Viviana…


¿Se acuerdan de la escena de Interestelar en la que en un momento el personaje de Anne Hathaway (Amelia) mira por la ventana de la nave mientras están cruzando el agujero de gusano y de repente ve a Cooper al otro lado? pues hoy me sentí un poco así.

Mientras me deshacía de un par de carpetas que estaban olvidadas en mi lugar (en la oficina), las mismas que un día dije que iba a revisar para ver que tanto tenían, pude ver a Viviana.

Es increíble lo que puedes conocer de una persona tan solo con observar el resultado de su trabajo (o al menos una parte tangible de él). La forma tan meticulosa para crear documentos que sirvieran para dar una estructura a algo que aparentemente la necesitaba, la atención a los detalles, la empatía para con el usuario final, el esfuerzo de reunir información que no estaba escrita en ningún lado y que era necesaria recolectar en un solo lugar de consulta.

Me vi a mi, con mis archivos de preguntas frecuentes y vi lo que estaba haciendo, destruir necesariamente (por obsolescencia) ese esfuerzo, que más que ser una serie de documentos físicos, significaban un esfuerzo por ser parte de algo, por construir.

Pensé por unos momentos en lo triste que sería que en unos años, lo que hago hoy tuviera el mismo destino (bueno, ya no hay soporte en papel, así que igual quien lo destruyera no se daría cuenta de lo que estaría borrando, haciendo menos dramático el hecho). Pensé en un arrebato por dejar de construir archivos de tutoriales y documentos electrónicos de referencia, porque el conocimiento no sirve de nada si no se transmite, si nadie lo lee, si a nadie le importa. Sentí culpa por estar destruyendo una especie de legado.

Mientras la máquina trituradora descansaba de picar papel por sobrecalentamiento, encontré una idea que me liberó de esa culpa y me alentó a seguir con la destrucción, y es que. El legado de Viviana, no quedó en esos documentos, porque la sabiduría (que no información), no se puede plasmar en una hoja de papel, es un proceso por el que cada uno tiene que transitar y cuyos resultados como toda actividad intelectual, varían de persona a persona. Así, yo podría destruir miles de hojas hechas por ella, pero nunca podría destruir las sinapsis que creó para poder materializar todos esos manuales y demás documentos.

Lo esencial es invisible a los ojos.

-El principito

Y me dejé de ideas absurdas sobre no compartir lo que sé, después de todo, el conocimiento es el único bien que crece mientras más se comparte.

El conocimiento se adquiere por medio del estudio, la sabiduría, por medio de la observación.(Marilyn Vos Savant)

Parece que vamos por el camino correcto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s