#LosReyesMagosNoExisten


Los Reyes Magos NO Existen!

Al menos no en esta dimensión, porque ellos son de una distinta, son viajeros inter dimensionales que se la pasan saltando de una a otra cada cierto tiempo, tienen una agenda muy ocupada y a nosotros sólo nos dan un día, ejem, para ser exactos, sólo unas horas al año.

¿Cuál es el juguete que recuerdan con más cariño?

Yo no tengo uno sólo, seguro que todos eran especiales, tampoco es que recuerde todos (con la edad, algunas cosas se van olvidando, pero ese es un error de fábrica de nosotros, no de los Reyes Magos, porque claro, ellos seguro que tienen ese problema resuelto).

Recuerdo, una patineta, con la que me abrí la barbilla, una bicicleta en la que aprendí a andar (ok no, en realidad esa fue para mi hermano, pero un día el me la cedió :P), también recuerdo la versión análoga de “Age of Empires”, un juego de estrategia con soldaditos de plástico y tanques de guerra, que me encantaba jugar con mi hermano, un castillo medieval con guerreros contemporáneos, con los que me divertía mucho, creo que con ese juguete fue cuando comencé a usar verdaderamente mi imaginación. Una camioneta “Monster Truck” a radio control, la mejor, en ese tiempo los Reyes Magos apenas estaban trasladando su producción a la hermana república (popular) de China. :P

Mucho antes, cuando íbamos al centro a recorrer las calles, a ver la luces del zócalo, era como salir a ver todo un mundo de posibilidades y deseos, créanme que no les dicen Reyes Magos nada más por que sí, a la mañana siguiente algunos de los juguetes que habíamos visto específicamente en esas calles, aparecían en casa, debajo del árbol, recuerdo que alguna ocasión me compadecí de ellos, miren que yo con trabajos había sobrevivido al extenuante viaje hasta allá, y de verdad me ponía triste pensar que ellos hicieran ese viaje “nomás porque era su chamba”. Claro, nunca supimos quién era el cabecilla de esa banda.

Lo que no recuerdo exactamente, después de tantos años de despertar con juguetes, un día dejaron de aparecer debajo del árbol, en su lugar, dejaban unos pedazos de papel que se podían canjear por casi cualquier cosa en casi cualquier lugar, ahí fue cuando mi hermano y yo entendimos que además de ser hombres de Magia, eran hombres de negocios. Claramente, la cadena de suministro de juguetes había fallado en algo y tenían que solucionarlo como se pudiera.

Tantos recuerdos, algunos tan claros como si hubieran sido ayer, otros lamentablemente confusos, pero todos muy buenos al final, hasta que un día ya no supimos de ellos, nuestras teorías fueron muchas, aunque la principal es que quedaron atrapados en uno de sus cientos de miles de viajes inter dimensionales, en una dimensión en donde los niños siempre eran niños, con una versión de Dany, Kike y Monse, como nosotros, pero en chiquito.

Otras versiones dicen que son espíritus bondadosos que acompañan a los niños mientras crecen, casi cual daimonions, y que, un día, nadie sabe como, ni cuando exactamente, dejas de verlos, de recibir sus muestras de afecto transformadas en juguetes y regalos, aunque no dejas de creer en ellos.

Yo no soy exactamente “El Hijo De Dios” (sí, ya saben, el tal Chucho), y a pesar de eso, le doy las gracias a esos Reyes Magos, porque estuvieron ahí cuando nací y a lo largo de mi infancia, siempre pendientes de mi y de mis hermanos desde sus otras dimensiones, y porque me reservaron un poco de su tiempo cada año para hacerme puramente feliz.

Los Reyes Magos, NO existen. Al menos, no en esta dimensión.

Algún día, espero, tendré la oportunidad de que mis hij@s puedan decirme que han regresado, aunque yo no los pueda ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s