Converger en ti…


Al final, no siempre sabemos lo que queremos, por muy duro y difícil que pueda ser…

Lo cierto es que, mientras escribo esto, pienso en las cosas que aún me quedan por hacer, esas cosas que andan por aquí en algún lugar, y que se han venido quedando en el tintero, por una u otra razón, extraviándose en el día a día lleno de tantas cosas, tantos pendientes, tantos pretextos.

Pero de vez en cuando, hay algo, un libro, una imagen, un video, una mirada… que te hace vibrar.

Que este post sirva de testigo, para la posteridad, para Nat, para ti,  de que aún tengo la habilidad de vibrar con el universo, de sincronizarme con su frecuencia de resonancia y vivir la buena ondita.

Vienen tiempos diferentes, la verdad me siento nervioso por lo que depara el 2015 en todos los aspectos, mi familia es uno de ellos, las cosas se han venido complicando en los últimos meses, y aunque no me guste, presiento que habrá momentos difíciles el año que viene, solo espero tener la fortaleza y como dice Nayeli, el nivel de conciencia suficiente para poder atravesar la brisa o la tempestad que me depare el año por venir.

En cuanto al trabajo, he descubierto que me encanta trabajar en equipo, con personas confiables y comprometidas, sigo trabajando en aspectos que no son tan positivos acerca de mi, de no crearme tantas expectativas. Sigo buscando convertirme en un facilitador para que los demás puedan alcanzar lo que necesitan y desean, esa es una de mis cosas favoritas en esta etapa de mi vida, porque creer también resulta en crear.

Aún quedan un par de semanas antes de regresar a la Universidad, después de 4 años (el equivalente a una licenciatura) por fin se puso en marcha esta oportunidad de hacer algo más. De momento es la parte que más preocupado me tiene, la rutina invariablemente tiene que cambiar, porque lamentablemente todos vivimos los días de 24 hrs, no hay más, sea como sea que las gastemos sólo tenemos eso.

Afortunadamente, esta vez creo que tengo más cosas en claro en comparación con el año pasado, lo que estoy dispuesto a ceder y lo que definitivamente no, pero en retrospectiva, es hora de desempolvar al viejo Kike de la facultad, darle una limpiadita y cambiarle las pilas, era un buen ejemplar sólo es cuestión de hacerle el upgrade a su SO.

Y en cuanto al amor romántico, sólo espero que un día de estos, por fin nos encontremos durante una buena charla acompañados de un café en algún lugar de la ciudad. Mientras tanto, espero que siga acumulando tantas historias como yo para que esa charla, nunca termine, que esa chispa ilumine y guíe mi camino hasta converger en ti.

Nat, estoy feliz a pesar de todo, si algún día lo olvido, por favor recuérdamelo.

Sigue adelante.  2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s