Diez años atrás…


Hoy encontré un pequeño recuerdo que estaba traspapelado desde hace ya una década…

image

Resulta que es la boleta de calificaciones de mi último semestre en la preparatoria, apenas puedo creer que ya haya pasado tanto tiempo desde entonces.

Sobra mencionar el simbolismo que tiene la fecha de expedición, en esas circunstancias y en ese mes específicamente, un día antes de mi cumpleaños, un cumpleaños bastante agrio.

Eran tiempos de crisis y como toda crisis no es espontánea, los orígenes se podían rastrear hasta al menos año y medio antes, cuando Oscar el adolescente que había vivido su etapa escolar anterior bajo la “excelencia sin chiste” descubrió que podía hacer que las cosas fueran verdaderamente mal y que nadie se daría cuenta, es más nadie tenía que enterarse antes de poder arreglar la situación.  Pero como el karma no cumple expectativas, todo lo que podía salir mal, salió mal. Obviamente.

La que podría describir como la etapa más “oscura” de mi vida, por no tener guía alguna, los amigos que se fueron, la presión del tiempo que no regresa, de la poca capacidad para tomar decisiones medianamente acertadas, pff, en fin, en resumen “la suma de todos los miedos”.

Sin embargo, como toda crisis, me ofreció la posibilidad de ser creativo, de repensar los objetivos, y afortunadamente tener la persistencia de no dejarse vencer otra vez (ya con una había sido suficiente), después de todo lo que perdí, decidí que no quería ni podía pasar por lo mismo.

De ese ayer para bien o para mal, ya casi no queda nada, (los pocos recuerdos están desapareciendo), lo que aún persiste, es una simple lección: Sin importar lo oscuro que pinte el horizonte, eres el único que puede andar esos pasos hacia adelante. Nadie puede ayudarte por mucho que quiera hacerlo, sin embargo, esa es la paradoja de todo, para no dejar de ser tu, tienes que empezar a ser tu. Recuperar tu esencia, adaptarte a los cambios, eliminar lo que sea necesario, inclusive si eso te lleva de las personas que en algún momento tu creíste especiales. Nada es más importante que el tomar las riendas debtu propia vida, y créeme, NUNCA es demasiado tarde para redefinirte y cambiar el rumbo. Después de todo, nadie más va a vivir tu vida, ni va a morir por ti.

Larga vida a quienes se atreven a luchar por sí mismos, aún la más oscura de las noches llega a su fin e invariablemente tiene que amanecer.

No me arrepiento de nada, porque gracias a todos a que puedes caer, es que puedes levantarte, siempre que tengas la voluntad de hscerlo.

Firmes y dignos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Diez años atrás…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s