Punto final.


Así se cerraron 9 años de aprendizajes, así muere una época, para comenzar otra.

Como el apogeo y declive de los antiguos imperios, que dan paso a otros tiempos.

Muerto el rey, viva el rey.

A seguir con las 101, en 1001. La maestría, el trabajo, los cursos y todo lo que se ha quedado en el tintero.

Lo irónico del asunto es que, ya llevaba mucho tiempo sin volver a terminar algo por salud emocional, precisamente, por ser empático y no seguir con las decisiones unilaterales, ahora pese al diálogo, lo chistoso es que de todas formas terminó igual que cuando no lo había. Que pinche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s