Mordazas…


Uno siempre es libre, aunque no siempre tienes el mismo concepto de libertad.

Revisando el historial del blog, me doy cuenta que hace unos cuantos años escribía más, sin menos ataduras, no quiere decir que lo que hoy escribo no sea sincero, solo que cada día que pasa siento que hay más filtros en mi mente.

Mordazas que uno se va poniendo, para bien o para mal, es decir, valoras un poco más el derecho a reservarte tus opiniones o a compartirlas sin tanto miedo al que dirán. En mi caso sucede algo que no pensé que me sucedería, creo que ya no escribo tanto porque ya no dejo salir tanto mis pensamientos a través de este medio, aunque sigo haciéndolo con las personas con quienes me siento más a gusto, más yo, sin tanto que fingir, sin tanto que ocultar.

Supongo que es a causa de la edad, mientras más creces, te auto impones esos filtros, y lo peor de todo, comienzas a imponerlos a los demás. Eso es en realidad una lástima.

Recuerdo hace unos cinco años, mi primer día en Big Blue, y los meses que le siguieron, encontré a alguien que como siempre, no me disgustaba tratar, aunque sentía muy profundamente su poder de manipulación alertando todos mis sentidos. Lo siguiente que pasó es que desactivé mis alarmas, y toleré ese apetito de control porque así lo decidí, y es que, desde hace varios años, está bien documentada mi impetuosa necesidad de que me necesiten.

Pues bien, hace un par de meses eso se salió de control, y por salud mental, cerré ese ciclo, aunque lo irónico del caso, es que a pesar de todas mis quejas por el actuar de la otra persona, yo mismo fui el que decidió desactivar esas alarmas, ¿por qué?, porque no tenía nada más que hacer, por eso. La misantropía en la que continuamente me hundo (por ratos pues, pero al final me hundo), no es la mejor compañera de juegos.

Este es un esfuerzo más (espero que sea el último) por arreglar el karma con el universo, que desde luego se rasgó desde hace varios meses, lo he tolerado porque en realidad creo que no me importa, y por eso ofrezco disculpas, lo cierto es, que por más que busque interesarme en las personas que se interesan en mí, no puedo, estoy demasiado defectuoso en ese aspecto, porque para mi siempre serán prioritarias aquellos seres que despertaron primero mi interés, no importa si eso dura 1 día, 1 semana o 5 años. Esa es la verdad (mi verdad), pero como toda verdad, está sujeta a ser refutada.

Dejar de vez en cuando la auto censura…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s