[LAS INCONGRUENCIAS DE WORDPRESS]


La problemática de molestarse porque otros no te leen, surge desde el momento en que comienzas el blog, (o al menos, deberías pensar en ello antes de siquiera crear la cuenta), y es que, creo que quienes mantenemos un blog personal en su mayoría no lo hacemos para que alguien nos lea, es decir, venimos y escribimos todo (o casi todo) lo que traemos en la cabeza por el placer que nos provoca el solo acto de hacerlo, no esperando que alguien más lo lea, a veces, como es mi caso, creo que peco de ingenuo, al escribir muchas cosas que supongo nadie va a leer, y de repente zaz! lo lee quien menos imagino.

Pero regresando al punto anterior, la pregunta que todos nos hicimos en algún momento, (y que todo el que esté pensando en abrir un blog debe hacerse) es ¿Para qué quiero un blog? ¿Quién quiero que me lea? ¿Qué tengo que decir?

En mi caso, el blog solo es un registro de mi vida, consciente estoy de que no estoy escribiendo una aportación a algún campo de conocimiento científico o espiritual, simplemente vengo y escribo mis pensamientos, a veces fragmentos, a veces completos, pero siempre es algo que quiero dejar plasmado, no diré que para siempre, porque no hay medio que dure tanto, pero lo cierto es que servicios como wordpress o blogger han demostrado ser “confiables” a través de los años, ¿recuerdan a TypePad? yo ya no sé si existe todavía.

Algo que seguramente quienes tenemos un blog reconocemos como placentero y reconfortante, es el leernos a nosotros mismos cuando el tiempo ha pasada, ese proceso de volver sobre nuestras huellas, es delicioso, todo lo que pensabas que era importante, algunas cosas siguen siendo así, otras han cambiado, y otras más (la mayoría) ya ni siquiera están en tu vida, obviamente, esa tarea también te da gratas experiencias, como el darte cuenta de lo que tienes en este momento y que no tenías antes, y dependiendo que tan bueno seas contigo mismo, seguro que aprenderás muchísimo de lo que escribes, aunque suscribo el post original, en los tiempos que corren, la dualidad de tener este medio de expresión, también tiene algunos límites, como el tiempo que tienes para “leer”.

Internet es muy grande y en cierto sentido, te acerca y aleja de las personas, me gusta creer que la gente ya no “lee tanto” en el sentido de que ahora solo lee lo que verdaderamente decide leer, y lo que disfruta, también, estos días son de que se produce muchísima información irrelevante, tuits, posts en facebook, notas amarillistas, comerciales disfrazados de posts, en fin, de verdad estamos llegando a un nivel insospechado de irrelevancia (tan es así, que Google ya ha anunciado la evolución de PageRank, el algoritmo que le dio vida), porque ya no es suficiente la forma en que organizamos la información digital en un sentido “psicológico”, estamos por llegar a una encrucijada sociológica (creo) de que hacer con tanta información y como mejorar sin censurar, sin limitar, sin ser tiranos con nuestras propias mentes.

Para mi, esta encrucijada, es el equivalente mental al cambio climático global de nuestro planeta, tenemos un gran problema en frente, y en ambos casos, no hemos sabido enfrentarlos.

Disfrutamos de toda la gloria de la red, pero eso tiene implicaciones fuertes que no observamos en el día a día, nos quedamos en “la fiesta” y su consumismo sin saber que es probable que no aguantemos la resaca.

Coincido en que cada quien es libre de leer o no leer, física o virtualmente, porque lo cierto es que, no tenemos salida, seas un erudito, o un ignorante, de todos modos estamos condenados a necesitarnos como sociedad y a lidiar con estos problemas, si quieres escribir y que te lean, hazte promoción, escribe de temas “populares”, o no lo hagas, eso es un síntoma de otra cosa, en el fondo, el problema es que tienes un vacío que quieres llenar con la atención de los demás, puedes vivir una vida tratando de llenarlo, o por otro lado, puedes hacer una instrospección a lo más profundo de ti, y encontrar otra cosa que hagas mejor, al final, algo que siempre le agradeceré a la red, es la posibilidad de encontrarte con personas que realmente están haciendo lo que aman, talento, pasión, perfección, compartir el conocimiento, eso siempre va a atrapar a alguien más del otro lado de la pantalla, pero para llegar a eso, tienes que encontrarte a ti mismo, autoconfianza, felicidad, todo parte de ahí.

“Ama, y haz lo que quieras”

Memorias de una princesa

En estos días, escuché a un amigoquejarse de que nadie leía lo que escribía. Estaba muy frustrado, porque -según él-, la gente no tiene ningún sincero interés por la lectura. Mientras me lo comentaba, yo no podía dejar de hacerle una pregunta mental: ¿cuándo fue la última vez que tú leíste un libro, o algo de otra persona…?
Los humanos tenemos muchas rarezas, entre ellas, el exigir a otros lo que nosotros no hacemos. ¿Por qué? Bueno… creo que es porque pensamos que lo que nosotros hacemos es mejor que lo que hicieron, por ejemplo, otros escritores. “Lo nuestro”sí que merece ser leído. Vaya… jeje, a veces se nos sube el ego a las nubes, ¿no creen? xD
Yo soy seguida por más de mil personas. Y sigo también a muchísimas. ¿De verdad creen que esas más de mil personas leen todo lo que escribo? ¡Claro que no!…

Ver la entrada original 483 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s