Fuentes de luz…


He adaptado sobre la cama, una vieja lámpara rústica que mi papá me regaló, por lo que recuerdo la compró en Tlayacapan, pero sin ninguna utilidad anterior, rápidamente cayó en el olvido…

Hoy veo que su luz es particularmente cálida, y con la combinación de tonos ocres y naranjas de la ropa de cama, me transmite cierta sensación extraña, no es nostalgia, ni alegría, es ¿magia?

Me preparo a seguir leyendo “Cuentos en serio” de Daniel Rabinovich (sí, el mismo que hasta hace un par de semanas todavía era parte de este plano existencial, y que por mucho tiempo nos hizo felices en compañía de Les Luthiers.)

Cuentos en serio fue una adquisición, “accidental”, después de vagar el jueves por Gandhi, originalmente iba buscando “La esperanza de pandora” de Bruno Latour, pero al ver el precio simplemente no fue una opción. Cabe mencionar que también me hice de un ejemplar de “La tregua” de Benedetti, que pese a todos los pronósticos, nunca he leído, pero al que ya le llegará el turno en los próximos días.

La luz de la lamparilla, se ha vuelto acogedora, creo que es más por la temperatura de color y sus efectos psicológicos que están modificando mi percepción de la realidad… no, no es una noche perfecta, pero podría serlo, se antoja, comienzo a imaginarla…

El soundtrack corre a cargo de una app llamada “Calm” para Android, especializada para meditar, ofrece unos tracks propietarios que de verdad ayudan mucho a relajarse, y a conectarse con uno mismo, aún no he hecho nada de meditación, solo he comenzado a escuchar todos los tracks y de verdad que me están gustando, se siente la paz que emanan.

¿Les dije que “Cuentos en serio” me recuerda un poco a la película “Relatos salvajes”? mientras leo cada cuento, no puedo evitar imaginar las escenas que podrían plasmarlo en una pantalla. Creo que se los sugeriré a Monse a ver que puede lograr y espero que le sirva algo de eso como inspiración. Va muy bien, no le digan, pero creo que va a  hacer cosas interesantes en lo audiovisual, desgraciadamente ya ha empezado a darse cuenta de que lo más difícil de cualquier trabajo, es lidiar con los humanos. Bienvenida a mi mundo hermana!!!

Sigo leyendo los cuentos… en serio…

Rabinovich es tan genial como escritor que como actor/músico/cantante/luthier… Lástima que haya partido antes de este mundo que apenas y conoció todo su potencial, y no, quédese tranquilo en donde quiera que esté señor Daniel, que para mi, usted no será recordado como un payaso de comedia inteligente, (la mejor) sino, lo recordaré como alguien a quien por razones desconocidas, siempre he querido parecerme.

Con la música de fondo y los sonidos de olas azotando contra la playa, cierro los ojos y trato de imaginarme el atardecer con la misma iluminación que emite la lamparita, tonos ocres y naranjas que anuncian el fin de un día más, cielo despejado y un viento que me susurra y acaricia el rostro.

Es hora de dejar que la luna haga guardia hasta que el amanecer reviva esta otra mitad del mundo.

Ama…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s