesario que desarrolles un plan de acción y para ello te comparto esta propuesta inicial:

  1. Evalúa los retos de tu área

Reúnete con tu superior y equipo de trabajo e identifiquen sus desafíos y herramientas de solución.

Si tú propones la reunión de evaluación, la iniciativa podría ser bien valorada por tu jefe.

  1. Comprométete con la causa

¿Qué vas a aportar para la consecución de resultados? No basta con organizar, es importante que te involucres directamente en el proceso.

Busca el punto medio, pues la idea es que asumas retos posibles de cumplir.

  1. Fortalécete

Con esto quiero decir, que te hagas llegar de todos los elementos necesarios para afrontar tus compromisos. Eso incluye una buena salud física y mental.

  1. Capacítate

Si tu organización no está en posibilidades de pagar esa actualización que tanto necesitas, aún quedan opciones. Algunos cursos se imparten gratuitamente (en línea o de modo presencial). Basta con usar un buscador para identificar a las instituciones que los ofrecen.

En otros casos, puedes invertir en un buen libro o tomarlo prestado de la biblioteca.

¿Otra idea? Pídele una cita a ese experto en la materia, que fue tu profesor en la Universidad. Podría convertirse en un valioso asesor.

  1. No te pierdas

Es aconsejable que establezcas mecanismos de seguimiento para calificar la consecución de logros. Fija metas reales en tiempos concretos y sé flexible para que la estrategia se adapte a la inestabilidad del momento.

  1. Sé congruente

Si de verdad quieres sacarle jugo a la crisis, también debes ser precavido.  Es mejor estar preparado para todo y el sentido común puede ayudar: no gastes en demasía, conserva tus seguros de gastos médicos y vida, trata de liquidar tus deudas y en el mejor de los casos, ¡ahorra!

¿Qué otras acciones sugerirías para complementar este plan? ¿Te atreverías a intentarlo?

Para conocer más sobre este tema, te sugiero consultar el especial Recomendaciones ante la crisis de saludempresarial.com así como las notas Asegúrate contra la crisis y Cómo dar la cara en tiempos de crisis publicada en cnnexpansion.com

[Vía | Sólo personal autorizado]

 

Excelente artículo para reflexionar, quizá con un poco de esfuerzo podamos conseguir que un océano rojo, se convierta en un océano azul. ;).

bytes.

>E-competencias | En Vivo

>

>e-competencias Workshop – 31 de Octubre 2008 – DF.

>

Gracias a que por la tarde estaba añadiendo más suscripciones al google reader, me topé con algunos feeds de blogs sobre e-learning -un tema que en lo particular me encanta- en alguno de ellos, se hablaba sobre un taller sobre e-competencias que se llevará a cabo el próximo 31 de octubre de éste año en las instalaciones de FLACSO -Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales sede México, en el Ajusco- dicho taller contará con la participación de varios invitados importantes en el ámbito internacional.

De hecho, éste evento me cae de perlas porque curiosamente este semestre me tocó llevar la optativa de Competencias Laborales, y que mejor pretexto para lanzarme, que ese :)

Julio ¿te apuntas?

Aquí un video en donde Cristobal Cobo, nos comenta de que va este taller:

 
Más información en:
 

>Generador Aleatorio de Excusas Técnicas

>

[o.O], así que, mmm, Mi respuesta es: Apenas instalemos el último parche de la nueva versión de la máquina virtual Java :P

A más de un informático le servirá jajajaja

Felices bytes.

>de los finiquitos sentimentales ¬¬

>

“¿Saben como se finiquita una relación sentimental? -un noviazgo pa pronto-,
Cuando se regresan sus cosas -jijiji-“

Mi maestra de derecho, hablando sobre finiquitos ¬¬




Eso me recordó el día en que le entregué a adnerB, las fotos que tenía de ella, junto con las donas para el cabello que le había quitado -y coleccionado-. de eso ya hace musho. jiji

bytes.

>Otro más

>Natalia:


Otro libro más para recursos humanos, se ve prometedor, veremos que tal resulta, hay algunos temas que parecen interesantes, como los que aparecen en la portada “metas, retroalimentación, asesoria y reconocimiento”

bytes.