>de juicios y promedios…


>

Hoy le estuve dando vueltas a algo que dijo mi maestro de finanzas internacionales –uno de los dos que valen la pena este semestre- durante la clase pasada, mientras veíamos a fondo qué es Riesgo y Rendimiento… –bueno al menos el fondo que permite una clase de dos horas-

Las finanzas nunca son demasiado claras como para que la mayoría de las personas se sientan atraídas por ellas, aunque si son; en este mundo capitalista y neoliberal en que vivimos, una forma por demás magnífica de entender lo que pasa, dentro y fuera, con los chinos, los “americanos”, los japoneses y por supuesto, con nosotros los mexicanos. Aún así, tener Maestros –no sólo de grado, sino de vocación- como el que me da clase a mi, es todo un privilegio porque elimina las barreras que uno pueda tener para disponer, sólo eso, no se avienta tesis sobre lo que es o debería ser, lo único que hace es meterte la duda de lo que podría ser… ¿acaso hace falta más?

Regresando a lo que quería decir, en esa clase dijo algo de lo que siempre me voy a acordar, haciendo la analogía con los instrumentos financieros dijo que la única forma que tiene alguien para saber cuál es tu rendimiento como alumno –sin que te conozcan previamente- es viendo cuál es tu promedio. “porque tú eres tu promedio” sin duda algo no tan trivial –aunque no me guste-,  no conforme con eso también se refirió al riesgo como “la constancia” que has tenido a lo largo de cierto tiempo y aunque el riesgo nunca se elimina, si se puede reducir y calcular, es decir que si llevas tus calificaciones incrementándose de 1 en 1 como por ejemplo 5,6,7,8,9  –acá sin hacer tantos cálculos- podríamos decir que tu riesgo es de + – 1 por lo que no nos extrañaremos si sacas 10, o si sacas 8 o en todo caso te mantienes en 9, pero si por el contrario, llevas calificaciones de 10,6,8,4,9 entonces aquí es donde si nos vamos a morir de la sorpresa por la calificación que saques, así sea un 10 o un 0, por la única razón de que los datos están más dispersos y no hay una seguridad de como demonios te vas a comportar para el próximo periodo ¬¬.

Después de estas ñoñerías, vino el golpe. Madres!!! –pensé yo-. Soy una persona con un riesgo súper cabrón! porque sencillamente o puedo hacer cosas muy chingonas o de plano puedo no hacer nada y dejar que me lleve la chingada. –a las pruebas me remito- me sentí mal, porque eso implica que, como a los valores de empresas de alto riesgo, también tenemos aversión a las personas riesgosas, a las no confiables y al mismo tiempo, son esas personas –como con los instrumentos financieros- los que nos brindan grandes rendimientos –a.k.a. felicidad-.

Que mal no? al menos a mi si me pasa, tiendo a sentirme genial con personas riesgosas, pero que a su vez, pueden dar resultados simplemente impresionantes, que superan cualquier expectativa “del mercado”. Yo soy así también.

Es difícil darse cuenta de que uno tiene más complicado el camino que “el promedio” por no poder “ser más normal” –lo que eso quiera decir- todo esto me pone un poco triste, porque en un “mercado” donde el riesgo es lo antinatural –cosa más equivocada- me siento incómodo, con los reflectores sobre mi –aunque no sea así del todo-

Hace rato me enteré de que una compañera de trabajo de mis padres, estaba en el hospital, ella fue de las maestras que entraron a trabajar casi al mismo tiempo que mis padres en la escuelita de mi ranchi-pueblo, y aunque al principio mi madre era una de sus mejores amigas, el tiempo, la política, los malos entendidos, LA VIDA las fue llevando a rumbos opuestos, pero lo que yo percibo, es que ellas nunca dejaron de estimarse, pese a que la maestra que está en el hospital muchas veces le ha puesto el pie a mi madre, creo que en el fondo su distanciamiento obedece a una necesidad, la típica “tu eras mi amig@ y me abandonaste, te olvidaste de mi” aunque eso no sea del todo cierto, uno nunca sabe como la vida te aleja de quienes prometiste nunca hacerlo.

Mi padre pegó el grito en el cielo cuando le hablé para decirle que “se apurara” para que me prestara el carro y pudiera llevar a mi mamá a ver a su vieja amiga, a él creo que no se le olvidan todas las que la mentada amiga les ha hecho… su coraje yo creo que no es de ahora, ni de hace unos años, yo digo que viene desde que ellas eran amigas, mi madre recibía algunos consejos de como no dejarse de mi otrora alocado padre… y ese es otro comportamiento típico, la amiga “metiche” que “mal aconseja” a la esposa/novia aunque no esté del todo equivocada.

#yoconfieso que estoy sorprendido, no pensé que mi papá se pusiera tan molesto, pero como siempre, los hijos no pueden dimensionar los traumas de los padres, así como los padres no pueden dimensionar los traumas de los hijos. Y a todo esto, me siento mal, porque la hija de esa maestra, es mi amiga, no lo era, de hecho la odiaba –ya ven lo que hacen los rencores de los padres en los hijos cuando estos no pueden darse cuenta de las dos partes de la historia y juzgar por si mismos-. Por Dios, por qué es que los padres no pueden aceptar que se comportan como niños, que nunca lo han dejado de ser, ¿a caso por eso van a dejar de ser padres? no lo creo.

Empatía, respeto, tolerancia, pff, tantas palabras que son necesarias en el vocabulario cotidiano, y tan poco valor que les damos, exceptuando cuando salen en la tele –ahí por lo menos valen algunos cientos de miles de pesos por segundo- y al final, todos seguimos siendo los mismos, seguimos repitiendo los mismos errores de los que nos quejamos, ¿no hay esperanza? ¿cómo corregir lo que no sé como aprendí? no quiero odiar, no quiero lastimar, quiero poder platicar con las personas que quiero sin que ellas se molesten porque les hablo de la misma manera.

QUIERO PAZ!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s