Nivel 15 en Ingress ☑️

Llegamos al nivel 15, de la mano de la medalla platino ‘sage’ conmemorativa del aniversario 5 de Ingress.

Ya solo falta el último trecho de 16 millones de AP. A echarle ganas para terminar con el objetivo 101 en 1001 alcanzado.

Buen ingress!

Anuncios

Blót XXXI – til árs ok friðar

“Felicidades por una vuelta más al sol”

-Héctor F.V.

Y es que, es cierto, estamos tan acostumbrados a ver nuestras vidas en una escala de medición tan básica como el tiempo tan lento en el sobrevivimos nuestra existencia (aunque sí, el tiempo sea relativo), que pocas veces nos ponemos a pensar en lo complejo precisamente de existir. Ahora sí que, “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio…”

Como cada año, hacemos un recuento de la existencia, aunque no necesariamente es estático ni excluyente de todos los anteriores, al contrario, la perspectiva del tiempo transcurrido hace que veamos los eventos y los cambios de manera distinta, porque al final, ninguno de nosotros sobrevive a él.

Lo más rescatable de este año, es el esfuerzo por intentar cerrar los 101 en 1001, (del que ya solo me quedan dos años, y no veo avances claros jaja), se ha vuelto un poco complicado, este año han cambiado varias cosas; Completé la maestría y en un par de semanas por fin recibiré el documento oficial para cerrar ese ciclo, con ánimos para iniciar otro, que honestamente me trae la cabeza hecha un caos porque aún no decido cuál es la dirección del nuevo proyecto académico, estoy entre estudiar una maestría “fácil” (aunque ninguna lo es, solo creo que son más o menos interesantes), tratar de buscar dar clases en la UNAM, o estudiar una maestría en el extranjero.

Por otro lado, el proyecto de la vida en solitario no fue del todo satisfactorio, aunque dejó muchos aprendizajes, desde los más básicos, hasta los más complejos, el principal es que a pesar de que tengo un gran talento para resolver mis problemas (creo, sí, con humildad de rigor), aspectos como la calidad y costo de vida en el DF, son bastante peores de lo que imaginé. También la clara necesidad de cerrar algunos temas con la familia que no quiero dejarlos abiertos, no porque no pueda, sino porque en el futuro estoy seguro que regresarían a hacerme polvo. Y por supuesto, los aprendizajes sobre planeación estratégica de que objetivos tiene uno en la vida, en parte, eso fue lo mejor. Aprender que lo que te hacen creer que es lo que quieres no es lo que quieres, simplemente no tiene precio. Y como está de moda en metodologías ágiles, mejor fallar fuerte y rápido que no hacerlo.

Ligado al punto anterior, está el darle una revisada al ejercicio de prospectiva que hice para una clase en la maestría, creo que sigue teniendo un peso importante y no caduca, solo es cuestión de actualizarlo, hacer planes para tener sólidas las bases del futuro, y contemplar los cambios que pueden suceder, obviamente, no compras ni aseguras el futuro, pero al menos tienes más claridad de lo que puedes o no puedes hacer bajo ciertos escenarios, en donde está tu punto de quiebre, y que sí o sí no puedes dejar al azar (y no, no estoy hablando como un “Don Kike”, sino que así es esto de ir creciendo, –creo-). Parte de lo que recuerdo del ejercicio, es que decía que cuando a uno le preguntan, en donde se ve en 10 años, se ve con atributos psicológicos y no con físicos, es decir, te ves exitoso, con una familia, o con un negocio, pero no te ves, más viejo, menos fuerte, más achacoso, aunque eso sí esté asegurado en mayor o menor medida.

En lo laboral, ha sido un año agridulce, a pesar de que estoy de acuerdo en que uno debe estar abierto a aprender, también creo que la mayoría de las veces, las organizaciones no lo hacen, obviamente eso las lleva a pagar altos costos para tratar de mantenerse en la cresta de la ola, aun queda mucho por ver, hace 5 años estaba seguro de que muchas cosas se podían cambiar, y era ingenuo obviamente, si pudiera mandarle un mensaje por Same Time al Kike de ese entonces, le diría, “Ni te desgastes, eso no sucederá”. Reenfocar esfuerzos, mmm, puede ser, en algunos casos, no darse por vencido no importa la resistencia que encuentres, amiga o enemiga. Pero sobre todo, dos cosas: 1.- Los resultados son o no son, y 2.- Solo es un trabajo, y en últimas fechas, tener esto bien claro me ha sido de gran ayuda. Al final, eres más inteligente que la empresa para la que trabajas.

En las relaciones, fue un año de entradas y salidas, es cierto que el tiempo también ayuda a no ciclarte con relaciones que no te dejan nada, ahora, creo que he cambiado un poco mi enfoque, antes pensaba que las cosas eran más de blancos y negros, hoy, a pesar de que en el fondo sigue siendo ese, creo que he desarrollado una aproximación más “indiferente” a eso, porque entiendes que la realidad no es gobernada por tus deseos, y que no puedes obligar a nadie, a irse, o a quedarse. Así pues, te vas concibiendo libre, libre de ser y estar con quien se te de la gana, en el momento que se te de la gana. Sin compromisos. Porque nadie está obligado a lo imposible.

Ya veremos que nos depara el nuevo año, pero ante la incertidumbre, lo mejor que puedo hacer es prepararme para cosas que aún no he pensando que me va a tocar resolver, en todos los ámbitos. Sí, obviamente da miedo (y mucho), pero no vamos a salir vivos de esta, así que a vencer ese miedo y disfrutar la vida.

Gracias por coincidir, conmigo, aunque parezca trivial, no lo es.

Motivación, tiempo y oportunidad de practicar.

 

til árs ok friðar

a.k.a. “Por un buen año, y paz”

Blót, me encantó el término vikingo Lengua fuera

Netiquette, quienes lo recordamos, y quienes no lo conocen.

Ayer en el trabajo hablábamos de las buenas prácticas dentro de los espacios de trabajo, particularmente en la comunicación.

Quienes vimos como se iba construyendo Internet, o quienes de alguna manera participamos en ella, recordamos Netiquette, como uno de los primeros esfuerzos por no acabar con lo que en ese momento, prometía ser el mayor esfuerzo colectivo de la humanidad. Hoy somos más realistas, (para bien o para mal, gracias a la democratización y defensa por el acceso a la red, sin distinciones y en libertad).

No es trivial, a veces, nos perdemos en los cambios, en la velocidad de la misma red y olvidamos que seguimos siendo humanos.

Por todos aquellos, que aprendimos, que la vida “digital”, no es otra que nuestra vida real. (aunque hay, quien cree que son dos dimensiones completamente separadas, nada más alejado de la realidad)

Larga vida, a ese, como ya dije, el esfuerzo más importante de la humanidad en los últimos tiempos.

Pd. Pueden conocer el documento base, desde el siguiente LINK

Cars 3.

Llegando del cinito, le tocó el turno a Cars en su tercera edición, (a mi gusto, la mejor)

Después de una segunda parte un tanto sosa (la verdad), no tenía muchas expectativas de esta tercera (y pareciera que última entrega, aunque con Pixar ya no se sabe). Una vez más, el estudio termina produciendo una película completa, redonda, para todo público –literalmente-, en esta ocasión la historia gira en torno (para los que ya dejamos de ser niños), del ciclo profesional, cuando todo parece indicar que se es relegado por “la sangre joven”, radiante, fresca y aparentemente imparable.

Sinceramente creo que Pixar ha ido madurando sus ejes narrativos de su propio universo, y bueno, creo que es natural en una empresa a la que dista mucho de preocuparles el tema de ingresos, ya que su racha se ha mantenido imparable, (y todavía nos falta ver el éxito rotundo que se le augura a su próxima entrega para el mercado mexicano, “Coco”, que tentativamente –y aprovechando día de muertos- se estrenará en noviembre de este año).

Cars 3, me dejó un grato sabor de boca, en especial, porque en algún momento de nuestra vida creo que todos nos hemos sentido relegados de una posición por la llegada de nuevas personas que parecieran hacerlo todo perfecto, cuando, solo es una ilusión, no hay nadie que haga todo perfecto, solo que nos enfocamos en nuestras debilidades para hacernos (consciente o inconscientemente) un poco menos.

Afortunadamente, cuando uno descubre que puede hacer cosas distintas, cuando se le pierde el miedo al cambio, y sobre todo, cuando identificas tus fortalezas, se abre un abanico de posibilidades que podemos explotar no solo en nuestro beneficio profesional, sino en el personal, dándonos la oportunidad de conocer nuestros límites e irlos empujando más lejos.

Una vez más, Pixar nos ha dejado con una obra que ya sea que te gusten o no las películas animadas, no pasará desapercibida.

Actualización: Olvidé mencionar el soundtrack, que está a la altura.

Quédate con lo esencial.

Si logras encontrar lo esencial, quédate con eso, es difícil porque uno va por la vida siguiendo destellos que te deslumbran.

Es nuestra naturaleza, pero como lo dijo Cooper, “somos exploradores, pioneros, no cuidadores”. Y para seguir adelante hay que viajar ligero.

Porque “es la tercera ley de Newton, para avanzar hay que dejar algo atrás”.

Level Up.

Gracias por todo.

El día de la toalla, y por qué todo parece encajar en este rompecabezas.

Hay momentos en mi vida que los que solo puedo detenerme a observar como las serendipias se reúnen y bailan juntas al compás de la misma melodía universal de la felicidad

El 25 de Mayo, es el día de la toalla. En honor a Douglas Adams, autor de la saga “La guía del viajero intergaláctico”, una obra por demás deliciosa por el uso que hace de elementos como críticas a la sociedad, humor negro e irónico y un poco de ciencia ficción, es decir, una obra que para todos los que nos consideramos geeks, es sustancialmente rica. En 2005 se lanzó la película The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, una verdadera joya. Es una película para saborear, y para descubrir muchos de los mensajes que tiene escondidos, como “Deep Mind” (Es precisamente, de esta obra, que la IA de Google recibe su nombre, sí, esa que hoy en día puede replicarse a sí misma), o la respuesta al origen de la vida, el universo y todo lo demás, 42.

A Adams, le preguntaron varias veces el significado que tenía ese número, queriendo buscarle tres pies al gato, hasta que dijo que en realidad no significaba nada, no era una clave a otras dimensiones ni nada, solo fue el que eligió, aunque pudo ser cualquier otro número.

Cuando pude ver la película realmente la disfruté, Martin en particular, es similar para mi, a “sonrisas” de Toy Story 3, o “Scamper” de Igor, me encantan esos personajes depresivos que al mismo tiempo, son involuntariamente muy divertidos, a los que les pasa de todo pero que en el fondo, su rol es hacerla de pegamento entre los demás protagonistas, sacarte esa sonrisa en el momento menos esperado, y obvio, ganarse el privilegio de ser rememorados por esa combinación de factores.

Los que me conocen, estarán de acuerdo en que hago mucha referencia al número 42 en mis conversaciones cotidianas, pues bien, el origen de esa manía es precisamente la obra de Adams.

———————————-

Watson & Towel Day @ IBM

Este es el primer año que “celebramos” el día de la toalla en la empresa, y esto que voy a decir es solo mi opinión, de ninguna manera representa la posición de IBM.

Bueno, como sabrán, llevamos algunos años con el desarrollo de Watson, (¿recuerdan Deep Blue? ¿la computadora que le ganó al Gary Kasparov en Ajedrez?, pues Watson es su revolución, con mucho de Machine Learning, analítica y nube, o sea, todas las tecnologías que forman el portafolio de la empresa, y mucho más).

En fin, Watson, ha estado evolucionando, en parte para madurarlo y que pueda comercializarse más eficientemente que solo una línea de investigación en Computación e Inteligencia Artificial, y para ello, se han presentado varias oportunidades, como la vez que Watson participó en Jeopardy y le ganó a los campeones, ¿se les hace familiar? Kasparov!!!! cof, cof, cof. Así pues, mientras que hace un par de años era solo un prototipo para ver “hacia a dónde podíamos llegar” hoy cada vez, se le puede ver integrado en soluciones bastante cotidianas, que van desde investigar y analizar tratamientos contra el cáncer, como asistente médico, como motor de reconocimiento de imágenes, como asistente para identificar rasgos de la personalidad (Watson, Personality Insights), entre muchas más chucherías en las que está metido (y más en las que se está metiendo).

Bueno, pues para mi, este año celebramos el día de la toalla, sí, un poco para recordar a Douglas Adams y su obra tan exquisita, aunque también, aprovechamos para hablar más de Watson, haciendo un símil (muy sutil) a “Deep Mind” (lástima que Google se nos adelantó con el nombre), que en la obra de Adams, es el computador más potente que existe en el universo, cuyo objetivo único es responder a los misterios del origen de la vida, el universo y todo lo demás, tardando millones de años para llegar a la conclusión (validada arduamente) de que la respuesta es sin lugar a dudas, 42.

———————————

Sinapsis y serendipias.

A veces, puedo patear mucho el pesebre, lo sé, y en ocasiones me siento mal por hacerlo aunque mis razones no sean para atacar a Big Blue, sino para expresar mi deseo de que sea mejor cada día, pero en días como el de hoy, y cuando su ADN geek, se mezcla con el mío, producen unas sensaciones casi sublimes, como cuando salió la película “Hidden Figures”, mezclando Big Blue y la carrera espacial. En fin, gran parte de mi psique está enlazada con Watson, (de momento solo figurativamente hablando, quizá un día, sea más literal, no sabemos), pero más que con Watson, con lo bueno y lo malo que durante más de 100 años, Big Blue ha impactado en la humanidad, y a pesar de que yo no tenga el gran talento que muchos ibemistas sí tienen y han tenido (Computación Cuántica, Watson, Nanotecnología, Chips, IA, cientos de miles de patentes), a veces, y solo a veces, realmente me siento parte de ese núcleo de innovación. Y eso señoras y señores, es una sensación indescriptible.

Por lo que dure.

DAr2Ep7XgAAxQM4

 

“una toalla es el objeto de mayor utilidad que puede poseer un viajero interestelar. En parte, tiene un gran valor práctico: uno puede envolverse en ella para calentarse mientras viaja por las lunas frías de jaglan Beta; se puede tumbar uno en ella en las refulgentes playas de arena marmórea de Santraginus V, mientras aspira los vapores del mar embriagador; se puede uno tapar con ella mientras duerme bajo las estrellas que arrojan un brillo tan purpúreo sobre el desierto de Kakrafun; se puede usar como vela en una balsa diminuta para navegar por el profundo y lento río Moth; mojada, se puede emplear en la lucha cuerpo a cuerpo[…]”.

Douglas Adams.

[101 en 1001] Recorrido por Chiapas (I)

Después de dos semanas de vacaciones, aquí el post para tachar este ítem de la lista de los 101 en 1001.

Chiapas!!!

Expectativa:

Quería conocer Chiapas, porque había leído algunas cosas de ciertos lugares de interés, y también porque ya había visto muchas fotos y quería conocer los lugares personalmente, aunque a decir verdad, no era mucha emoción la de ir hasta allá, sobre todo porque a mi parecer solo tenía en mente unos cuantos lugares que quizá no justificarían el viaje.

Realidad:

Dado que se presentó la oportunidad de que este viaje fue parte de un combo al sureste mexicano y debido a las condiciones y los itinerarios tan apretados que resultaron, tuve que recortar los sitios a cubrir, el viaje fue familiar por lo que tampoco se prestó tanto a la aventura, desgraciadamente a pesar de que no hubo ningún incidente, creo que no resultó ser como esperaba.

Sitios visitados.

Todo el viaje lo hicimos en auto, por lo que intentaré hacer los comentarios pertinentes, seguramente la experiencia resultará diferente en un viaje dedicado con opciones más “cerradas” de viaje.

Llegamos desde Chetumal QRO, por la carretera federal 186 a Escárcega, una carretera de rectas bastante cansadas y aburridas que atraviesa la reserva de la biósfera de Calakmul. Pasando Escárcega, continuamos hacia Villahermosa, para tomar la desviación a Palenque. La idea original era visitar la zonas arqueológicas, sin embargo por la dificultad que representaba para la movilidad de mi madre, aunado a los tiempos reducidos, decidimos omitir todas las visitas a zonas arqueológicas, con excepción de Tulum.

image

La llegada a Palenque no representa ningún problema, la carretera está en buenas condiciones y el tiempo no es excesivo.

La cosa cambió radicalmente cuando nos dirigimos de Palenque a Ocosingo (por la carretera 199, ruta a través de la sierra) en donde se encuentran 3 de los puntos de interés que queríamos visitar:

Lamentablemente la carretera hacia Ocosingo está en pésimas condiciones, al parecer la están reparando, pero en lo personal me pareció que esa reparación es negligente e intencional para aumentar el tiempo de recorrido, aunado a lo que sería mi peor pesadilla, cientos de topes a lo largo de toda la carretera hasta llegar a San Cristóbal, sin señalamientos y colocados en lugares que sirven para que los habitantes de las comunidades asentadas a lo largo de la carretera, te obstruyan el paso para literal extorsionarte (por muy amable que sea la forma en que lo hacen), de hecho, ya después me comentaron, que corrimos con suerte, pues muchas veces no son tan amables al pedirte tu “cooperación” y los incidentes terminan en robo, por lo que eso fortaleció mi percepción del por qué de las condiciones en que se encuentra la carretera, y eso que no soy un paranoico.

De los tres lugares que esperábamos visitar, solo pudimos visitar dos, la cascada de Misol-ha, a la que debes ingresar después de pagar dos “casetas” en donde tienes que pagar 10 y 20 pesos por persona. La cascada es bastante impresionante, aunque como llevábamos prisa por llegar a San Cristóbal, la verdad es que no estuvimos mucho tiempo, todavía debíamos pasar a las cascadas de Agua Azul.

Agua Azul tuvimos que dejarlo ir.

La llegada a las cascadas de Agua Azul, por la misma carretera, fue un poco tardada por lo que ya decía, las condiciones del camino, los topes y el tráfico pesado en un camino en que se dificulta el rebase por las curvas sinuosas.

Sin embargo, es un lugar que vale la pena visitar, es de fácil acceso hasta las cascadas y hay un andador hasta la parte alta de ellas, así como zonas para meterte a dar un chapuzón, a diferencia de Misol-ha en donde prácticamente es un punto de interés individual, en las cascadas algo que me llamó la atención es la cantidad de familias que lo visitan, eso dice mucho del ambiente. Hay muchos puestos de artesanías y comida, a precios de cualquier destino turístico, aunque no me quiero imaginar como se pone en semana santa.

Aproveché para hacer mis primeras tomas de larga exposición durante el día (que era algo que ya había planeado particularmente para esta escala en el camino), cargué el 18-50 mm con el filtro ND de 3.0 y empecé a disparar, se prestó mucho la temporada puesto que no había muchas personas, sinceramente habría sido imposible sacar alguna toma interesante en temporada alta.

Aquí algunos resultados:

Mi favorita:

IMG_2571-1

IMG_2570-1

IMG_2568-1

IMG_2567-1

IMG_2565-1

IMG_2562-1

IMG_2580-1

[101 en 1001] Obtener el grado de Maestro.

Esta es la de a devis!

Se cierra un ciclo de dos años de los que aprendí muchísimo, y honestamente me la pasé increíble. Hoy por fin, recogí mi constancia de graduación

Sí, cuando acabas los créditos, cuando ya terminas las clases, todo el mundo te dice “ya lo demás es puro trámite” y, efectivamente, pero al menos para mi, ese trámite todavía me alejaba de la meta. Sobra decir lo desesperado que soy cuando las cosas no dependen de mi y cuando encima de todo desconfío de los humanos encargados de finalizarlo. Así soy, para bien o para mal. Pero tener en tus manos ese papelito que por fin es la evidencia de que oficialmente terminaste, es una sensación de realización muy emocionante, sobre todo cuando estás acostumbrado a no ver las cosas tan sistemáticamente como otros, es decir, cuando hasta el último segundo tienes la incertidumbre de que algo no se desarrolle como tiene que ser.

Solo me queda esperar el título, pero eso ya es la consecuencia. Estoy emocionado, y motivado para empezar a explorar nuevos horizontes académicos, ya manejaba la posibilidad de la ingeniería, aunque no sé que tan factible es la integración con el trabajo, me gustaría hacerla en la UNAM pero es complicado precisamente porque no hay mucha flexibilidad, de hecho ni siquiera está en la oferta de licenciaturas que se pueden cursar en el Sistema de Universidad Abierta y a Distancia, pero bueno, en lo que me decido, por fin, tachamos este item de la lista 101 en 1001.

Una inspiración –sic- que ya necesitaba.

Sigue adelante.

 

Pd. Como ningún hombre es una isla, ni logra hazañas por sí mismo, gracias, gracias! a todos quienes de alguna u otra manera fueron partícipes de que hoy llegáramos a este punto, a mi familia, a mis amigos y a quienes me tuvieron tanta paciencia y me permitieron un espacio en el trabajo para poder cumplir este proyecto que por momentos parecería interminable. Gracias también, a la gente que conocí durante la maestría, a los maestros y a la Universidad, que a pesar de nuestra relación amor-odio, es y será para mi, el mejor lugar al que he tenido el privilegio de pertenecer.

México, Pumas, (aunque esta parte de Pumas no me gusta), UNIVERSIDAD!.

Pd2. Ya les contaré como me va en la toma de protesta.

Cambiar, por las razones equivocadas.

¿Que tan inmutables somos?

Esa es otra más de las dualidades del día a día. Por lo general, nos sentimos muy orgullosos de ser siempre nosotros mismos, de creer que somos lo que somos y no vamos a cambiar por nada ni nadie, admitámoslo, nos encanta llenarnos de esa pequeña dosis de soberbia y autoengaño. Otras veces, también nos llenamos la boca diciéndonos que por el contrario, nosotros sabemos adaptarnos y cambiar conforme las situaciones se presenten, porque también nos encanta creernos súper maduros como para alejarnos de nuestros deseos e impulsos básicos, así pasan nuestros días, entre el ir y venir de un extremo a otro, aunque podría apostar a que cada uno tiene su lado favorito.

Como todo humano, te he juzgado por no estar de este lado, aquí, conmigo, apoyándome, en mi favor y no en mi contra, incluso cuando he estado del lado incorrecto, siempre he preferido que estés aquí y no del otro lado, tu y yo sabemos que no soy tan bueno lidiando con conflictos existenciales, porque tiendo a profundizar mucho en ellos, soy, como una estrella que se acerca a un agujero negro, entre más se acerca, más velocidad alcanza lo que la acerca más, y tu, eres mi agujero negro. Entre más me acerco a ti, entre más intento entenderte, más me atrapas, más me llevas a tu horizonte de eventos, de donde nadie ha regresado.

Comienzo a pensar que no tengo remedio ni salvación, que todo está perdido. Que es mejor matar toda esperanza quemando las naves, aunque siempre quede el ¿Y si hubiera…?

Desde que nos conocimos, te consideré una de las pocas curiosidades en mi vida, tu afán de explotar para desatar tu brillo, de fusionar toda tu energía para producir un solo destello… En cambio yo, yo no sé ni quién soy, me gusta creer que soy un observador del universo, sus peligros y milagros.

Esta sensación de haber perdido la curiosidad, de saber lo que pasará (aunque nadie pueda saberlo). Me tiene en un estado en el que no me gusta estar. Y el resto del mundo, tampoco pone de su parte.

Quiero que regrese, la que ya no eres.

¿Cambiar? sí, claro, lo celebraría, si no lo hicieras por las razones equivocadas, para satisfacer a las personas equivocadas.

Un día me dijiste que no querías verte a los 35, preguntándote ¿cómo habría sido si hubieras hecho todo lo que habías querido?, pues bien, cada uno tiene sus miedos y el mío, es haber perdido mi tiempo con las personas equivocadas, porque no somos más que las relaciones que construimos, aunque eso signifique hacerlo sobre las ruinas de las que destruimos.

Todos deberíamos tener una etiqueta que diga “frágil, manéjese con cuidado.”

Visitar Monterrey! ☑️

Hace poco más de un mes me decidí a ir a Monterrey.

En honor a la verdad, me había resistido porque mi poco contacto con esa ciudad (indirectamente, al menos en papel, noticias y demás cosas que llegaban a mi de rebote) no me había inspirado lo suficiente como para decidir visitarla, luego pues, se juntaron un par de situaciones que me hicieron aprovechar la oportunidad de ir en plan de medio turista y en menor parte por temas laborales, además de que ahí vamos tratando de completar el reto de los 101 en 1001. Nota al margen, también me decidí a ir a MTY para visitar a Mar, (conocer a Daniel, a Liam y a Ian, aunque a ellos los vi en mi último día de estancia y por menos tiempo del que me hubiera gustado, pese a eso, me la pasé genial y pudimos compartir unos muy ricos tacos de barbacoa).

Día uno:

Salida del aeropuerto de la Ciudad de México, Terminal 1. Honestamente, mi primer vuelo (sí, a muchos les parecerá algo sin chiste y cotidiano, o que quizá no merezca tanta sorpresa, pero seguro que no olvidan la experiencia de caer con estilo, en una pieza de ingeniería moderna). Me decidí por volaris por sugerencia y por comparativo de costo beneficio, aunque al final no saliera del todo como estaba planeado. 1 hora y 10 minutos de vuelo después, estaba aterrizando en el aeropuerto Mariano Escobedo de Mty, en donde Ana ya se encontraba esperándome para acompañarme a IBM Mty. Por fin iba a conocer al equipo del norte (físicamente), aunque solo pude coincidir con Jorge, Ángel y Ana, aunque más tarde conocí a Juan Pablo, un verdadero gusto después de tanto tiempo de haber trabajado tan de cerca a pesar de la distancia. Me invitaron a “El Torito”, en donde disfrutamos de Arrachera y unos frijoles “charros” (creo que tenían otro nombre, pero así les conocemos por acá), muy rico todo, y excelente compañía, después Ana me hizo el favor de llevarme a donde me iba a hospedar (Reservé una habitación a través de Airbnb, sí, también fue la primera vez que utilicé la plataforma, y de eso escribiré otro post dedicado completamente a reseñar mi experiencia).

Día dos:

Después de que el uber me “perdiera” para llegar a la oficina (que está en una zona bastante agradable, con excepción del ruido infernal del tren que pasa unas cuatro veces al día, a las 3 de la mañana por ejemplo ¬¬), pues por fin llegué para conocer a Gabriel, que era el único que me hacía falta, día movido de trabajo, para rematar con un pequeño paseo por parte de la Macro Plaza, con una de mis guías, Ana. Después nos dirigimos a “El Rey del Cabrito” para hacer la visita y prueba obligada precisamente del cabrito, me gustó aunque no me volví fan, me recordó a la barbacoa de chivo que hacen en Jonacatepec, aunque esta un poco más deshidratada y con más grasita. Terminó el día.

Día tres:

Por la mañana, Bere mi otra anfitriona, me llevó a las Grutas de García, (García es uno de los municipios que integran la zona metropolitana de Monterrey, junto con Guadalupe, Apodaca, San Nicolás, San Pedro, Santa Catarina, Escobedo, Santiago, Cadereyta, Juárez y Salinas, –sí, al igual que la ZMVM son muchos!!!-). Se encuentran en una montaña a la que puedes subir de dos formas, la primera es la más fácil y panorámica, y es a través del teleférico que por 60 pesitos te lleva de la zona del estacionamiento y explanada, hasta la entrada a las grutas. La segunda opción y menos recomendable para quien no tenga buena condición física es subir a través de una vereda de aproximadamente 1.5 kilómetros, bastante inclinada para mi gusto, en cuyo caso solo debes pagar 30 pesitos que ya incluyen el ingreso a las grutas). En realidad, para quienes hemos visitado más de un par de grutas, la mecánica es la misma, un recorrido a pie por el interior de las cuevas para apreciar las formaciones de estalagmitas y estalactitas, que junto a un sistema de iluminación artificial (en este caso, bastante mayor al de otras que he visitado) son interpretadas por el imaginario colectivo para formar imágenes mentales de objetos, animales o cualquier otra forma familiar. Me gustó: la iluminación, excelente sobre todo si quieres fotografiar las formaciones minerales, en verdad se agradece una buena iluminación para reducir el ruido y mejorar la calidad de las imágenes. También me gustó la infraestructura física, sobresaliente en términos de mantenimiento con accesos y senderos bastante seguros e iluminados, en cuanto al nivel de dificultad para quienes no tenemos tanta condición física, creo que es bastante bueno. No me gustó: como dije, al final es la misma mecánica que la del resto de las grutas, el guía va señalando formaciones y haciendo comentarios que aluden a la imaginación para complementar el recorrido. Otro punto a considerar como en cualquier otra visita a este tipo de cuevas, es que la humedad al interior resulta ser bastante por lo que puede resentirse después de unos 25 minutos, por lo que si pueden llevar agua y un “abanico” será más placentero el recorrido.

20161217_093425_HDR-EFFECTS

Después de finalizar la estancia en las Grutas de García, nos dirigimos al centro de Monterrey, para almorzar en un lugar que me encantó, “El Lindero”, restaurante cuya especialidad es preparar comida típica de la Huasteca, Bere ordenó unas empipianadas mientras yo opté por una migada de cecina (que no me terminé porque era enorme) eso sí, el agua de horchata es riquísima. El Lindero, está ubicado en Degollado Sur 770, Obispado, 64000 Monterrey, N.L. muy recomendable!!!

Terminando de almorzar, nos dirigimos al asta bandera monumental del Obispado (en donde se encuentra el Museo Regional de Nuevo León). En la cima, donde se encuentra el asta bandera, se encuentra un mirador desde el que se puede apreciar casi la totalidad de la ciudad y su zona metropolitana, con una vista particularmente buena de las montañas que la rodean, Chipinque, Topo Chico, El Cerro de la Silla y el Cerro de las Mitras. En un día soleado y con viento, es inmejorable.

20161217_142838_HDR

20161217_142120_HDR

De momento, hasta aquí le dejo.