Estado civil: Feliz!


Muchas veces este espacio ha servido para desahogar mis penas, de hecho, hasta he pensado que es el sustituto de lo que algunas personas encuentran en el alcohol, las drogas o en el psicólogo, es mi mejor terapia. Quizá nadie lo lea hoy, o quien lo lea ni le interese, pero no dejar de escribir, de expresarme, es importante para mi.

Hay veces en que sólo escribo para releerme después de algún tiempo y saber lo que estaba pensando o sintiendo, para darme cuenta de que lo que hoy considero un problema grave, en el futuro sólo lo veré como una etapa difícil por la que pasé un día, y que he superado, que hay más cosas en la vida que sobrevivir día con día.

Hoy quiero dejar este post, con la esperanza de que quizá tu, Alejandra, sí un día me sobrevives, sepas que fui feliz, aún no te conozco, y no sé si lo haga, pero mucho de lo que escribo aquí es para ti, y si en un futuro te encuentras con esto, entonces piensa, siente, que mis palabras no son menos sinceras por no escribirlas sin que fueras una realidad, porque siento esa conexión contigo, cósmica, quizá nos toque compartirla en este mundo, en esta vida, o quizá no, pero sé que estás ahí como la energía del universo.

Podría darte muchos consejos, algunos te servirán, otros no, porque así es la vida, desgraciada o afortunadamente ninguna es igual. Pero todos contamos con el privilegio de tenerla. Entonces, sólo te contaré lo que en mi percepción de esta vida ha sido lo más memorable y que en este momento pienso, deberías tener la oportunidad de experimentar.

Un buen consejo creo, es que cuando llegue el momento te rodees de algún buen amigo/a, pero no de cualquier amig@ aprenderás que esa palabra es importante para las personas aunque pocas sepan su verdadero significado, o que tengan su propia definición de ella. Me gustaría que lo recordaras, cuando encuentres a esa persona con quien crees esa conexión honesta y desinteresada, cuídala, protégela y corresponde a su esfuerzo de apreciarte, se valiente para defender esa amistad y disfruta al máximo cada momento que pasen hombro con hombro, tanto  buenos como malos, de todos aprenderás, no desesperes, si hay voluntad no habrá razón para no perdonar, olvidar, recordar, o reencontrarse una tarde cualquiera en algún café, en el cine, o donde sea.

Seguro tendrás muchos amigos, desgraciadamente, los humanos somos raros quizá por naturaleza, a veces no sabemos ser amigos de todos y no todos saben ser amigos de nosotros, no quiere decir que ellos no importen, también serán parte de tu vida, y cada quien tendrá el valor que consideres en ella, no compares, no compitas, no condiciones bajo ninguna circunstancia ese valor, porque no hay elementos comunes para hacerlo, es como sumar peras con manzanas.

Cuando llegue esa amistad especial, la que te haga sentir en armonía, consérvala y no permitas que el orgullo de alguno de l@s dos pese más que la felicidad de amb@s.

Algunos dicen que nuestra alma gemela es el amor de tu vida, quizá o quizá no, quizá esa alma gemela es enviada como un amigo/a, cualquiera que sea tu caso, porque creo que estoy muy lejos de tener esa certeza por ahora,  si sientes que esa conexión te llena y te permite ser feliz entonces estás haciendo algo bien, no tengas miedo de hacer sacrificios por ella, lo que nunca debes hacer, es faltar a la honestidad que merecen.

Reencontrarse, puede convertirse, en tu serendipia favorita, como ha sido la mía.

No importa el por qué estás aquí, ni a donde vas, o de donde vienes, lo que importa es quién te acompaña en el viaje.

Con todo el cariño que te puedo dar.

Kike.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s