Tabiques de muros que el wifi no traspasa


Semana de andar desconectado, el súper sorprendente y poderosísimo LG G4 (como diría mi amgia Adrianita), resulto no ser tan súper poderoso, eso sí, bastante sorprendente al quedarse convertido en un bonito y caro pisa papeles esta semana, por lo que he investigado, se trata de un problema de hardware que ya se había detectado en el equipo desde las primeras semanas de su lanzamiento, (a decir verdad, ya lo había medio leído, pero no pensé que me fuera a suceder a mi) ni hablar, de momento ya se encuentra en resguardo de Telcel y seguramente en espera de que lo envíen al fabricante para que de su veredicto (y su posible reparación), sin embargo, eso me deja semana y media de desconexión por delante.

Lo extraño es que, durante los últimos cuatro días (desde que colapsó), no he sentido ni tantito síndrome de abstinencia por él, de alguna forma, hasta me siento aliviado de no tenerlo, ¿no les ha pasado que a veces estar muy disponible (aunque te busquen o no, ese es otro tema) se convierte en una sutíl carga sobre sus hombros? ¿como si fuera una obligación estar localizable y siempre en línea?

Lo sé, ese es uno de los males de la modernidad, por más que le busques “buenas intenciones” como por ejemplo, estar localizable si sucede una emergencia, resulta que es muy raro que esas situaciones sucedan. De hecho también la semana pasada, Chío comentaba en un post de FB, sobre precisamente este fenómeno en el que nos hemos sumergido, estar siempre online no necesariamente significa que queremos estamos disponibles, me ha sucedido que mientras voy en el auto me brincan una decena de mensajes cuyos emisores esperan que se les responda al instante, algunos otros claro, son más tolerantes y no precisan tanta prontitud.

Por otro lado, dicen que más rápido cae un hablador que un cojo, así que todavía queda mucho tiempo como para sacar conclusiones anticipadas sobre la rutina de estar siempre disponible.

Esta semana tengo el pretexto perfecto para no estarlo (que raro se escucha decirlo así, una vez más, como si me estuviera disculpando por no cumplir con una “obligación” de estar siempre en línea).

En fin, siempre pueden encontrarme en el correo, en twitter o mejor aún en Telegram, (obvio, cuando tenga acceso a internet desde una pc), mención aparte Telegram, ya que este tiene la opción suprema (contra whatsapp) de poder acceder a los mensajes con el cliente de escritorio de manera nativa.

Nos vemos en la siguiente conexión.

Bytes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s