Satélites


Días en los que una buenq compañía en el desayuno hace que vuelvas a pensar en las decisiones tomadas, en como es que ves todos los días, en que no te das cuenta de que cada uno es diferente aunque no lo parezca, ya no eres el mismo de antes y a pesar de saberlo hay ciertas partes de ti a las que te aferras, porque crees que esas partes te definen. La verdad es que tu eres hoy, la única versión que importa es la concurrente en tiempo y espacio.

La búsqueda de la espiritualidad va más allá de tener una religión, hay quienes necesitan encontrarse y hay quienes creemos haberlo hecho ya, y sin embargo, me pasa seguido lamentablemente, que olvido que esa búsqueda es individual.

A pesar de que en ocasiones siento que estamos en polos diametralmente opuestos, he de reconocer que siempre hay enseñanzas derivadas de rebotar ideas (nuevas o preexistentes), desarmar y volver a armar cosmovisiones, juicios y prejuicios, destruir y construir paradigmas. Tener una sandbox en la cual correr el ‘hubiera’, el único espacio seguro en el que se puede ser uno mismo.

Gracias por tanto, por ser y estar, aunque a la cotidianidad eso no le guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s