“The Circle”

De vez en cuando, tenemos películas como esta en la que revivimos nuestros miedos sobre el uso y el abuso de la tecnología.

La preocupación por la privacidad, las regulaciones y su protección ha ido en aumento, al igual que las batallas entre las compañías que creen que los datos, (todo tipo, para ser más exactos Big Data) deben ser indexados sin ninguna restricción en pro de un bien superior. Los argumentos que usan no son ilógicos y de hecho si se analizan, son bastante convincentes, indexar y tener acceso a TODA la información existente en el mundo (no sólo la que producimos los humanos) podría servir para resolver problemas actuales y futuros, incrementar la calidad de vida, hacer un mejor uso de los recursos del planeta, en fin, el límite es la imaginación. Y precisamente estos argumentos están empujando muy fuerte cabildeos para tener el camino libre hacia un mundo sin fronteras, en donde la información esté disponible para cualquiera.

Este es el argumento de “The Circle”, una película que viene a intentar al menos, hacernos reflexionar sobre si debemos seguir en la línea del progreso con el acelerador a fondo y con el fin justificando los medios, o si por el contrario, debemos replantearnos ese progreso, para el que quizá aún no estamos preparados socialmente.

En la película podemos encontrar referencias bastante fuertes a algunas empresas como Google e IBM, que en la actualidad están compitiendo por esos datos y las legislaciones globales y locales, vamos, que ya sabíamos que la misión de Google era precisamente, indexar todo el conocimiento humano, esa misión que hace más de dos décadas, nos parecía un chiste, hoy se está materializando gracias al poder tecnológico de procesamiento, almacenamiento y conectividad. Y que decir de IBM, que desde que derrotó a Kasparov, preocupó a más de uno, por la posibilidad de que su inteligencia artificial pudiera suponer un riesgo real. Ahora tenemos a más actores, como Facebook, o Amazon, entre otros, que gracias al poder tecnológico han amasado un poder económico y político importante, estas empresas, por fin han entendido que si quieren expandir sus límites, la sociedad puede ser un obstáculo, por lo que hay que moldearla para esos fines, por las buenas, o por las malas.

Es un hecho que somos fácilmente influenciables por el futuro, sin embargo, no estaría demás regresar a ciertas bases, aferrarnos a algunos comportamientos y valores sociales que precisamente nos han traído a lo que hoy somos, cooperación, humildad, confianza, privacidad, justicia, entre muchos más.

Cierro con decir, que la tecnología como cualquier creación del hombre, no tiene una característica positiva o negativa en sí misma, sino que, es el uso que hacemos de ella, lo que determina su capacidad para ayudarnos o perjudicarnos.

Después de ver la película (que tampoco es la mejor que se haya hecho),  puede que quede una sensación de paranoia que desaparecerá en algunos minutos u horas, lo que sí es un hecho es que en la realidad, no nos estamos preparando para tener un debate (más pronto que tarde), de alto nivel sobre las implicaciones REALES (que no virtuales, o imaginarias) que tendremos en los años por venir, pensar que dejamos en el pasado los grandes dilemas éticos, morales y filosóficos, es ingenuo, pronto, nos daremos cuenta, que PENSAR, es la única actividad humana que no podemos, ni debemos delegar, y que es una responsabilidad que todos debemos ejercer.

Y no, la vida no será más fácil.

Las referencias a Google, es por el Google Plex y la forma de trabajo presentada en la película.

Las referencias a IBM, “los viernes de sueños” analítica e Internet de las Cosas.

Entre otras más.

Spiderman “regreso a casa”

Después de una serie de películas medianamente decentes bajo la producción de Sony/Columbia Pictures, y tras la negociación de los derechos para que Marvel incluyera por fin a este personaje a su universo que en los últimos años le ha sido tremendamente rentable (y vaya que ya conocen la fórmula del éxito), se esperaba mucho sobre esta entrega que era estratégica para que Spiderman tuviera juego. Y es que, aunque ya había tenido participación en la última entrega de Avengers, esta sería la primera película en solitario.

Jueves de cine, Karen que me debía una ida al cine, saldó su deuda con una función en IMAX, y creo que para los dos, la peli superó las expectativas.

En esta película, vemos una mezcla de una Teen Movie, sin serlo completamente, de hecho, aunque hay algunas cosas que a algunos nos pueden parecer algo incómodas, como una tía May más Joven, o la ausencia de personajes que ya conocemos, de alguna forma, se parece más a la serie animada de 1994, (a mi gusto, el mejor acercamiento a Spiderman, si no eres friki de los comics), la aparición de Shocker, y hasta cierto punto, el sentido del humor que caracteriza al Peter Parker de siempre.

Se echa de menos como dije antes, más elementos familiares, como sí, Mary Jane, algún otro villano, etc. Sobre todo por la decisión de no situar a Peter en una edad más adulta, (supongo que para exprimirlo más, en futuras entregas), aun así, no decepciona. Al parecer, está planeada la participación en al menos cinco historias más, pero todavía no hay nada concreto, salvo por su aparición en la próxima “Avengers Infinity War”

En fin, esperemos que sigamos teniendo (todos) más vida para disfrutar este gran entramado cinematográfico que se está construyendo gracias a Marvel.

Larga vida, y más de estos días de felicidad.

Pd. El único pero que le encontré, es que a pesar de que hay funciones en IMAX, solo está optimizada, pero no fue grabada con cámaras IMAX ni el sonido corresponde, así que tómenlo en consideración.

El día de la toalla, y por qué todo parece encajar en este rompecabezas.

Hay momentos en mi vida que los que solo puedo detenerme a observar como las serendipias se reúnen y bailan juntas al compás de la misma melodía universal de la felicidad

El 25 de Mayo, es el día de la toalla. En honor a Douglas Adams, autor de la saga “La guía del viajero intergaláctico”, una obra por demás deliciosa por el uso que hace de elementos como críticas a la sociedad, humor negro e irónico y un poco de ciencia ficción, es decir, una obra que para todos los que nos consideramos geeks, es sustancialmente rica. En 2005 se lanzó la película The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, una verdadera joya. Es una película para saborear, y para descubrir muchos de los mensajes que tiene escondidos, como “Deep Mind” (Es precisamente, de esta obra, que la IA de Google recibe su nombre, sí, esa que hoy en día puede replicarse a sí misma), o la respuesta al origen de la vida, el universo y todo lo demás, 42.

A Adams, le preguntaron varias veces el significado que tenía ese número, queriendo buscarle tres pies al gato, hasta que dijo que en realidad no significaba nada, no era una clave a otras dimensiones ni nada, solo fue el que eligió, aunque pudo ser cualquier otro número.

Cuando pude ver la película realmente la disfruté, Martin en particular, es similar para mi, a “sonrisas” de Toy Story 3, o “Scamper” de Igor, me encantan esos personajes depresivos que al mismo tiempo, son involuntariamente muy divertidos, a los que les pasa de todo pero que en el fondo, su rol es hacerla de pegamento entre los demás protagonistas, sacarte esa sonrisa en el momento menos esperado, y obvio, ganarse el privilegio de ser rememorados por esa combinación de factores.

Los que me conocen, estarán de acuerdo en que hago mucha referencia al número 42 en mis conversaciones cotidianas, pues bien, el origen de esa manía es precisamente la obra de Adams.

———————————-

Watson & Towel Day @ IBM

Este es el primer año que “celebramos” el día de la toalla en la empresa, y esto que voy a decir es solo mi opinión, de ninguna manera representa la posición de IBM.

Bueno, como sabrán, llevamos algunos años con el desarrollo de Watson, (¿recuerdan Deep Blue? ¿la computadora que le ganó al Gary Kasparov en Ajedrez?, pues Watson es su revolución, con mucho de Machine Learning, analítica y nube, o sea, todas las tecnologías que forman el portafolio de la empresa, y mucho más).

En fin, Watson, ha estado evolucionando, en parte para madurarlo y que pueda comercializarse más eficientemente que solo una línea de investigación en Computación e Inteligencia Artificial, y para ello, se han presentado varias oportunidades, como la vez que Watson participó en Jeopardy y le ganó a los campeones, ¿se les hace familiar? Kasparov!!!! cof, cof, cof. Así pues, mientras que hace un par de años era solo un prototipo para ver “hacia a dónde podíamos llegar” hoy cada vez, se le puede ver integrado en soluciones bastante cotidianas, que van desde investigar y analizar tratamientos contra el cáncer, como asistente médico, como motor de reconocimiento de imágenes, como asistente para identificar rasgos de la personalidad (Watson, Personality Insights), entre muchas más chucherías en las que está metido (y más en las que se está metiendo).

Bueno, pues para mi, este año celebramos el día de la toalla, sí, un poco para recordar a Douglas Adams y su obra tan exquisita, aunque también, aprovechamos para hablar más de Watson, haciendo un símil (muy sutil) a “Deep Mind” (lástima que Google se nos adelantó con el nombre), que en la obra de Adams, es el computador más potente que existe en el universo, cuyo objetivo único es responder a los misterios del origen de la vida, el universo y todo lo demás, tardando millones de años para llegar a la conclusión (validada arduamente) de que la respuesta es sin lugar a dudas, 42.

———————————

Sinapsis y serendipias.

A veces, puedo patear mucho el pesebre, lo sé, y en ocasiones me siento mal por hacerlo aunque mis razones no sean para atacar a Big Blue, sino para expresar mi deseo de que sea mejor cada día, pero en días como el de hoy, y cuando su ADN geek, se mezcla con el mío, producen unas sensaciones casi sublimes, como cuando salió la película “Hidden Figures”, mezclando Big Blue y la carrera espacial. En fin, gran parte de mi psique está enlazada con Watson, (de momento solo figurativamente hablando, quizá un día, sea más literal, no sabemos), pero más que con Watson, con lo bueno y lo malo que durante más de 100 años, Big Blue ha impactado en la humanidad, y a pesar de que yo no tenga el gran talento que muchos ibemistas sí tienen y han tenido (Computación Cuántica, Watson, Nanotecnología, Chips, IA, cientos de miles de patentes), a veces, y solo a veces, realmente me siento parte de ese núcleo de innovación. Y eso señoras y señores, es una sensación indescriptible.

Por lo que dure.

DAr2Ep7XgAAxQM4

 

“una toalla es el objeto de mayor utilidad que puede poseer un viajero interestelar. En parte, tiene un gran valor práctico: uno puede envolverse en ella para calentarse mientras viaja por las lunas frías de jaglan Beta; se puede tumbar uno en ella en las refulgentes playas de arena marmórea de Santraginus V, mientras aspira los vapores del mar embriagador; se puede uno tapar con ella mientras duerme bajo las estrellas que arrojan un brillo tan purpúreo sobre el desierto de Kakrafun; se puede usar como vela en una balsa diminuta para navegar por el profundo y lento río Moth; mojada, se puede emplear en la lucha cuerpo a cuerpo[…]”.

Douglas Adams.

Lilyhammer

Terminé de ver “Lilyhammer”, la primer serie producida por Netflix, con duración de 3 temporadas (8 capítulos por temporada).

Cabe mencionar que la vi por recomendación de mis noruegas favoritas, porque la serie en sí había pasado desapercibida para mi, lo único que puedo decir es que vayan a verla :P.

Es una serie diferente en cuanto a su hechura, aunque quizá la historia no sea tan espectacular como lo que estamos acostumbrados a ver de este lado del mundo, lo cierto es que te atrapa, un testigo protegido de la mafia en NY es reubicado en el pueblo de Lillehammer en Noruega, en donde comienza una nueva vida con los locales, puede que haya comenzado de nuevo, pero hay mucho de él que lo llevará a revivir el pasado, después de todo, un tigre no puede quitarse sus rayas.

Buenas secuencias, buenos personajes, buenas locaciones (obvio, Noruega), con infinidad de referencias escandinavas. La disfrutarán.

Lamentablemente solo se produjeron 3 temporadas, pero podrán darse una idea de la forma en que producen los humanos de esa por demás privilegiada región del mundo.

Una frase que me llamó la atención es donde Jhonny, le dice a Torgeir, “Noruega es un cuento de hadas, no dejes que el mundo real lo eche a perder”.

Lillehammer, visita obligada en el viaje escandinavo (101 en 1001) :D

Ni bonitos, ni tristes.

¿Realmente se han dado una vuelta por todo el archivo personal que han depositado en sus redes sociales? bueno, no digo que en todas porque es demasiado, pero al menos ¿han hecho el ejercicio de una sola?

Hoy dediqué un rato a depurar fotografías de google plus y facebook, lo hice porque hoy, ambas me “recordaron” (como ya lo han venido haciendo en los últimos meses) un “momento feliz” con Elizabeth, y lo cierto es que no quiero que lo vuelvan a hacer y creo que la mejor forma, es que no haya registros que puedan usar para el siguiente “recuerdo”.

Quizá a algunos les parezca exagerado, pero como ya he dicho decenas de veces, trato de buscar siempre que la forma en la que me relaciono con los demás sea lo más simple posible, y desde años atrás he tenido una regla que hasta el momento nadie ha podido romper, (aunque much@s lo han intentado) y consiste en que la gente recibe lo mejor de mi, mientras decida permanecer conectada a mi vida, pero si por algún motivo deciden ya no estarlo (voluntariamente, no por causas ajenas, obvio), entonces realizo una especie de protocolo de depuración, que me permita hacer espacio para nuevas personas  y que de cierta manera no me ate al pasado, puesto que ya hemos visto que los cáncer somos muy propensos a vivir en él.

Así pues, cada que se rompe una conexión con alguna persona por su voluntad (y después de esfuerzos por evitar que no llegue a su fin), empiezo a destruir cualquier evidencia que pueda encontrar sobre su paso en mi vida.

Ahora bien, no creo que sea exagerado, muchos dicen “quédate con los recuerdos felices, mientras duró” y sí, bueno, técnicamente nuestro cerebro tiende a recordar esos momentos felices en automático, incluso mucho más que los recuerdos infelices, pero ¿qué le voy a hacer? no puedo hackear mi cerebro a voluntad, o depurarle los recuerdos, (creo que si pudiera, lo haría), lo que sí puedo hacer es disminuir todos los elementos que puedo controlar, que me lleven a desatar esos recuerdos “felices”, porque si uno se quedara a partes iguales con todos los recuerdos, sería bueno, pero con el tiempo y la nostalgia, uno va olvidando e idealizando “los viejos buenos tiempos”, aunque en el momento en que todo terminó, en realidad no eran “buenos tiempos” (si no, no habría terminado). Entonces, dejar solo los buenos recuerdos, es una forma de torturarse e idealizar un estado positivo de una relación que también tuvo su lado negativo, y antes de quedarme con eso, prefiero eliminar todo para ver si de forma natural ayudo a que ese equilibrio de olvidos se de.

Ya sé, a veces puedo ser un friki.

Después de todo, apelo a que nuestra memoria es falible, y eso me lo comprobó Elizabeth. Sin memorias no hay remordimientos.

Ah sí, eliminar cosas, no significa que elimine aprendizajes.

Reto IBM Fitbit Octubre 2016

Siguiendo con los posts pendientes, es el turno del post acerca del reto IBM Fitbit

En agosto, recibimos una pulsera Fitbit Flex (1a generación) por parte de la compañía, con el fin de participar durante todo octubre en el reto, que básicamente consistía en hacer la mayor cantidad de pasos al día durante todo el mes, participando las localidades de Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

La verdad es que al principio todo fue bien, de hecho me gustó el reto y para la mitad del mes aproveché para sumarlo a Ingress de tal manera que me iba a caminar a Chapultepec un día a la semana, así, cumplía ir sumando AP y KMs para la medalla de Trekker 1000Km, y mis pasos para el día del reto. Dos pájaros de un solo tiro. Personalmente, creo que todo se descompuso la última semana y media del reto, por tanto trabajo y actividades de la maestría dejé de hacer los pasos, además de que coincidió la última semana en que pedí vacaciones y estuve en casa de mis papás sin sumar pasos.

Tristemente no llegamos a cumplir el reto principal de las 101 en 1001 que era precisamente terminar dentro del top 50 de los participantes, quedé en el lugar 76, por lo que sirva este post también para documentar el fracaso en ese objetivo, es decir, sí terminé pero no se cumplió con el objetivo. Aún así, creo que será divertido seguir yendo a caminar y sumar pasos, aunque el reto haya finalizado. Aunque honestamente, la organización de ese reto creo que tiene un problema, puesto que al menos para la Ciudad de México, los primeros lugares tienen una sombra sobre su clasificación, debido a que sobrepasan por mucho la media de una persona que trabaja una jornada completa, llegando a registrar 48,000 pasos al día durante una semana, y llegando a promedios durante todo el mes de 39,000 pasos diarios, lo cual hasta para personas con gran condición física es algo difícil de registrar, si no se dedican full time al deporte profesional. Ni hablar, siempre nos quedará la duda, tristemente.

El premio para los primeros lugares de cada localidad consiste en un Apple Watch de primera generación, al parecer, y hasta donde yo tenía conocimiento, para Monterrey mi compañero Ángel Gabriel logró llevarse el premio, aunque con el cierre de Octubre ni hemos tenido tiempo de verificarlo. De ser así, sirva este post también para hacerle un reconocimiento y felicitarlo por el mérito.

Lo que me deja este reto, (además de un nuevo Fitbit Flex, de a grapa) es que este tipo de retos, son un buen incentivo, no tan solo para entrarle al ejercicio y a mejoramiento de la salud, sino en general, mejoran la convivencia (cuando son transparentes y bien coordinados), además de que ayudan a “ponerte la camiseta” del equipo en el que participas.

Pienso que el modelo aún tiene mucho que dar, la gamificación dentro de las empresas podría redituar en múltiples beneficios organizacionales, y quizá, podría ser un tema bastante interesante si a eso le sumamos las posibilidades que tiene Big Blue en cuanto a poder de procesamiento, analítica y Watson, incluso estoy convencido de que podría ser una buena línea de innovación para poder vender servicios empresariales de Desarrollo Organizacional basado en gamificación. Quizá eso pueda ser un buen tema de tesis o trabajo recepcional para alguien… cof cof, cof cof.

Me encanta IBM cuando en un detalle, me permite ver el futuro, aunque solo sea de momento, una roca.

image

De apoyo y de a huevo…

En las últimas semanas, me he reconocido más alerta, y, aunque bien podría definir algunas situaciones como peligrosas, lo cierto es que en el fondo, no me preocupan, sino que me ocupan.

Los que me conocen, saben que de vez en vez, tiendo a adoptar un estado letárgico en donde todo permanece tranquilo, ideas, actitudes, emociones, razones, sentires, en fin, como que se me va el chiste pues, y personas como yo, que necesitamos mantener ocupadas nuestras mentes no solemos controlar muy bien la incertidumbre, (salvo en los casos en que asumamos una seguridad –real o simulada-, en donde entonces sí, nos divierte ser políticamente incorrectos).

Lo siento, así soy, eso es “mi chiste” y ojo, no es para nada soberbia o pedantería,  es que intento ser claro con las personas “en eso sí soy irreductible” (como diría Oliverio Girondo), ¿para que perder el tiempo en simulaciones si podemos evitarlo con ser honestos definiendo y comunicando las expectativas que tenemos?

Hoy, mientras veía una muy mala (¿secuela?) de “El día de la independencia” por un momento m mente voló hacia el pasado, para revivir un fragmento de una clase con el maestro Gerardo Domínguez (de los primeros libre pensadores que tuve la fortuna de tener en mi camino, el otro fue Raúl Irigoyen (Química/Física) y Roberto –mta, en este momento no recuerdo su apellido (inglés)-, todos ellos, buenos lifehackers).

En ese fragmento (y gracias a su habilidad y creatividad para crear historias), nos hablaba de una pollería nueva en el mercado de la colonia (obviamente con el tiempo aprendes a que todo es ficción, pero que el mensaje es real), esta pollería acababa de inaugurarse con todo lo que se acostumbraba hacer, ya saben, poner un par de bocinas, algunos globos, buenos precios, y lo principal, la mercancía de primera para ir haciéndose de clientela.

En cierto momento del día y para seguir incentivando el consumo y difusión del negocio, se empezaron a formar dos filas, como se forman las filas normalmente, el tercero formado ya no sabe a ciencia cierta para qué está ahí.

Por un lado, estaba una fila bien definida (de esas que son típicas de las escuelas, los lunes a la hora de los honores, cuando el maestro pasa con autoridad desbordante a vigilar que todos estén alineados al milímetro), por lo que se podía ver desde atrás todas las personas permanecían alineadas y en silencio esperando su turno. Eso sí, no sin dejar pasar la oportunidad de echarle bronca a quien se intentara meter en la fila saltándose “el destino manifiesto” de ir un lugar por delante de los otros, los méritos, o sea haber llegado primero, y ser “el que sigue” en la línea. Lo más probable es que ninguna de las personas en esa fila sabía exactamente para que estaba ahí, y obviamente era impensable romper el esquema para cuestionarse si estaban en la fila correcta. ¿Les ha pasado?

Por otro lado, existía otra fila, no tan bien definida como la primera, en donde al parecer, todos los miembros se conocían de una forma muy peculiar, y casualmente, cada nueva persona que se sumaba, conocía a alguien en la fila, no importando mucho el lugar, incluso se les veía salirse por un momento de la fila para saludarse muy amablemente sin que pareciera representarles ningún peligro de que alguien más les “agandallara” el lugar. En esta fila, sin embargo, el tiempo de avance era menor que en la primera, después de todo, ¿Quién puede disfrutar estar más tiempo esperando de pie en una fila? ¿Acaso estaban locos? nadie normal podría hacer eso sin chistar.

A medida que pasaba la mañana, ambas filas fueron haciéndose menos densas,  hasta que se alcanzó a ver el principio, se podía ver el mostrador de la pollería. Si logró atraer a tanta gente, debe ser por algo.

Como no tenía ninguna expectativa, ni información al respecto, se acercó como pudo al mostrador y se quedó sorprendida, todas las personas que llegaban al frente de ambas filas, terminaban con un producto distinto, pero extrañamente, todas salían felices, lo que no podía creer, y más aún, cuando era obvia la diferencia, dos productos tan distintos, no podrían generar la satisfacción ciega y más si cada persona podía ver lo que recibía el de la otra fila. No, algo estaba mal.

Por un lado, cada persona en la fila que avanzaba lentamente salía feliz con un pollo entero de esos que parecen salidos de un comercial. Del otro lado, cada uno de los que llegaban al mostrador, recibía un huevo, al que por 10 pesos más le incluían un kit para que pudiera cuidarlo y tener la posibilidad de verlo convertirse en un polluelo.

La señora, muy inquietada, esperó a que el dueño tuviera un espacio libre para poder preguntarle sobre qué es lo que estaba sucediendo, verdaderamente no entendía la situación, no parecía haber nadie descontento. Al fin, el dueño se hizo un espacio y atendió a la señora.

-Sí, dígame, ¿en qué la puedo ayudar?

-Francamente, podría ayudarme a tratar de entender por qué hay dos filas, y todos parecen irse satisfechos.

-Con gusto le explico. Las personas que están formadas en la fila que avanza más rápido, no vienen a comprar lo que vendemos, y tampoco les interesa saber realmente qué es lo que están comprando y eso siempre tiene un precio, que en este caso es de 10 pesos. La probabilidad de que vuelvan mañana para comprar pollo es casi nula.

-Por otro lado, las personas que están formadas en la fila que avanza más lentamente, se llevan de regalo un pollo completo. La razón de que avance más lentamente es que, limpiar un pollo es una tarea que lleva un poco de tiempo y solo quienes vienen con la intención de comprar lo que vendemos entienden y saben esperar con paciencia un producto de calidad, con una probabilidad muy alta de que vengan mañana a comprar pollo.

-¿Pero a caso usted no pierde dinero con la mercancía que regala?

-Sí, eso es lo que podría parecerle a usted, pero solo es su percepción, no el hecho.

-Sigo sin entender, al final, creo que usted va a terminar perdiendo dinero por regalar su producto, y no va a durar mucho tiempo antes de que tenga que cerrar su negocio.

-Es un riesgo evidentemente que eso pueda suceder, sin embargo, cualquier inversión es poca, para darme cuenta de quienes pueden convertirse en clientes y quienes no, quienes vienen “de Apoyo” y quienes vienen “de a huevo”.

Pum! desde entonces se me quedó grabada esa clase, sobre todo porque es muy poco frecuente que te encuentres con hacks tan significativos y útiles  cuando vas en la secundaria, que te vienen a la mente 18 años después mientras ves una mala película gringa en el cine.

Todo mundo sabe que las probabilidades de que nazca un polluelo de un huevo no fertilizado son, pues… lo saben ¿no?.

“El tiempo es un gran profesor, que al final mata a todos sus estudiantes”

WOWOWOWOWOWOW!

De viajes en el tiempo hay N cantidad de películas, pero de todas las que he visto “Synchronicity” se ha colocado el día de hoy como la mejor de todas ellas, sin tener la mejor fotografía, sin duda alguna la narrativa es muy cuidada, iteración tras iteración, acompañada de un score que fácilmente puede acercarse a la genialidad del de Interestelar o al de Her.

Recomendable totalmente, como para ver una y otra vez, hay algunas partes de la película que quizá coincidirán conmigo, denotan un bajo presupuesto, como escenas en habitaciones con humo para disimular los espacios, o locaciones un tanto básicas, sin embargo, estos detalles no demeritan la calidad del resultado final, que simplemente es memorable.

Además, para los románticos como yo, el argumento principal también cubre bastante bien ese aspecto.

Más películas como esta por favor!

En tomates: https://www.rottentomatoes.com/m/synchronicity_2016/reviews/

101 en 1001

En una de las recientes pláticas de madrugada por Telegram con @MissUva, me contó sobre este reto, hacer 101 cosas en 1001 días, ¿y qué creen? sí, vamos a entrarle.

Ya está escrito, solo falta elegir las 101 cosas (aprovecharé este post para ir actualizando la lista –Roma no se construyó en un día, igual y me tardo dos para elegir mis 101 cosas por hacer- jajaja).

¿Listos? a empezar.

Igual y alguien más se anima a hacer su lista, o a sumarse a algún punto de la mía.

Actualización (21/06/16).- He pensado que para hacer más sustantiva la lista y a fin de documentar mejor tanto los éxitos (o fracasos) como avances de cada una, haré un post para cada una de ellas, así creo que será más productivo el reto.

#

Actividad/Hito/Meta/Objetivo/Logro/Cosa/Habilidad

Estatus

1 Vivir solo (sí, hice trampa, pero cuenta Lengua fuera) Completado 09/05/2016
2 Empezar – Terminar la maestría (también, un poco de trampa)
Obtener el grado de Maestro  (gracias a Edith, por la observación completamente pertinente)
Maestría Completada, esperando el grado.

Obtención de grado. 04/05/2017

3 Aprender a patinar No iniciado
4 Viaje a Escandinavia Planeación
5 Llegar al nivel 16 de #Ingress En progreso
31/10/2016 Nivel 13
14/02/2017
Nivel 14
6 Diseñar y visitar la ruta de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Luis Barragán y documentar el recorrido en fotografías. No iniciado
7 Grabar y/o editar un cortometraje sobre Chapultepec No iniciado
8 Hacer foto mural con las “mejores” fotos que he tomado para decorar el depa Planeación
9 Recorrido por Chiapas (I) Completado 14/05/2016
10 Recorrido por la Huasteca Potosina (again) Planeación
11 Sesión fotográfica del espacio escultórico de la UNAM No iniciado
12 Escribir al menos dos veces a la semana en el blog por los próximos 1001 días.  (ouch, esta va a estar pesada) En progreso
13 Saltar en paracaídas No iniciado
14 Estudiar otra licenciatura, ingeniería en sistemas. No iniciado
15 Clases de inglés. No iniciado
16 Visitar al menos 100 museos En progreso
17 Aprender a pintar en Acuarela No iniciado
18 Escribir al menos 2 veces a la semana en Yo Administrador Planeación
19 Tener una sesión fotográfica al mes (al menos) sobre cualquier tema/lugar. Planeación
20 Curso de Noruego para principiantes (A1-A2) Completado 27/10/2016
21 Iniciar la biblioteca del depa, leyendo libro por libro que se vaya agregando. Planeación (Falta el librero)
22 Construir una máquina fresadora CNC No iniciado
23 Levantarme más temprano, digamos antes de las 7:00 am En progreso
24 Asistir al menos a 1 obra de teatro al mes (mínimo 6 meses) No iniciado
25 Armar mi propio compendio de recetas (dominadas por mi obviamente) No iniciado
26 Aprender soldadura de arco eléctrico No iniciado
27 Retomar el proyecto de Material didáctico de licenciatura, para la automatización de evaluación de proyectos financieros. No iniciado
28 Intentar escribir un artículo de divulgación, y enviarlo a la revista “Emprendedores”, abonaría por si decido ir por el doctorado. No iniciado
29 Terminar en el top 50 del Reto IBM – FitBit Completado 31/10/2016, objetivo no alcanzado Posición final 76
30 Subir al Tepozteco y sesión de fotos No iniciado
31 Intentar grabar documental de Oaxtepec y su “época de oro” No iniciado
32 Leer al menos 50 libros En progreso
33 Viajar en “El Chepe” de Chihuahua a los Mochis o al revés. No iniciado
34 Fabricar una máquina de rube goldberg No iniciado
35 Visitar Monterrey Completado 15/12/2016
36 Aprender a programar en algún lenguaje como Javascript o lo que sea, pero yaaa xD No iniciado
37 Aprender 2 oficios En progreso
38 Realizar al menos 10 DYI de instructables.com (0/10) No iniciado
39 Certificarme al menos en el IELTS No iniciado
40 Llegar al menos al 90% en duolingo En progreso
41 Ir a un concierto de Wintergatan (idealmente cuando vengan a México) No iniciado
42 Desarrollar sistema de riego con Arduino. En progreso
43 Construir una MPCNC y armar un micro negocio con ella. Planeación
44 Construir una máquina de canicas (de esas que suben hacen pirueta y media y vuelven a subir) Planeación
45 Disfrazarme de Vikingo para día de muertos. No iniciado
46 Establecer un fondo de emergencias de 3 meses En progreso
47 Construir una alcancía kinética para la colección de monedas de 10 (y seguir ahorrándolas) No iniciado
48 Utilizar por fin, mi dominio para montar un blog o algo más profesional. No iniciado
49 Hacer un roadtrip por los estados vecinos No iniciado
50 Terminar mi lista de 101 cosas En progreso
51 Inspirar a alguien a escribir su propia lista de 101 en 1001 En progreso
52 Comenzar 5 tradiciones No iniciado
53 Retomar el tracking de gastos y presupuesto de Registro Contable, hasta que termine el 101 en 1001 En progreso
54 Dar una clase de lo que sea No iniciado
55 Cambiar de trabajo No iniciado
56 Tomar curso de fotografía (formalmente) No iniciado
57 Ir a una excursión de fotografía nocturna/astronómica No iniciado
58 Certificarme en Foundations ITIL V3 En progreso
59 Conocer las Lagunas de Zempoala Completado 15/07/2017
60    
61    
62    
63    
64    
65    
66    
67    
68    
69    
70    
71    
72    
73    
74    
75    
76    
77    
78    
79    
80    
81    
82    
83    
84    
85    
86    
87    
88    
89    
90    
91    
92    
93    
94    
95    
96    
97    
98    
99    
100    
101 Dejarte Ir. En progreso

Velocidad de escape…

Hace años que llevo evadiendo un reto, después de numerosos encuentros cargados de entusiasmo y “voluntad” el resultado no ha sido positivo, llevo años frustrándome en cierto sentido por el hecho de no saber programar, desde los tiempos en que terminé la secundaria y me puse a hacer la página de un programa de radio nomás por hobbie cuando todavía existía Front Page y Windows 98 creo. Desde entonces creo que me surgió la necesidad de ver conexiones en todas partes, de como las cosas podrían mejorar con un mínimo de inversión.

Después del éxito momentáneo que alcanzó la página (como dos o tres semanas) de gente que estaba ávida de tener una herramienta de interacción con un medio como el radio (que a mi parecer sigue estando rezagado) gente que buscaba tener una respuesta inmediata cuando aún las conexiones de 33.6kbps predominaban y los gifs plagaban todas las páginas web alojadas en geocities, o en lycos, o cualquiera que te diera soporte en ASP o PHP, después de ese pequeño éxito, descubrí uno de los tantos poderes de internet, el poder de conectar a la gente con intereses similares (para mi gusto, ese es el motor que ha revolucionado la red como la conocemos),

Ese poder de conectar, puso en mi camino a “chantroso” (ese era su nick, la verdad no recuerdo siquiera si intercambiamos nombres), quien con toda la crítica de la que podía echar mano, me recomendó migrar “la plasta de gifs y texto” hacia un sistema web, (entiéndase sistema, por que era más robusto, automatizado e “inteligente”), hacia ASP y SQL.

En ese momento, entre los más entendidos, PHP era el lenguaje que estaba cambiando la red, ASP era la versión de Microsoft, y generalmente tenía lo encontrabas en dos segmentos, el primero, entre los amateurs (como el caso de mi gurú hasta ese momento), y el segmento más “pro” tradicional, que no podía cambiar de solución porque tenía compromisos “corporativos” con Microsoft, mismo que “obligaba” de facto, a desarrollar en ese entorno.

Afortunadamente esa guerra terminó dominando PHP, aunque actualmente las soluciones de microsoft siguen dominando segmentos bajo la (¿arquitectura? .NET, la evolución según yo de Visual Basic, VBS,  VBA, y creo que una larga variedad de sabores).

Un par de meses después de que el proyecto de la página web para la radio quedara en el olvido, Radio Centro decidió que era buena idea invertir en el desarrollo de servicios web propios, haciendo negocios como hacen los grandes, es decir, prácticamente sin evaluar eficientemente nada. Es decir, decidió que sin definir nada, iba a contratar a Infosel (Quienes desarrollaron Terra.com.mx) para que administrara esos servicios. Resultado: porquerías que no solucionaban nada, pero que justificaban la ejecución de presupuestos millonarios solo porque “estaba de moda tener PORTALES”.

En ese tiempo, conocí también a Daniel y a Antonio (Ba-k y Jharif), de quienes tengo gratos recuerdos de Maestros Del Web, y Foros Del Web, cuando lo dirigía un guatemalteco bastante X (creo que ahora sigue dirigiéndolo, pero ya es famoso y cobra por prácticamente no hacer nada xD), ahí comenzaron mis esfuerzos más autodirigidos por aprender PHP y MySQL, y de esos tiempos es lo que más recuerdo hasta ahora de SQL (que me ha servido en mi chamba actual he de decirlo, sí, de hace 13 años atrás).

Luego, vinieron los periodos de crisis, cuando mis papás decidieron que esto de internet se estaba convirtiendo en algo poco rentable y un vicio bastante fuerte, por lo que decidieron cancelar el servicio de prodigy, el de 33.6kbps. Honestamente, tengo mucho que agradecerles a ellos, desde las horas sin poder usar el teléfono, los costos asociados al “upgrade” de HW que para ese momento era al menos dos o tres veces al año, neta, no sé como financiaron todo ese aprendizaje, creo que ha sido de las mejores cosas que hicieron por mi, aunque en realidad, no sabían lo que estaban haciendo, dieron un salto de fe.

A la crisis familiar por el uso de internet, se sumó la crisis educativa que ya me había generado en la prepa y que no justificaba tantos privilegios, por lo que estuve sin internet por casi dos años, regresando cuando apenas se empezaba a comercializar infinitum a una velocidad de, si no mal recuerdo 128 kbps, (mientras en españa ya se hablaba de tarifa plana de +4mpbs, y en México Salinas Pliego dio a luz a Telecosmo, que nació muerto al mercado, con precios exhorbitantes, su primer intento, ahora años después, ahí la va llevando con Total Play).

La reconexión a la red, significó entonces, la última piedra para mis aspiraciones de aprender a desarrollar webs en PHP, entre otras cosas, porque regularizar mi situación académica (que significó una nueva vida) demandó todos mis recursos disponibles, tiempo, esfuerzo, intereses…

Siempre he dicho que la programación, es el fantasma que me acompaña, es uno de esos demonios que no he podido vencer, y que nunca se ha ido del todo. Hoy, hay una nueva oportunidad de intentarlo, de verdad, de verdad, espero que esta vez sea la buena, porque me lo merezco, lo debo hacer y porque creo que también estoy en un momento de mi vida en que me es más propicio darme cuenta de la visión holística que en mi adolescencia obviamente no tenía.

La velocidad de escape es la velocidad mínima con la que debe lanzarse un cuerpo para que escape de la atracción gravitatoria de la Tierra o de cualquier otro astro de forma que, al escapar de su influjo, la velocidad del cuerpo sea 0. Esto significa que el cuerpo o proyectil no volverá a caer sobre la Tierra o astro de partida, quedando en reposo a una distancia suficientemente grande (en principio, infinita) de la Tierra o del astro.

https://es.wikipedia.org/wiki/Velocidad_de_escape

Así las cosas.

Quizá, todo durante todo este tiempo, nunca alcancé (aunque lo creí) la velocidad de escape, y hoy, vuelvo a tierra para intentarlo nuevamente.

Hora de superar a la gravedad.

 

El pilón.

Hoy me dijeron “Se ve que te encanta trabajar ahí”, y de verdad que sentí bien bonito.
Creo que esos momentos son la intersección de este universo y otro en el que fui ingeniero en sistemas, o algo así.