>odio los días como hoy


>

De un tiempo para acá –tal vez desde su depresión, hace como 10 años- mi madre ha decidido vivir una vida sin dificultades, lo que seguro no sabe, es que esto está llegando a un punto crítico que ni en mis peores pesadillas quisiera se hiciera realidad…

No hablo mucho de mi familia, eso es un hecho, porque creo que si bien es cierto no hay familias “normales” la mía dista mucho de estar en el promedio “local” o “cotidiano”, quizá no hablo de ella porque sólo soy un simple miedoso al que le aterra comparar sus propias circunstancias, con las de los demás. No sé.

EL punto es que cada día son más frecuentes los malentendidos, discusiones y malos ratos –algunos muy malos- que se dan dentro de esta familia –o lo que sea que eso signifique-. A veces envidio a mi hermano, porque el ya tiene nuevos problemas desde que se casó y hasta cierto punto se ha olvidado de nosotros.

Desde que el se fue, las cosas aquí cambiaron mucho –para bien y para mal, obviamente- De ser el “segundo” en todo, ahora pasé a ser el primero, bueno cuando se trata de obtener beneficios, malísimo cuando se trata de las responsabilidades y esas cosas “morales” que a uno le pegan, pero peor aún cuando te das cuenta de que algunas expectativas que tus padres han puesto sobre ti, en realidad son falsas, improbables de alcanzar, o imposibles de realizar. ¿no?

A veces en mis peores momentos de reflexión –y digo peores porque son “los más objetivos”- pienso que eso de ser hijo de familia es un mal –porque lo es no?- uno se va llenando de esas expectativas asfixiantes de los padres, pero al mismo tiempo ellos van creando otras nuevas, es así como se vuelve necesario IRSE. Lo que me da más miedo es pensar en si quizá ya sea algo tarde para mi, todo mundo dice que te acostumbras a vivir una vida “fácil” si te quedas con tus padres por más de X años no?, pero que hay de tus padres? ellos no se acostumbran a la idea de que siempre estarás ahí? eso es lo que en esta noche me tiene escribiendo este post.

No tengo palabras para describir todo el cariño que les tengo a mis padres y a mis hermanos, y es quizá en esta aseveración, donde radica el problema y es que… NO HAY PALABRAS, la comunicación es un cuanto tanto extraña, todos sabemos cuando uno anda mal, anda feliz y así, pero a veces cometemos el error de suponer, y por supuesto otro de los errores más comunes: NO saber decir NO.

#yoconfieso y acepto que estoy en una posición muy cómoda, en la que puedo elegir quedarme y pagar el precio, pero el único precio que no sé si estoy dispuesto a pagar, es mi libertad, y aún menos el de la libertad de mi madre –específicamente hablando-.

Es relativamente cómodo vivir como “hijo de familia” –más cuando tu hermano el mayor, ya se casó y se fue a formar su propia familia- pero cuando llega la hora de “pagar” por los dividendos, es cuando la situación se complica porque uno tiene que “hacer fuerte” –y hacerse el fuerte- cuando la situación lo amerite.

Creo que mi madre ha aprendido a recibir mi ayuda en muchos aspectos de la vida, ¿y por qué lo hago? pues si, porque es mi madre!!, pero también lo hago para “compensar” o “saldar” mi deuda –existente o no- sobre esa situación de “ser hijo de familia” –que aquí entre nos, siempre me ha pesado-. Si no es en lo relacionado a la computación, el llevarla a todos lados, apoyarla con consejos financieros y sentimentales, entre muchas otras cosas más que he tenido que “desvalorizar” para que ella no tenga problemas y viva tranquila. Y aquí es cuando la sabiduría popular entra en escena, bien metido en el cerebro traigo ese “proverbio” que dice que a una persona no le debes de dar “el pescado” sino que le debes enseñar a pescar; pues bien, aunque eso yo lo tengo muy claro, a veces pienso que no tengo la autoridad moral para “difundirlo” y que mi madre aprenda a resolver sus propios problemas por si sola, –mi papá también padece del mismo mal, pero él todavía creo que trata de ser autosuficiente-.

Me siento extraño escribiendo esto, porque se supone que eso es lo que los papás deben pensar no? es es el dilema en el que tendrían que estar ellos, no yo… pero así es esto de la vida, y raras veces funciona conforme al plan.

Todo el choro anterior es para decir una sola cosa, y es que…

NO SÉ QUE HACER! –aquí insertamos el mantra ese que acompaña este blog, “todo es relativo”-

La verdad es que quiero un chingo a mi familia –nuclear- y por eso mismo quiero que puedan seguir adelante si es que yo no estoy por X o Y razón, y yo también quiero aprender a VIVIR porque aunque tiene sus beneficios, el amor y el cariño a veces también duelen e impiden vivir.

Quiero que mi madre entienda que los “problemas” que le causo, no son para hacerla sufrir, al contrario, es para que en un futuro ella no sufra, que si falto, no guarde rencor por ello, que aprenda a vivir su propia vida, porque antes de ser mi madre, la esposa de mi padre, y la hija de mis abuelos, ES UNA PERSONA que –fríamente- sólo se tiene a si misma, que yo no puedo andarla cuidando en todas partes, todo el tiempo, de la misma manera que ella tampoco puede hacerlo conmigo.

Me siento tan mal –como siempre que me toca analizar este tipo de situaciones- porque peor que saberte en una situación así, es tal vez, tener los escenarios sobre lo que es probable que pase, y eso no ayuda mucho, de verdad.

Quisiera irme, pero esto está resultando muy difícil y lamentablemente si no lo hago a corto/mediano plazo, corro el riesgo de amargarme aún más…

Estoy desesperado.

En fin…

Bytes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s