Categoría: Cosas Por Hacer Antes de Morir

Evoquemos la felicidad…

Hace ya algunos meses, me encontré con este video de un(os) sueco(s). Y honestamente, me cargó la pila increíblemente.

Días después encontré este otro video, y se me salieron algunas lágrimas.

Y es que, en la ya larga trayectoria en la red desde sus inicios, nunca había encontrado un esfuerzo colaborativo como este, en donde fuera tan palpable la forma en que “la buena ondita” se contagia. Desde que vi este clip, me declaré fan de Wintergatan, y después de ver todo su material, bueno, no pude más, a ellos les debo grandes dosis de felicidad, y una admiración como pocas veces la he tenido por alguien. Y miren, que considero que es muy difícil que alguien desarrolle en mi esa admiración.

Cada nota de sus melodías siempre me ha puesto tremendamente feliz, cientos de reproducciones que ya se acumulan en el scrobbler de last.fm, y se antojan para muchas más.

Si después de ver estos dos videos, puedes tan solo sentir un poco de lo que a mi me transmitieron, estarás de acuerdo en que son increíbles.

¿Me acompañas a ser felices?.

Confío en que sea parte del soundtrack de momentos inolvidables.

Pd. Sobra decir que es una muestra de como el trabajo colaborativo no tiene límites si se hace con pasión y “se siente en cada paso”.

Anuncios

Nivel 15 en Ingress ☑️

Llegamos al nivel 15, de la mano de la medalla platino ‘sage’ conmemorativa del aniversario 5 de Ingress.

Ya solo falta el último trecho de 16 millones de AP. A echarle ganas para terminar con el objetivo 101 en 1001 alcanzado.

Buen ingress!

[101 en 1001] Recorrido por Chiapas (I)

Después de dos semanas de vacaciones, aquí el post para tachar este ítem de la lista de los 101 en 1001.

Chiapas!!!

Expectativa:

Quería conocer Chiapas, porque había leído algunas cosas de ciertos lugares de interés, y también porque ya había visto muchas fotos y quería conocer los lugares personalmente, aunque a decir verdad, no era mucha emoción la de ir hasta allá, sobre todo porque a mi parecer solo tenía en mente unos cuantos lugares que quizá no justificarían el viaje.

Realidad:

Dado que se presentó la oportunidad de que este viaje fue parte de un combo al sureste mexicano y debido a las condiciones y los itinerarios tan apretados que resultaron, tuve que recortar los sitios a cubrir, el viaje fue familiar por lo que tampoco se prestó tanto a la aventura, desgraciadamente a pesar de que no hubo ningún incidente, creo que no resultó ser como esperaba.

Sitios visitados.

Todo el viaje lo hicimos en auto, por lo que intentaré hacer los comentarios pertinentes, seguramente la experiencia resultará diferente en un viaje dedicado con opciones más “cerradas” de viaje.

Llegamos desde Chetumal QRO, por la carretera federal 186 a Escárcega, una carretera de rectas bastante cansadas y aburridas que atraviesa la reserva de la biósfera de Calakmul. Pasando Escárcega, continuamos hacia Villahermosa, para tomar la desviación a Palenque. La idea original era visitar la zonas arqueológicas, sin embargo por la dificultad que representaba para la movilidad de mi madre, aunado a los tiempos reducidos, decidimos omitir todas las visitas a zonas arqueológicas, con excepción de Tulum.

image

La llegada a Palenque no representa ningún problema, la carretera está en buenas condiciones y el tiempo no es excesivo.

La cosa cambió radicalmente cuando nos dirigimos de Palenque a Ocosingo (por la carretera 199, ruta a través de la sierra) en donde se encuentran 3 de los puntos de interés que queríamos visitar:

Lamentablemente la carretera hacia Ocosingo está en pésimas condiciones, al parecer la están reparando, pero en lo personal me pareció que esa reparación es negligente e intencional para aumentar el tiempo de recorrido, aunado a lo que sería mi peor pesadilla, cientos de topes a lo largo de toda la carretera hasta llegar a San Cristóbal, sin señalamientos y colocados en lugares que sirven para que los habitantes de las comunidades asentadas a lo largo de la carretera, te obstruyan el paso para literal extorsionarte (por muy amable que sea la forma en que lo hacen), de hecho, ya después me comentaron, que corrimos con suerte, pues muchas veces no son tan amables al pedirte tu “cooperación” y los incidentes terminan en robo, por lo que eso fortaleció mi percepción del por qué de las condiciones en que se encuentra la carretera, y eso que no soy un paranoico.

De los tres lugares que esperábamos visitar, solo pudimos visitar dos, la cascada de Misol-ha, a la que debes ingresar después de pagar dos “casetas” en donde tienes que pagar 10 y 20 pesos por persona. La cascada es bastante impresionante, aunque como llevábamos prisa por llegar a San Cristóbal, la verdad es que no estuvimos mucho tiempo, todavía debíamos pasar a las cascadas de Agua Azul.

Agua Azul tuvimos que dejarlo ir.

La llegada a las cascadas de Agua Azul, por la misma carretera, fue un poco tardada por lo que ya decía, las condiciones del camino, los topes y el tráfico pesado en un camino en que se dificulta el rebase por las curvas sinuosas.

Sin embargo, es un lugar que vale la pena visitar, es de fácil acceso hasta las cascadas y hay un andador hasta la parte alta de ellas, así como zonas para meterte a dar un chapuzón, a diferencia de Misol-ha en donde prácticamente es un punto de interés individual, en las cascadas algo que me llamó la atención es la cantidad de familias que lo visitan, eso dice mucho del ambiente. Hay muchos puestos de artesanías y comida, a precios de cualquier destino turístico, aunque no me quiero imaginar como se pone en semana santa.

Aproveché para hacer mis primeras tomas de larga exposición durante el día (que era algo que ya había planeado particularmente para esta escala en el camino), cargué el 18-50 mm con el filtro ND de 3.0 y empecé a disparar, se prestó mucho la temporada puesto que no había muchas personas, sinceramente habría sido imposible sacar alguna toma interesante en temporada alta.

Aquí algunos resultados:

Mi favorita:

IMG_2571-1

IMG_2570-1

IMG_2568-1

IMG_2567-1

IMG_2565-1

IMG_2562-1

IMG_2580-1

[101 en 1001] Obtener el grado de Maestro.

Esta es la de a devis!

Se cierra un ciclo de dos años de los que aprendí muchísimo, y honestamente me la pasé increíble. Hoy por fin, recogí mi constancia de graduación

Sí, cuando acabas los créditos, cuando ya terminas las clases, todo el mundo te dice “ya lo demás es puro trámite” y, efectivamente, pero al menos para mi, ese trámite todavía me alejaba de la meta. Sobra decir lo desesperado que soy cuando las cosas no dependen de mi y cuando encima de todo desconfío de los humanos encargados de finalizarlo. Así soy, para bien o para mal. Pero tener en tus manos ese papelito que por fin es la evidencia de que oficialmente terminaste, es una sensación de realización muy emocionante, sobre todo cuando estás acostumbrado a no ver las cosas tan sistemáticamente como otros, es decir, cuando hasta el último segundo tienes la incertidumbre de que algo no se desarrolle como tiene que ser.

Solo me queda esperar el título, pero eso ya es la consecuencia. Estoy emocionado, y motivado para empezar a explorar nuevos horizontes académicos, ya manejaba la posibilidad de la ingeniería, aunque no sé que tan factible es la integración con el trabajo, me gustaría hacerla en la UNAM pero es complicado precisamente porque no hay mucha flexibilidad, de hecho ni siquiera está en la oferta de licenciaturas que se pueden cursar en el Sistema de Universidad Abierta y a Distancia, pero bueno, en lo que me decido, por fin, tachamos este item de la lista 101 en 1001.

Una inspiración –sic- que ya necesitaba.

Sigue adelante.

 

Pd. Como ningún hombre es una isla, ni logra hazañas por sí mismo, gracias, gracias! a todos quienes de alguna u otra manera fueron partícipes de que hoy llegáramos a este punto, a mi familia, a mis amigos y a quienes me tuvieron tanta paciencia y me permitieron un espacio en el trabajo para poder cumplir este proyecto que por momentos parecería interminable. Gracias también, a la gente que conocí durante la maestría, a los maestros y a la Universidad, que a pesar de nuestra relación amor-odio, es y será para mi, el mejor lugar al que he tenido el privilegio de pertenecer.

México, Pumas, (aunque esta parte de Pumas no me gusta), UNIVERSIDAD!.

Pd2. Ya les contaré como me va en la toma de protesta.

Arduino!!!

Bueno, pues después de tanto pensarlo, (y unos cuatro años después), por fin me he decidido a hacerme de este ¿dispositivo? (creo que formalmente es un controlador).

Precisamente el pasado 1ro de Abril fue el Arduino Day, aunque me hubiera encantado asistir al final no me fue posible.

He estado investigando cuál será el primer proyecto, y sin ir más lejos, creo que será el riego automatizado de las plantitas (además, creo que es “de lo más sencillo” que hacer por ahora)

Ya estaré escribiendo mis primeras impresiones tanto del desarrollo del hardware como del software y la construcción de la nueva distribución de macetas y soportes que optimicen el proceso de riego.

Así pues, declaro oficialmente abierta la etiqueta Arduino de este blog!

 

A divertirnos!!!

Wintergatan – Dosis de felicidad 1Q2017

Suecos tenían que ser!!!!

Ayer descubrí una banda sueca, llamada Wintergatan (Vía láctea en sueco) y simplemente explotó mi ser, creo que nunca me había sentido tan bien con alguna agrupación, (de sobra saben los que me conocen que no tengo ídolos, y mucho menos en el ámbito musical, aunque debo decir que mis gustos no son presuntuosos, quiero pensar que son eclécticos).

En fin, hay tanto que destacar de esta banda, que me aventuraría a decir que no había visto algo como lo que han hecho, y es que, lo que realmente me atrapó y literalmente se apoderó de mi mente, fue darme cuenta del talento y de la integración que tienen entre ellos, realmente son un equipo, y ojo, si bien es cierto que es un requisito estar integrado, lo cierto es que hay niveles de integración, el que estos chavos tienen en realidad es superior al promedio.

El otro punto que considero relevante, es la creatividad e inventiva que tienen (en particular Martin), para diseñar y construir instrumentos musicales, además de incluir elementos “atípicos” -como una máquina de escribir- en sus canciones, que en conjunto con el excelente manejo de los sintetizadores logran hacer una mezcla perfecta entre sonidos analógicos y digitales que te envuelven en un estado de ánimo muy “feliz” (al estilo del Hygge Danés).

Podría pasar horas y horas escuchándolos y estoy seguro de que no me aburriría para nada. Se nota la pasión, el talento y las ganas de hacer algo diferente no por sobresalir, sino por crear. Lo que más me gusta es que en todos los detalles se ve esa filosofía de disfrutar de la vida haciendo lo que más se ama, ya sea construyendo una máquina de Rube Goldberg musical, un instrumento con piezas de lego y un mecanismo que nos recuerda a las cajas musicales de antaño, o simplemente divirtiéndose con los sintetizadores.

Por lo que leí, para este 2017 tienen planes de venir a México a hacer un tour, cosa que me emociona muchísimo, porque de ser así, haré todo lo posible por ir a verlos ejecutar piezas grandiosas, llenas de esa magia que transmite pura buena ondita.

La dosis de felicidad de lo que va del 2017, que lo disfruten.

Wintergatan – Marble Machine (music instrument using 2000 marbles)

Marble Machine – Band Version LIVE

Wintergatan LIVE At Victoriateatern – FULL CONCERT

Visitar Monterrey! ☑️

Hace poco más de un mes me decidí a ir a Monterrey.

En honor a la verdad, me había resistido porque mi poco contacto con esa ciudad (indirectamente, al menos en papel, noticias y demás cosas que llegaban a mi de rebote) no me había inspirado lo suficiente como para decidir visitarla, luego pues, se juntaron un par de situaciones que me hicieron aprovechar la oportunidad de ir en plan de medio turista y en menor parte por temas laborales, además de que ahí vamos tratando de completar el reto de los 101 en 1001. Nota al margen, también me decidí a ir a MTY para visitar a Mar, (conocer a Daniel, a Liam y a Ian, aunque a ellos los vi en mi último día de estancia y por menos tiempo del que me hubiera gustado, pese a eso, me la pasé genial y pudimos compartir unos muy ricos tacos de barbacoa).

Día uno:

Salida del aeropuerto de la Ciudad de México, Terminal 1. Honestamente, mi primer vuelo (sí, a muchos les parecerá algo sin chiste y cotidiano, o que quizá no merezca tanta sorpresa, pero seguro que no olvidan la experiencia de caer con estilo, en una pieza de ingeniería moderna). Me decidí por volaris por sugerencia y por comparativo de costo beneficio, aunque al final no saliera del todo como estaba planeado. 1 hora y 10 minutos de vuelo después, estaba aterrizando en el aeropuerto Mariano Escobedo de Mty, en donde Ana ya se encontraba esperándome para acompañarme a IBM Mty. Por fin iba a conocer al equipo del norte (físicamente), aunque solo pude coincidir con Jorge, Ángel y Ana, aunque más tarde conocí a Juan Pablo, un verdadero gusto después de tanto tiempo de haber trabajado tan de cerca a pesar de la distancia. Me invitaron a “El Torito”, en donde disfrutamos de Arrachera y unos frijoles “charros” (creo que tenían otro nombre, pero así les conocemos por acá), muy rico todo, y excelente compañía, después Ana me hizo el favor de llevarme a donde me iba a hospedar (Reservé una habitación a través de Airbnb, sí, también fue la primera vez que utilicé la plataforma, y de eso escribiré otro post dedicado completamente a reseñar mi experiencia).

Día dos:

Después de que el uber me “perdiera” para llegar a la oficina (que está en una zona bastante agradable, con excepción del ruido infernal del tren que pasa unas cuatro veces al día, a las 3 de la mañana por ejemplo ¬¬), pues por fin llegué para conocer a Gabriel, que era el único que me hacía falta, día movido de trabajo, para rematar con un pequeño paseo por parte de la Macro Plaza, con una de mis guías, Ana. Después nos dirigimos a “El Rey del Cabrito” para hacer la visita y prueba obligada precisamente del cabrito, me gustó aunque no me volví fan, me recordó a la barbacoa de chivo que hacen en Jonacatepec, aunque esta un poco más deshidratada y con más grasita. Terminó el día.

Día tres:

Por la mañana, Bere mi otra anfitriona, me llevó a las Grutas de García, (García es uno de los municipios que integran la zona metropolitana de Monterrey, junto con Guadalupe, Apodaca, San Nicolás, San Pedro, Santa Catarina, Escobedo, Santiago, Cadereyta, Juárez y Salinas, –sí, al igual que la ZMVM son muchos!!!-). Se encuentran en una montaña a la que puedes subir de dos formas, la primera es la más fácil y panorámica, y es a través del teleférico que por 60 pesitos te lleva de la zona del estacionamiento y explanada, hasta la entrada a las grutas. La segunda opción y menos recomendable para quien no tenga buena condición física es subir a través de una vereda de aproximadamente 1.5 kilómetros, bastante inclinada para mi gusto, en cuyo caso solo debes pagar 30 pesitos que ya incluyen el ingreso a las grutas). En realidad, para quienes hemos visitado más de un par de grutas, la mecánica es la misma, un recorrido a pie por el interior de las cuevas para apreciar las formaciones de estalagmitas y estalactitas, que junto a un sistema de iluminación artificial (en este caso, bastante mayor al de otras que he visitado) son interpretadas por el imaginario colectivo para formar imágenes mentales de objetos, animales o cualquier otra forma familiar. Me gustó: la iluminación, excelente sobre todo si quieres fotografiar las formaciones minerales, en verdad se agradece una buena iluminación para reducir el ruido y mejorar la calidad de las imágenes. También me gustó la infraestructura física, sobresaliente en términos de mantenimiento con accesos y senderos bastante seguros e iluminados, en cuanto al nivel de dificultad para quienes no tenemos tanta condición física, creo que es bastante bueno. No me gustó: como dije, al final es la misma mecánica que la del resto de las grutas, el guía va señalando formaciones y haciendo comentarios que aluden a la imaginación para complementar el recorrido. Otro punto a considerar como en cualquier otra visita a este tipo de cuevas, es que la humedad al interior resulta ser bastante por lo que puede resentirse después de unos 25 minutos, por lo que si pueden llevar agua y un “abanico” será más placentero el recorrido.

20161217_093425_HDR-EFFECTS

Después de finalizar la estancia en las Grutas de García, nos dirigimos al centro de Monterrey, para almorzar en un lugar que me encantó, “El Lindero”, restaurante cuya especialidad es preparar comida típica de la Huasteca, Bere ordenó unas empipianadas mientras yo opté por una migada de cecina (que no me terminé porque era enorme) eso sí, el agua de horchata es riquísima. El Lindero, está ubicado en Degollado Sur 770, Obispado, 64000 Monterrey, N.L. muy recomendable!!!

Terminando de almorzar, nos dirigimos al asta bandera monumental del Obispado (en donde se encuentra el Museo Regional de Nuevo León). En la cima, donde se encuentra el asta bandera, se encuentra un mirador desde el que se puede apreciar casi la totalidad de la ciudad y su zona metropolitana, con una vista particularmente buena de las montañas que la rodean, Chipinque, Topo Chico, El Cerro de la Silla y el Cerro de las Mitras. En un día soleado y con viento, es inmejorable.

20161217_142838_HDR

20161217_142120_HDR

De momento, hasta aquí le dejo.