Categoría: Paz

Evoquemos la felicidad…

Hace ya algunos meses, me encontré con este video de un(os) sueco(s). Y honestamente, me cargó la pila increíblemente.

Días después encontré este otro video, y se me salieron algunas lágrimas.

Y es que, en la ya larga trayectoria en la red desde sus inicios, nunca había encontrado un esfuerzo colaborativo como este, en donde fuera tan palpable la forma en que “la buena ondita” se contagia. Desde que vi este clip, me declaré fan de Wintergatan, y después de ver todo su material, bueno, no pude más, a ellos les debo grandes dosis de felicidad, y una admiración como pocas veces la he tenido por alguien. Y miren, que considero que es muy difícil que alguien desarrolle en mi esa admiración.

Cada nota de sus melodías siempre me ha puesto tremendamente feliz, cientos de reproducciones que ya se acumulan en el scrobbler de last.fm, y se antojan para muchas más.

Si después de ver estos dos videos, puedes tan solo sentir un poco de lo que a mi me transmitieron, estarás de acuerdo en que son increíbles.

¿Me acompañas a ser felices?.

Confío en que sea parte del soundtrack de momentos inolvidables.

Pd. Sobra decir que es una muestra de como el trabajo colaborativo no tiene límites si se hace con pasión y “se siente en cada paso”.

Anuncios

De osciladores que provocan que se enchine la piel…

Siempre me ha gustado el sonido de los sintetizadores en la música, creo en verdad que potencializan los sentidos y liberan la imaginación. Y que decir de cuando están integradas en obras audiovisuales como score.

Ya se estrenó la segunda temporada de Stranger Things, y además de lo adictivo de la historia, lo que disfruto ampliamente es lo bien logrado de su atmósfera, destacando la calidad de las melodías que son el complemento perfecto de las visuales.

Acá un poco de polvos mágicos hechos ondas acústicas. Como para emprender el viaje.

https://open.spotify.com/embed/album/2l0rdHb97fQidl9dsOxE6B

[101 en 1001] Conocer las lagunas de Zempoala

Pues no fueron todas, pero sí una de ellas, están dentro del mismo parque nacional así que cuenta como todas.

Día genial, en compañía de los amigos más recientes que he hecho, y lo digo así, porque no soy mucho de hacer amigos jeje.

A pesar de ser originario del estado de Morelos (de la H.H. Cuautla, sí señor!), no había visitado este parque nacional, que precisamente se encuentra ubicado al poniente del estado.

El día estuvo a gusto, aunque sinceramente no era como me lo imaginaba, (de esas veces que evitas leer/buscar acerca del lugar, porque tienes ciertas expectativas que quieres confirmar) y pues, simplemente no se cumplieron, yo esperaba que fueran unas lagunas un poco más “vistosas”, pero por lo que pude ver de la primera, y luego buscar de las otras, no lograron el efecto “wow” que esperaba, sin embargo, eso no quitó que me divirtiera mucho volando un papalote, en un paseo en lancha, y una tarde de juegos de mesa.

Solo puedo agradecerles el compartirme de su tiempo para pasar un día genial, por ser, y estar.

LG-H990

Pd. a la próxima, llevo un carrete de hilo más largo, ese papalote debía subir más alto.

Blót XXXI – til árs ok friðar

“Felicidades por una vuelta más al sol”

-Héctor F.V.

Y es que, es cierto, estamos tan acostumbrados a ver nuestras vidas en una escala de medición tan básica como el tiempo tan lento en el sobrevivimos nuestra existencia (aunque sí, el tiempo sea relativo), que pocas veces nos ponemos a pensar en lo complejo precisamente de existir. Ahora sí que, “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio…”

Como cada año, hacemos un recuento de la existencia, aunque no necesariamente es estático ni excluyente de todos los anteriores, al contrario, la perspectiva del tiempo transcurrido hace que veamos los eventos y los cambios de manera distinta, porque al final, ninguno de nosotros sobrevive a él.

Lo más rescatable de este año, es el esfuerzo por intentar cerrar los 101 en 1001, (del que ya solo me quedan dos años, y no veo avances claros jaja), se ha vuelto un poco complicado, este año han cambiado varias cosas; Completé la maestría y en un par de semanas por fin recibiré el documento oficial para cerrar ese ciclo, con ánimos para iniciar otro, que honestamente me trae la cabeza hecha un caos porque aún no decido cuál es la dirección del nuevo proyecto académico, estoy entre estudiar una maestría “fácil” (aunque ninguna lo es, solo creo que son más o menos interesantes), tratar de buscar dar clases en la UNAM, o estudiar una maestría en el extranjero.

Por otro lado, el proyecto de la vida en solitario no fue del todo satisfactorio, aunque dejó muchos aprendizajes, desde los más básicos, hasta los más complejos, el principal es que a pesar de que tengo un gran talento para resolver mis problemas (creo, sí, con humildad de rigor), aspectos como la calidad y costo de vida en el DF, son bastante peores de lo que imaginé. También la clara necesidad de cerrar algunos temas con la familia que no quiero dejarlos abiertos, no porque no pueda, sino porque en el futuro estoy seguro que regresarían a hacerme polvo. Y por supuesto, los aprendizajes sobre planeación estratégica de que objetivos tiene uno en la vida, en parte, eso fue lo mejor. Aprender que lo que te hacen creer que es lo que quieres no es lo que quieres, simplemente no tiene precio. Y como está de moda en metodologías ágiles, mejor fallar fuerte y rápido que no hacerlo.

Ligado al punto anterior, está el darle una revisada al ejercicio de prospectiva que hice para una clase en la maestría, creo que sigue teniendo un peso importante y no caduca, solo es cuestión de actualizarlo, hacer planes para tener sólidas las bases del futuro, y contemplar los cambios que pueden suceder, obviamente, no compras ni aseguras el futuro, pero al menos tienes más claridad de lo que puedes o no puedes hacer bajo ciertos escenarios, en donde está tu punto de quiebre, y que sí o sí no puedes dejar al azar (y no, no estoy hablando como un “Don Kike”, sino que así es esto de ir creciendo, –creo-). Parte de lo que recuerdo del ejercicio, es que decía que cuando a uno le preguntan, en donde se ve en 10 años, se ve con atributos psicológicos y no con físicos, es decir, te ves exitoso, con una familia, o con un negocio, pero no te ves, más viejo, menos fuerte, más achacoso, aunque eso sí esté asegurado en mayor o menor medida.

En lo laboral, ha sido un año agridulce, a pesar de que estoy de acuerdo en que uno debe estar abierto a aprender, también creo que la mayoría de las veces, las organizaciones no lo hacen, obviamente eso las lleva a pagar altos costos para tratar de mantenerse en la cresta de la ola, aun queda mucho por ver, hace 5 años estaba seguro de que muchas cosas se podían cambiar, y era ingenuo obviamente, si pudiera mandarle un mensaje por Same Time al Kike de ese entonces, le diría, “Ni te desgastes, eso no sucederá”. Reenfocar esfuerzos, mmm, puede ser, en algunos casos, no darse por vencido no importa la resistencia que encuentres, amiga o enemiga. Pero sobre todo, dos cosas: 1.- Los resultados son o no son, y 2.- Solo es un trabajo, y en últimas fechas, tener esto bien claro me ha sido de gran ayuda. Al final, eres más inteligente que la empresa para la que trabajas.

En las relaciones, fue un año de entradas y salidas, es cierto que el tiempo también ayuda a no ciclarte con relaciones que no te dejan nada, ahora, creo que he cambiado un poco mi enfoque, antes pensaba que las cosas eran más de blancos y negros, hoy, a pesar de que en el fondo sigue siendo ese, creo que he desarrollado una aproximación más “indiferente” a eso, porque entiendes que la realidad no es gobernada por tus deseos, y que no puedes obligar a nadie, a irse, o a quedarse. Así pues, te vas concibiendo libre, libre de ser y estar con quien se te de la gana, en el momento que se te de la gana. Sin compromisos. Porque nadie está obligado a lo imposible.

Ya veremos que nos depara el nuevo año, pero ante la incertidumbre, lo mejor que puedo hacer es prepararme para cosas que aún no he pensando que me va a tocar resolver, en todos los ámbitos. Sí, obviamente da miedo (y mucho), pero no vamos a salir vivos de esta, así que a vencer ese miedo y disfrutar la vida.

Gracias por coincidir, conmigo, aunque parezca trivial, no lo es.

Motivación, tiempo y oportunidad de practicar.

 

til árs ok friðar

a.k.a. “Por un buen año, y paz”

Blót, me encantó el término vikingo Lengua fuera

Netiquette, quienes lo recordamos, y quienes no lo conocen.

Ayer en el trabajo hablábamos de las buenas prácticas dentro de los espacios de trabajo, particularmente en la comunicación.

Quienes vimos como se iba construyendo Internet, o quienes de alguna manera participamos en ella, recordamos Netiquette, como uno de los primeros esfuerzos por no acabar con lo que en ese momento, prometía ser el mayor esfuerzo colectivo de la humanidad. Hoy somos más realistas, (para bien o para mal, gracias a la democratización y defensa por el acceso a la red, sin distinciones y en libertad).

No es trivial, a veces, nos perdemos en los cambios, en la velocidad de la misma red y olvidamos que seguimos siendo humanos.

Por todos aquellos, que aprendimos, que la vida “digital”, no es otra que nuestra vida real. (aunque hay, quien cree que son dos dimensiones completamente separadas, nada más alejado de la realidad)

Larga vida, a ese, como ya dije, el esfuerzo más importante de la humanidad en los últimos tiempos.

Pd. Pueden conocer el documento base, desde el siguiente LINK

[101 en 1001] Recorrido por Chiapas (I)

Después de dos semanas de vacaciones, aquí el post para tachar este ítem de la lista de los 101 en 1001.

Chiapas!!!

Expectativa:

Quería conocer Chiapas, porque había leído algunas cosas de ciertos lugares de interés, y también porque ya había visto muchas fotos y quería conocer los lugares personalmente, aunque a decir verdad, no era mucha emoción la de ir hasta allá, sobre todo porque a mi parecer solo tenía en mente unos cuantos lugares que quizá no justificarían el viaje.

Realidad:

Dado que se presentó la oportunidad de que este viaje fue parte de un combo al sureste mexicano y debido a las condiciones y los itinerarios tan apretados que resultaron, tuve que recortar los sitios a cubrir, el viaje fue familiar por lo que tampoco se prestó tanto a la aventura, desgraciadamente a pesar de que no hubo ningún incidente, creo que no resultó ser como esperaba.

Sitios visitados.

Todo el viaje lo hicimos en auto, por lo que intentaré hacer los comentarios pertinentes, seguramente la experiencia resultará diferente en un viaje dedicado con opciones más “cerradas” de viaje.

Llegamos desde Chetumal QRO, por la carretera federal 186 a Escárcega, una carretera de rectas bastante cansadas y aburridas que atraviesa la reserva de la biósfera de Calakmul. Pasando Escárcega, continuamos hacia Villahermosa, para tomar la desviación a Palenque. La idea original era visitar la zonas arqueológicas, sin embargo por la dificultad que representaba para la movilidad de mi madre, aunado a los tiempos reducidos, decidimos omitir todas las visitas a zonas arqueológicas, con excepción de Tulum.

image

La llegada a Palenque no representa ningún problema, la carretera está en buenas condiciones y el tiempo no es excesivo.

La cosa cambió radicalmente cuando nos dirigimos de Palenque a Ocosingo (por la carretera 199, ruta a través de la sierra) en donde se encuentran 3 de los puntos de interés que queríamos visitar:

Lamentablemente la carretera hacia Ocosingo está en pésimas condiciones, al parecer la están reparando, pero en lo personal me pareció que esa reparación es negligente e intencional para aumentar el tiempo de recorrido, aunado a lo que sería mi peor pesadilla, cientos de topes a lo largo de toda la carretera hasta llegar a San Cristóbal, sin señalamientos y colocados en lugares que sirven para que los habitantes de las comunidades asentadas a lo largo de la carretera, te obstruyan el paso para literal extorsionarte (por muy amable que sea la forma en que lo hacen), de hecho, ya después me comentaron, que corrimos con suerte, pues muchas veces no son tan amables al pedirte tu “cooperación” y los incidentes terminan en robo, por lo que eso fortaleció mi percepción del por qué de las condiciones en que se encuentra la carretera, y eso que no soy un paranoico.

De los tres lugares que esperábamos visitar, solo pudimos visitar dos, la cascada de Misol-ha, a la que debes ingresar después de pagar dos “casetas” en donde tienes que pagar 10 y 20 pesos por persona. La cascada es bastante impresionante, aunque como llevábamos prisa por llegar a San Cristóbal, la verdad es que no estuvimos mucho tiempo, todavía debíamos pasar a las cascadas de Agua Azul.

Agua Azul tuvimos que dejarlo ir.

La llegada a las cascadas de Agua Azul, por la misma carretera, fue un poco tardada por lo que ya decía, las condiciones del camino, los topes y el tráfico pesado en un camino en que se dificulta el rebase por las curvas sinuosas.

Sin embargo, es un lugar que vale la pena visitar, es de fácil acceso hasta las cascadas y hay un andador hasta la parte alta de ellas, así como zonas para meterte a dar un chapuzón, a diferencia de Misol-ha en donde prácticamente es un punto de interés individual, en las cascadas algo que me llamó la atención es la cantidad de familias que lo visitan, eso dice mucho del ambiente. Hay muchos puestos de artesanías y comida, a precios de cualquier destino turístico, aunque no me quiero imaginar como se pone en semana santa.

Aproveché para hacer mis primeras tomas de larga exposición durante el día (que era algo que ya había planeado particularmente para esta escala en el camino), cargué el 18-50 mm con el filtro ND de 3.0 y empecé a disparar, se prestó mucho la temporada puesto que no había muchas personas, sinceramente habría sido imposible sacar alguna toma interesante en temporada alta.

Aquí algunos resultados:

Mi favorita:

IMG_2571-1

IMG_2570-1

IMG_2568-1

IMG_2567-1

IMG_2565-1

IMG_2562-1

IMG_2580-1

La pasión y buena vibra son el combustible de este motor…

Podría decir que no solo la buena vibra, también la mala, pero pocas veces nos damos cuenta cuando las cosas van bien.

Sin ser tan esotérico, es bien sabido que creo en eso de la vibra, la energía positiva y el hacer el bien (aunque no siempre uno está de buenas para practicar con el ejemplo, bueno, dejaríamos de ser humanos si no).

También, está documentado en este blog, que en mi caso, tengo la teoría de que esta buena ondita es estacional o por temporadas, como una onda que sube y baja, y desde que encontré a Wintergatan en youtube, creo que la música me hace sentir un poco más de lo normal, no es que sea un grinch, pero pocas melodías me erizan la piel o reconozco un sentido universal, así que cuando las encuentro, simplemente no puedo dejarlas ir, es como cuando conoces a alguien, la primera impresión es (generalmente) la que se queda grabada en tu memoria.

Sophie, es una de esas intérpretes que podría denominar eclécticas, porque ha hecho lo que se le ha dado la gana, (así como Jamiroquai), no es que sea fan fan, pero de vez en vez, artistas como ellos, me sorprenden porque en realidad les sale muy, muy bien lo que se proponen, no es que estén en foco todos los meses o todos los años, no, al contrario, me parece que podrían tener un protagonismo mucho mayor si se lo propusieran, aunque eso puedo intuir, no es lo que están buscando precisamente (como sucede con la gente apasionada de lo que hace).

Admiren a Sophie, en Puerto Vallarta.

Se antoja estar ahí, con ese soundtrack exquisito.