>


>

Arrggg!!! acabo de discutir con mi hermano ¬¬, la verdad es que odio cuando eso pasa, pero hay pocas veces en las que me colma la paciencia como hoy.

Mi madre me habló a medio día desde oaxtepec para avisarme que mi papá ya venía en camino y que ella se iba a quedar por lo menos hasta el miércoles por algunos trámites sobre la casa de allá que surgieron de imprevisto. El chiste es que cuando me llamó, sonaba algo triste, por más que trató de disimularlo, sólo tomó un par de minutos para que me diera cuenta de que efectivamente, estaba triste –es lo malo de conocer tanto a tu madre no?- así que traté de sacarle la sopa de la razón de su tristeza, no tuve mucho éxito, sólo atinó a decirme que estaba así porque ella y mi padre habían tenido una “plática” –sopas, pues ya con eso uno se da una idea- no me soltó nada más.

Me quedé algo preocupado porque no quería que se la pasara todo el día sola y además triste, así que le mandé un mensaje a mi hermano para que cuando tuviera algo de tiempo, le marcara para levantarle un poco el ánimo –y miren que lo necesitaba- algo muy natural considerando que él casi no la llama ¬¬.

Cuando mi hermano llegó a la casa –después de estar horas!, con su novia- le pregunté si la había llamado, a lo que me contestó “no!, porque no tenía crédito” pues de entrada me molestó eso, porque para con su novia hace lo imposible por comunicarse incluso si no tiene celular ¬¬. Al poco rato creo que le remordió un poco la conciencia y le marcó a mi madre, para nadie es un secreto que a ella no se le da mucho eso de la tecnología, y menos el celular, por lo que a veces le cuesta trabajo usarlo. Tras 4 intentos por contestar, mi hermano terminó por enojarse mucho –mi teoría es que, la mayoría de las veces en las que lo veo enojado, es porque viene de casa de su novia- perfecto!! lo único que faltaba, mi hermano maldiciendo a diestra y siniestra, creo que eso fue la gota que derramó el vaso.

Por primera vez en no sé cuanto tiempo, le grité a mi hermano, le dije que yo había notado tan triste a mi madre que por eso le mandé un mensaje a él para que le levantara el ánimo, pero que si le iba hablar así como estaba –todo encabronado- que mejor así lo dejara, porque la iba a perjudicar más que ayudar. Dicho eso, recibí como respuesta una cantidad extraordinaria de insultos –por lo que me di cuenta, si le llegaron mis palabras- en fin…

Ya no sé, no sé si estoy bien o mal, o si yo también soy un problema más que una solución, últimamente la última semana “santa” me la he pasado intranquilo, quizá hasta un poco incómodo, eso se refleja en la serie de sueños tan extraños que he tenido, desde focos diabólicos –sí, focos ¬¬- hasta soñar con Les Luthiers y “La gallina dijo eureka” –otra vez volví a pensar que la música con la que uno duerme es demasiado sugestiva-.

Pero entre la oscuridad, hay pequeños rayos de sol –al menos así los percibo- pero de eso, ya escribiré después, porque éste post es quejumbroso…

bytes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s