Las cuerdas que tejen las líneas del destino…


El mundo es necesariamente como es porque hay seres que se preguntan por qué es así.

Jueves de cine, esta vez, le tocó el turno a “Interestelar” de Christopher Nolan.

Películas como esta, se disfrutan mucho más en IMAX y con buena compañía.

Nota antes de comenzar, la película no es para nada simple, advertencia antes de que la vayan a ver, no olviden llevar su mente bien abierta y es recomendable (aunque no indispensable) tener un buen nivel de cultura general y en términos de física. Género: Ciencia Ficción.

Aunque ya hay reacciones encontradas y algo de polémica en algunas áreas especializadas debido a que hay muchas inconsistencias científicas que le pegan a la película al nivel de argumento, creo que debo mencionar que para nada es un documental ni intenta serlo, es pura ficción que a mi gusto es brillantemente bien contada.

Sí, entiendo el por qué de la polémica, pero también es cierto que la realidad del área cuántica y en general de la física moderna es todavía muy desconocida y arroja muchas líneas que hasta el momento han sido imposibles de comprobar por la misma naturaleza del universo. Así que dicho lo anterior, sí, la película tiene muchas inconsistencias, sin embargo, en realidad tampoco podemos decir que el tema está totalmente agotado, hay miles de personas que siguen buscando una teoría unificadora en la física, a su manera, siguen tratándose de hablar con Dios.

La película se me hizo un poco larga, y sólo prácticamente al final se siente por un par de minutos una ansiedad porque ya termine. Creo que solo Nolan puede manejar historias así, una mezcla bastante equilibrada que por un lado, evade las limitantes reales de los estudios de física cuántica, que sólo los usa para plantear ideas, no para terminarlas, una vez iniciadas, las desarrolla añadiendo el complemento de las emociones humanas (a mi punto de vista compite muy bien y subsana la falta de rigor científico de algunas partes), logrando que a lo largo de toda la cinta mantengas la atención en cada toma.

No puedo describirlo como me gustaría, pero las sensaciones que logra transmitir son muy ricas y densas, o quizá es que yo logré conectar con la película por mi muy particular forma de ver el mundo, quizá el que se alinee a mi creencia de que todos tenemos la necesidad de trascender y de como el vínculo del personaje principal con su hija se convierte bajo circunstancias poco plausibles, en un relato muy básico y común. Esa dualidad de nosotros los humanos de ir a explorar el universo exterior, que resulta más conocido que el universo interior del que poco conocemos, del que poco interiorizamos, y del que pareciera, estamos menos interesados en conocer durante el día a día asumiendo nuestra escala con respecto al gran universo por un lado, pero creyendo que las unidades de medida que hemos definido aplican para todo su conjunto. El antropocentrismo que es quizá inherente a nosotros.

No quiero profundizar mucho, la verdad es que estoy lejos de ser un experto o al menos considerarme un conocedor de los temas que aborda la película, sin embargo, creo que debo mencionarlo que dependiendo de tu cosmovisión es como encontrarás más o menos compleja esta cinta, para mi, representa un buen producto que busca provocarte, que viene a pincharte para que reacciones, para que busques, para que creas, para que te cuestiones, para que pienses. Independientemente del resultado al que llegues, si es o no plausible su argumento, o si se basa en inconsistencias científicas, creo que el gran mérito que tiene Interestelar es que sales con una (o varias más) reflexión acerca de cuál es tu papel en el universo, y que llegado el momento, lo que tu crees que son límites (no físicos, esos se cuestionan día a día, y no pararan de hacerlo, porque esa es la motivación intrínseca de nosotros como humanos, ir más allá de la frontera conocida, como dice Cooper en la cinta, “Somos exploradores”), los límites que quizá no cuestionemos día a día, son más humanos, sociales, de relaciones interpersonales, pocos nos damos a la tarea de dejar de ser nosotros mismos por una vez, por lo general convertimos nuestro actuar en una rutina que nos limita, no hacemos cosas que salgan de ella por miedo a ser vistos como algo anormal, atípico, pero precisamente el pensar diferente, actuar diferente, quizá es lo que nos haga ser más humanos.

No sé, son muchas ideas, muchas reflexiones en la cabeza que no caben en este post, y que en honor a la verdad, tampoco es que sea muy bueno transmitiéndolas a otro ser humano, a ti que estás leyendo esto, y que tienes una cosmovisión totalmente diferente a la mía, lograr llegar a las convenciones es parte de esa dualidad, tratar de simplificar tanto las cosas para su mejor comprensión, que cuando se comprenden en conjunto, dejan de considerarse las particularidades que definen lo que querías transmitir en un principio. Eso pasa con la ciencia, eso pasa con la vida.

Natalia, espero que tu tengas mejor suerte con el mundo que te toque. Sea como sea, disfrútalo, y si algún día puedes ver esta cinta, piensa en mí como Cooper enviando mensajes al universo, tocando sus cuerdas, para comunicarse contigo, tanto si hemos de coincidir en esta dimensión, como si no, sigo creyendo que todos estamos conectados.

Sigue adelante.

 

PD. Principio antrópico

Pd2. Las deficiencias científicas de la película

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s