Se terminó la esperanza, pero podemos crear más. 


Desde que comencé a tener más raciocinio y comencé a analizar el trabajo de mis padres, comprendí que los padres en su mayoría solo desean un lugar donde poner a los hijos 6 horas (o todas las que se puedan) para que les permitan trabajar o hacer su día a día, es triste, porque de sobra está probado que El Estado es inepto para garantizar el mínimo de nuestros derechos, y pensar que puede “Educar” a sus hijos, es pecar de ingenuos.

La realidad de cada uno es más compleja que el solo ordenar operativos para revisar mochilas, implementar evaluaciones psicológicas, o exigirle más a las instituciones.

Conozco muy pocos papás y mamás (de mi generación) que realmente tienen una visión del futuro que quieren dejarle a sus hijos, pero sobre todo, de los hijos que quieren dejarle al mundo.

Fomentemos la Empatía, somos lo único que tenemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s