Nada haces por mi… Y aprendí.


Es tan difícil encontrar a alguien con quien puedas ser tu mismo, que cuando lo haces, los miedos comienzan a apoderarse de ti, antes de que saquen conclusiones, los invito a escuchar la rola, olvídense un poco del video (que por lo demás, la hechura es perfecta para la canción), escuchen y eleven su imaginación, analicen, sientan y déjense llevar.

¿Ya encontraron a alguien con quien sentirse así? no necesariamente tiene que ser una pareja, no, quizá tienes un amigo o amiga, o alguien de tu familia, con quien no tienes las barreras que comúnmente establecen las propias relaciones, no decir más allá de lo necesario, no abrirse, no hablar mucho de nuestras debilidades por la expectativa de que puedan usarlas para herirnos, total, todos los días vamos relacionándonos como no queriendo hacerlo. A cuenta gotas vamos dispersando nuestro ser, y entonces, tenemos a una decena de personas que creen conocernos (y nosotros a ell@s), pero que solo ven una dimensión de nuestra existencia.

Nada haces por mi, es a mi gusto, una reflexión honesta y en privado, con esa persona con quien hay química, con quien hay un clic, es un llamado a la honestidad entre dos personas que no tienen que fingir ser quienes no son, nada haces por mi, es una declaración de principios, “lo que tu hagas, hazlo por ti, porque lo sientes, porque lo crees, porque lo amas, porque eres feliz”, no pasa nada si caes, porque existe la confianza para ser ambos, uno mismo, sin temor a no cumplir expectativas, te amo por quien eres, por tu reacción al estar alerta al mundo, por la primera palabra que se te viene a la cabeza para describir un momento, una circunstancia, un hecho, por mirarme y ver lo que realmente soy, no soy aquél que no se equivoca, lo sabes, lo sé, la paz y seguridad que me transmite tu mirada es incomparable, no tengo que esforzarme en mantener arriba mi guardia, en pensar y analizar cada respuesta para desarrollar una estrategia que cumpla un objetivo particular con mis acciones, te amo, en el más amplio sentido de la palabra, porque representas una zona segura en este mundo en la que puedo relajarme física, mental, y emocionalmente, un paraíso en el que puedo abstraerme de la realidad viviéndola.

Necesito que sepas que nada haces por mi, porque todo lo que haces por ti, indirectamente logra que empiece a hacer todo por mi yo mismo. El acto más grande que puedo agradecerte, es que seas tu misma, pero no de la forma egoísta en la que no te importa el otro, no, esa forma no sirve de nada, y aún en ese caso, cuando puedo colarme en tu mirada y puedes ver reflejado en mi ese paraíso, siento una infinita tranquilidad, el silencio se hace, y podemos estar sólo mirándonos, no contemplando la belleza el uno del otro, sino contemplando todas las dimensiones de nosotros mismos, como quien juega con su mano bajo un rayo de luz y puede apreciar los matices, luces y sombras que se reflejan, la textura de la piel, la suavidad de los tonos, la calidez de esos rayos calentando la superficie de la mano al mismo tiempo que tomamos consciencia de la frescura de la corriente de aire que recorre entre el vello que nace en tu muñeca y se extiende por todo el brazo.

¿Cómo te describirías a través de mis ojos?

Ama.

Pd.  Desde que escuché esta rola, como primer sencillo del disco “Nada haces por mi” de Juan Carlos Lozano, me gustó, pero no fue hasta hoy, que cobré consciencia del mensaje que había estado ignorando. Nada haces por mi, porque con que seas tú, estás haciendo mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s