>Ganas de partir


>

Es una tarde gris, el sonido del caos ordenado es tan relajante, luces estroboscópicas que iluminan el cielo. El viento murmura al oído las cosas que viajan al olvido. La sensación de frío en la piel no es triste, es esperanzadora, ¿cómo se calienta el alma?

No hay silencio, nunca lo hay, siempre hay algo que escuchar.

El tiempo es inexorable, soy la figura de acción sin instructivo, en un escenario sobrecargado de luces y sombras.

La eficiencia del sistema no es puesta en duda, nada se desperdicia y en este viaje no encuentro mi equipaje, ¿debería tenerlo?.

Ya llegará la próxima hora acompañada de algún intento abrasivo de borrar mis huellas…

bytes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s